RSS

Archivo de la etiqueta: MARDUK

Algo sobre Marduk


Marduk-Tiamat

Marduk era conocido como el gran señor, era el dios de la guerra que acompañaba a los jefes militares del imperio y les entregaba la victoria. Su animal sagrado era el dragón Sirrush que había vencido a la diosa Tiamar. Su templo, el esagila, era un zigurat, una alta torre que sirvió de base para la leyenda bíblica de la torre de Babel.

Marduk era el dios del orden de opresión de los cielos y de la tierra. Y se convertía luego en el dios de la paz que imponía el silencio y la resignación sobre los pueblos derrotados. La guerra y la paz era el teatro de operaciones de esta divinidad enigmática que protegía a los poderosos.

Marduk era la divinidad suprema, gobernaba las vidas y haciendas de los pueblos que habitaban el valle del Eufrates y del Tigris, en el actual Irak. Era el dios de la tierra de los dos ríos, llamada Mesopotamia. Era una deidad solar, similar a la deidad Ra, en Egipto. Vigilaba la suerte de los poderosos y despreciaba la vida de los humildes.

En esta región tuvieron lugar importantes procesos de producción de pensamiento religioso, que luego influyeron sobre otras culturas, incluida la hebrea, y posteriormente la cristiana. Estos procesos estuvieron vinculados con el desarrollo
de distintos proyectos imperiales, en diversas épocas tales como la sumeria, acadia, mesopotámica, asiria y caldea.

Una de las ideas religiosas fundamentales derivadas de Mesopotamia, es la relativa al pecado original, que explica y justifica la situación de opresión en que viven los
pueblos sometidos a los imperios. Sostiene esta tesis que los seres humanos somos prisioneros de una naturaleza que nos empuja permanentemente al pecado.

Una nación que vivió hace 5,500 años

Estamos reflexionando sobre una civilización que junto con la egipcia son las cunas de la humanidad. Estamos escribiendo de una nación que vivió hace 3,500 años antes de Cristo. Era una civilización guerrera que vivía del tributo de los pueblos conquistados y poseía una cultura fatalista, todo estaba determinado por el juego de los astros en el cielo. Nada podía cambiar.

Nada podía hacerse para torcer el rumbo de los planetas. Los planetas estaban al servicio de los reyes en la tierra y de los dioses en el cielo. El brillo de los planetas ocultaba los sufrimientos de los oprimidos. Las estrellas pretendían borrar las huellas de la lucha de clases.

Marduk gobernaba los cielos y la tierra junto con su esposa Ishtar. Ishtar era la gran diosa madre, la diosa de la naturaleza, de la fuerza de la vida, de la fertilidad, de la primavera, de los ríos, del matrimonio y del destino, de la tormenta y también de la guerra, del amor y de la solidaridad. Su animal sagrado era el león. Los sumerios la habían llamado Innana. Ante de las batallas Ishtar se aparecía al ejercito asirio vestida para la guerra, con arco y flechas, para animarlos a conquistar la victoria.

Un personaje interesante del panteón mesopotámico es Nanshe, la diosa de la justicia, que se compadece de los pobres, especialmente de las viudas y los huérfanos. Un himno dedicado a esta diosa expresa que:
la que conoce al huérfano, la que conoce a la viuda,
la que conoce la opresión del hombre por el hombre,
la que es la madre del huérfano, Nanshe se cuida de la viuda,
hace que se administre la justicia al más pobre,
ella es la reina que atrae al refugiado a su regazo,
y la que encuentra un refugio para el débil…

Los sumerios

Estas divinidades religiosas fueron formándose al calor del surgimiento de los imperios de Mesopotamia. En la época de los sumerios, la cultura inicial, la capital era Ur, el sitio desde donde Abraham emprende su odisea hacia la tierra prometida. Una de las primeras ciudades de la historia de la humanidad. Los sumerios junto con los egipcios, inventaron la rueda, la escritura, la agricultura, los tejidos y el uso de los metales. Sus dioses eran Shamash y Enlil. Los sumerios consideraban que el mundo fue creado en siete días.

El número siete se debe a que los astrónomos sumerios habían identificado siete cuerpos celestes, aparte de las estrellas: el Sol, la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno. Estos astros eran divinidades que determinaban la vida de los humanos. El destino de una persona dependía fuertemente del astro dominante el día y la hora de su nacimiento. Cada día se nombraba según el astro que dominaba en su primera hora, y así surgió la división del tiempo en semanas de siete días.

Los sumerios que escribían en tablas de barro, nos heredaron la historia de Gilgamesh, un rey aventurero que va en búsqueda de la planta de la eterna juventud para lograr la inmortalidad. Gilgamesh tiene toda la sabiduría y construye la ciudad de Uruk, asimismo él narra la historia de un diluvio universal que luego sirve de base para el que conocemos en el Genesis.

Los acadios

Posteriormente, el rey semítico de la ciudad de Kish, adoptó el nombre de Sargón, que significa “Rey legítimo”. Y construyó una nueva capital que llamó Acad. Desde allí inició campañas militares contra ciudades de los sumerios, que ampliaron su reinado hasta convertirlo en un imperio, que incluía toda Sumer y el reino de Elam.

Diversos historiadores consideran al imperio acadio como el primer imperio histórico, ya que dominó y ocupó militarmente a otros pueblos. Sargón estableció un imperio cruel y represivo que levantó muchas insurrecciones populares, que fueron sofocadas a sangre y fuego. Instituyó el acadio como la lengua oficial del imperio, con lo que desplazó al sumerio.

La conquista brutal que realizaron los acadios sobre los pueblos sumerios generó una gran confusión entre estos, ya que los acadios hablaban una lengua semita que nadie entendía pero que estaban obligados a aprender. En el imaginario popular surgió la explicación que esta invasión era un castigo de los dioses por su desobediencia.

Y surgió la leyenda que hubo un tiempo en que todos hablaban la misma lengua, o sea el sumerio, pero que un día los dioses los castigaron obligándolos a hablar dos lenguas (el sumerio y el acadio). Y esto lo relacionaban con la construcción de los zigurats, edificaciones para acercarse al cielo que provocaron la cólera de los dioses por este atrevimiento de los humanos. Los dioses castigaron esta osadía con la confusión de las lenguas. Y esto lo colocaron antes del diluvio, como medida de salvación por si acaso los dioses pensaban en realizar otra hecatombe.

Hammurabi y los antiguos babilonios

Escultura de piedra muestra Hammurabi, rey de Babilonia, antes de una deidad. Creó uno de los primeros códigos legales escritos, alrededor del año 1800 aC:

Los acadios fueron reemplazados por los amoritas. Entre los amoritas sobresalió Hammurabi como gobernante sabio que codificó la legislación de su época e inició el imperio babilónico. El reinado de Hammurabi se vincula a la ciudad de Babilonia que pasó a convertirse en al capital del imperio así como Marduk pasó a ser el dios supremo. Estos antiguos babilonios consideraban a su ciudad como el ombligo del mundo. La lengua babilonia sustituyó al acadio como la lingua franca aceptada en el comercio y la diplomacia en esta región.

“Para que el fuerte no dañe al débil, para hacer justicia al huérfano y a la viuda, el rey Hammurabi de Babilonia ha escrito sus preciosas palabras en una estela…”así inicia el famoso Código de este monarca babilónico. Se considera que fue Shamash el que dictó estas 282 leyes a Hammurabi. Babilonia es para esta época tanto una sociedad esclavista como un imperio. Esta ciudad fue adonde fueron llevados cautivos los judíos y muchos otros pueblos del Oriente Medio. En Babilonia, luchaban los awilu, los amos, contra los wardu, los esclavos.

Los asirios y Nínive

En este mismo territorio, los asirios construyeron un imperio que sembró el terror

 

 
3 comentarios

Publicado por en 1 marzo, 2016 en HISTORIA, Mesopotamia, SUMERIA

 

Etiquetas: , , , , ,

Mitos y Leyendas


Se ha dicho que los “mitos” de centauros, sátiros, unicornios, dragones, duendes, etc. fueron los resultados de experimentos genéticos tempranos de (Los Anunnaki).
El nombre Anunnaki, es un referente, Posiblemente fueran los llamados hijos de Anac, Anna-Ki.
Pero los textos Sumerios declaran que estas criaturas/monstruos eran aliados de Tiamat hasta que los dioses mesopotámicos se revelaron contra la tiranía de la reina Tiamat.

¿Eran los dragones originales de hecho,
Los Dioses Antiguos hablados en los textos?
¿Los Anunnaki destruyeron una civilización, la mítica tierra “antes de tiempo” (antes del “tiempo común reportado), y manoseando los códigos genéticos, intentando el genocidio en una escala global, y deliberadamente ocultaron alguna memoria de o referencia a esta civilización?
3efc4-trinidad_asiria2


En la mitología sumeria y otras mitologías se suelen representar a los dioses con alas, pero No, no tenían alas, simplemente eran capas, capas que al desplazarse en carros o es objetos de trasporte se les levantaba como si de alas se tratara.
Después viene también el mito o no tal mito de los carros voladores, realmente creo que si eran reales. Hay muchas posibles pruebas de esos carros voladores en las historias de muchas culturas. En los escritos de todas las culturas se habla de serpientes o dragones, dragones que son simplemente serpientes con alas, y en estas leyendas encontramos a la madre de todas, Tiamat, Tiamat era temida por todos y su poder destructivo era enorme, era la reina de los dioses mesopotámicos y como no de los egipcios. En Egipto seria representada como la diosa Maat, por que llegue a eso, (Tia-Maat). Simplemente por sus alas como el llamado Dios An(u) (Anu-nna) mesopotámico, ambos se representan con alas como si estuvieran montados en ellas… a la reina Tiamat se le conoce como el dragón, la Mamma, madre de todos los dioses. Después fue asimilada como un demonio.
La historia de esta diosa junto con los demás dioses y luchas, crearon nuevas historias, contadas por observadores de las épocas,
Y según esos observadores una gran lucha se genero en el cielo, esa lucha que relata la biblia no es otra que la de Tiamat y sus guerreros, por otro lado An, y sus mal llamados Anunnakis. En este caso se le dio a un guerrero todo el poder del que disponían los llamados Anunna-ki, para combatir a las fuerzas de Tiamat, ese guerrero se llamaba Marduk. Y como comenzó la guerra ¿?
Posiblemente por que Tiamat reclamo los minerales extraídos del planeta llamado entonces Ki, y su jefe minero se negó, y hay comenzó la guerra entre la reina de los Drago y los Igigi.

Si, Igigi hasta An(u) y sus hijos y colaboradores en Ki, posiblemente fuera un trabajador jefe de los Drago, en todo caso no se puede confirmar pero es lo mas posible.
Cuando dieron las armas a Marduk este pidió a cambio de matar a Tiamat ser el soberano del planeta (Rey de Reyes) o dios de dioses. De este modo comenzó el mito de Yahve= Marduk.
f93a1-marduk
También Marduk se extendió en otras culturas con diferentes nombres como Zeus, en todas ellas Dios monta en su carruaje con rayo en mano (rayo o Arma).

Crédito El arca de los dioses.
marduk-en-su-carro-de-fuego
En la foto Marduk montado en su carruaje portando un rayo en su mano.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

La trinidad Suprema:


Trinidad suprema de dioses que forma el cielo inalcanzable y lejano.


Anu, el poderoso dios de la tierra,
Enlil dios de la guerra.
Ea,(Enki) conocimiento y la sabiduría.
Syn- dios de la luna,
Shamash dios del sol,
Adad el dios del trueno,
Ishtar – diosa de las fuerzas productivas de la naturaleza.
Marduk es considerado el hijo del dios Ea; después fue el dios de dioses, señor de la tierra y el cielo. (El).

Los sacerdotes o mensajeros de los dioses eran los emisarios que declaraban el conocimiento de los dioses y secular de su monopolio, proclamando el conocimiento secreto sabedores de todo lo que sucedía en el cielo y en la tierra, y todo lo que se refiere a los grandes dioses.
Las Posiciones sacerdotales o mensajeros de los dioses más altos se concentraban en manos de los gobernantes y Reyes.
Así, el antiguo rey de Uruk, Gilgamesh fue considerado por el nombre de “guardián del conocimiento secreto.”

Con el tiempo, los puntos de vista de los diferentes mensajeros “Sacerdotes” mensajeros dispares, que crecieron fuera del antiguo culto de la naturaleza y culto a los ancestros y decoradas en la era de la aparición de una especie de despotismo ideología esclavo de la deificación del rey y el poder real, transformado en un sistema teológico complejo.
El conocimiento de la teología y de la administración del complejo de culto religioso se convierte en una cuestión de sacerdotes especiales, llegándose a crear un enjambre de religiones, sin saber realmente su finalidad. Hoy los sacerdotes son mensajeros sin dioses que les administren los conocimientos.

 

Etiquetas: , , , , ,

¿Duda teológica sobre Dios, Allah y Yahvé?


Marduk (Dios)

 

Dios en árabe se dice allah tal y como en francés es dieu y en inglés god, Yahve es una de las formas de transliteración al español del tetragramatón hebreo para designar el nombre personal del dios en resumen:
-las biblias cristianas en árabe y los cristianos árabes dicen allah cuando quieren referirse a la palabra dios. Allah no es el nombre personal del dios monoteísta, es una traducción árabe (y otras lenguas influenciadas por esta lengua) de la palabra dios
-Yahvé aparece solamente en la llamada biblia hebrea (antiguo testamento), el Nuevo Testamento no llama al dios con un nombre personal, le denomina de varias formas, entre ellas el señor, el padre (como una de las tres entidades que constituyen al dios).

El mismo EL CREADOR los judíos creen hasta en Moisés, no aceptaron al profeta Jesús, los cristianos creen en Jesús, no aceptan al profeta Muhammad, mientras que los musulmanes aceptar a todos los profetas enviados por Dios…

Abraham

Son todos monoteístas, aunque impregnadas de politeísmo arcaico, y cada una de las religiones  hace decir a su dios, un dios callado, sordo y mudo, hace y dictamina lo que le apetece al profeta de turno correspondiente, por eso el mensaje del  dios creador es diferente, no es un mensaje del dios, sino el de los hombres.

Las religiones consideran que son diferentes, diciendo cada una que el “suyo” es el verdadero y que “su profeta” es el auténtico.

En el caso de Jesús su mensaje fue bondad, perdón, sacrificio… pero luego llega la Inquisición y dice “quememos a los herejes”.

Pero pensamos que cuando decimos Dios, Allah, Adonay, Jehova o Yahve, “nos referimos al mismo” SI son los mismos, todos procenden de la palabra ElOHIM, =EL-oh-IM.

EL corresponde a la más antigua designación de una deidad en el cercano Oriente. Este nombre se usaba para designar una variedad de dioses, no solamente para designar al Dios verdadero. Por eso es muy común encontrar este nombre acompañado de algo más, para así indicar que no se refiere a cualquier dios del mundo pagano, sino al único Dios verdadero.

ELAH es en realidad una palabra Aramea y por tanto aparece en los pasajes del Antiguo Testamento que están en Arameo. Es una palabra afín a la palabra Alá, que es el nombre que los árabes utilizan para referirse a la deidad.

 

ELOAH otro vocablo muy parecido al anterior es ELOAH. Este nombre es la traducción Hebrea del Arameo Elah.

ELOHIM algunos estudiosos de la Biblia han afirmado que Eloah es la forma singular del vocablo ELOHIM. Al igual que los otros vocablos, que contienen la raíz El, este nombre de Dios se usa tanto para referirse al único Dios verdadero como para referirse a los dioses paganos.

 

Después también esta la definición de Yahvé, podríamos decir que =Y. H, V. “EL Ó IL” (Elohim). Y también Jehová, J, H, V, = EL Ó IL. (Elohim)

 

En tiempos de sumeria existía una ciudad llamada Ur, hoy día sus ruinas aun siguen en pie.
En esa ciudad nació el llamado Abraham, conocido como el propulsor de un solo Dios,
El Dios principal de la ciudad era llamado “El” estaba considerado como el dios de dioses.
En cananeo era también nombrado como “IL” y comenzó el incierto, cuando los pueblos comenzaron a intercambiarse informaciones comenzó a crearse la transformación. Abraham salio de la ciudad de Ur predicando a su dios, comenzando a crearse una imagen de 2 frases, EL ó IL, siglos después comenzó a fusionarse esas palabras llegando a crearse Elil, También en otras lenguas fue llamado Eloáh, Eláh, y en árabe se le nombraba como Allah, de todo esto surgió traducciones, traducciones erróneas y muchas a ideas del traductor. Entre ellas El-o il= Elil, convirtiéndose en Enlil,
Otra fue El óh iL, convirtiéndose en Elohim.

Otra fue El-Ah convirtiéndose en Allah.

 

 

 

 
5 comentarios

Publicado por en 27 noviembre, 2015 en HISTORIA, RELIGIONES

 

Etiquetas: , , , , ,

El prisionero de la pirámide 


Pirámide_interiorEl incidente de la Torre de Babel llevó a un inesperado final la era más larga de Paz en la Tierra que el Hombre pueda recordar. La cadena de acontecimientos trágicos que desencadenó aquel incidente tuvo, según creemos, una relación directa con la Gran Pirámide y sus misterios. Para resolverlos, vamos a ofrecer nuestra propia teoría acerca de cómo se planificó y se construyó esta singular estructura, que más tarde sería sellada y violentada desde fuera. 

A los muchos enigmas referentes a la construcción y al propósito de la Gran Pirámide de Gizeh, se añadieron dos más tras su terminación. Todas las teorías relacionadas con ellos, al estar basadas en la suposición de que la pirámide era una tumba real, muestran imperfecciones y deficiencias. Y es que creemos que las respuestas no se encuentran en los relatos de los faraones, sino en los de los dioses.

Las distintas referencias que, sobre la Gran Pirámide, aparecen en los escritos de los cronistas clásicos griegos y romanos atestiguan la familiaridad que se tenía en sus tiempos con la entrada de la piedra giratoria, el pasadizo descendente y el foso subterráneo. No se sabía nada de todo el sistema superior de pasadizos, galerías y cámaras, dado que el pasadizo ascendente quedó taponado con tres grandes bloques de granito y camuflado con una piedra triangular, para que nadie que bajara por el pasadizo descendente llegara a sospechar que existía una entrada a un pasadizo superior.

piramides

 

A lo largo de los muchos siglos que siguieron, se llegó a olvidar incluso la ubicación de la entrada original; y cuando, en el 820 d.C, el califa Al Mamun decidió entrar en la pirámide, sus hombres forzaron una entrada a través de un túnel, sin rumbo fijo a través de las piedras. Sólo después de que oyeran caer una piedra en algún lugar dentro de la pirámide fue cuando orientaron el túnel en dirección al sonido, llegando al pasadizo descendente. La piedra que había caído era la piedra triangular que ocultaba la entrada al pasadizo ascendente, con lo que quedó al descubierto el tapón de granito. Incapaces siquiera de mellar los bloques de granito, los hombres atravesaron la piedra caliza a su alrededor, descubriendo al fin el pasadizo ascendente y las partes internas superiores de la pirámide. Como atestiguan los historiadores árabes, Al Mamun y sus hombres lo encontraron todo vacío.

Tras limpiar de escombros el pasadizo ascendente -trozos de caliza que, de algún modo, se habían deslizado por su suelo hasta el tapón de granito-, consiguieron arrastrarse hasta el extremo superior del pasadizo. Al salir de este túnel cuadrado, pudieron ponerse de pie, pues habían llegado al enlace del pasadizo ascendente con el pasadizo horizontal y la Gran Galería. Después, siguieron el pasadizo horizontal, llegando a la cámara abovedada de su extremo (que exploradores posteriores llamarían «Cámara de la Reina»); estaba vacía, al igual que su enigmática hornacina. Volviendo al cruce de pasadizos, treparon por la Gran Galería; sus surcos, precisamente tallados, ahora agujeros y huecos vacíos, les ayudaron a trepar, tarea harto difícil debido a la resbaladiza capa de Polvo blanco que cubría el suelo y las rampas de la galería. Treparon hasta el gran escalón que se eleva en el extremo superior de la galería y que se nivela con el suelo de la Antecámara; al entrar en ésta, se encontraron con que no estaban los rastrillos que bloqueban la entrada. Se arrastraron hasta la cámara abovedada (llamada más tarde la «Cámara del Rey»); estaba vacía, salvo por un bloque de piedra vaciado (apodado «El Cofre»), pero tampoco aquí había nada.

Cuando volvieron al cruce de los tres pasadizos (el ascendente, el horizontal y la Gran Galería), los hombres de Al Mamun se percataron de que, en el lado occidental, había un agujero en el sitio donde la piedra correspondiente de esa rampa había sido hecha pedazos. Aquel agujero llevaba, través de un corto pasadizo horizontal, a un conducto vertical que los árabes supusieron que era un pozo. Cuando bajaron por este «pozo» (como al final se le llamó), se encontraron con que no era más que la parte superior de una larga y sinuosa serie de conductos conectados (60 metros), que terminaba con un empalme de casi dos metros en el pasadizo descendente, conectando así las cámaras y los pasadizos superiores de la pirámide con los inferiores. Las evidencias indican que la abertura inferior se bloqueó y se ocultó para todo aquél que bajara por el pasadizo descendente, hasta que los hombres de Al Mamun bajaron por el Pozo y abrieron su fondo.

Los descubrimientos de los árabes y las posteriores investigaciones han levantado un montón de dudas. ¿Por qué, cuándo y quiénes taponaron el pasadizo ascendente? ¿Por qué, cuándo y quiénes crearon el sinuoso Pozo a través de la pirámide y de su lecho de roca?

La primera y la más persistente teoría explicaba los dos misterios con una sola respuesta. Manteniendo la idea de que la pirámide se construyó como tumba del faraón Keops, esta teoría sugería que, después de que su cuerpo momificado fuera situado en el «Cofre» de la «Cámara del Rey», los obreros hicieron deslizarse los tres grandes bloques de granito desde la Gran Galería por la pendiente del pasadizo ascendente, con el fin de sellar la tumba. De este modo, los obreros habrían quedado atrapados con vida en la Gran Galería. Pero, sin saberlo los sacerdotes, los obreros habían quitado la última piedra de la rampa y habían excavado el Pozo, abriéndose camino hasta el pasadizo descendente, para salir después por la puerta de la pirámide, salvando así la vida.

Pero esta teoría no soporta el más mínimo análisis crítico. El Pozo está compuesto por siete segmentos diferentes. Comienza con el segmento horizontal superior (A), que lleva de la Gran Galería hasta un segmento vertical (B), que conecta, a través de un segmento sinuoso C con un segmento vertical inferior D. Después, sigue un segmento largo, recto, pero muy inclinado (E), que lleva a un segmento más corto (F), inclinado en un ángulo diferente. Al final del F, un segmento que pretendía ser horizontal pero que, de hecho, está ligeramente inclinado (G), conecta el Pozo con el pasadizo descendente. Dejando aparte los segmentos horizontales de enlace A y G, el Pozo de verdad (segmentos B, C, D, E y F), a pesar de sus cambios de rumbo, cuando se contempla desde un plano norte-sur, se encuentra precisamente en un plano este-oeste paralelo al plano de pasadizos y cámaras de la pirámide; la distancia de separación, de alrededor de 1,80 metros, queda cubierta por el segmento A en la parte superior, y por el G en la inferior.

Mientras que los tres segmentos superiores del Pozo atraviesan unos 18 metros de mampostería de la pirámide, los segmentos inferiores atraviesan alrededor de 45 metros de roca sólida. Los escasos obreros que, según la teoría mencionada, hubieran quedado dentro de la pirámide para deslizar los tapones de granito no hubieran podido atravesar toda esa roca. Por otra parte, si la excavación se hizo desde arriba, ¿dónde están los escombros, que sólo podían llevar hacia arriba a medida que profundizaban? Con un Pozo de 70 centímetros de abertura media en la mayoría de sus segmentos, se habrían amontonado más de 28 metros cúbicos de escombros en los pasadizos y en las cámaras superiores.

A la vista de hechos tan poco probables, se propusieron nuevas teorías, basadas en la suposición de que el Pozo fuera excavado de abajo a arriba, sacando así los escombros de la pirámide a través del pasadizo descendente. Pero, ¿para qué? La respuesta es: un accidente. Cuando el faraón estaba siendo enterrado, un terremoto sacudió la pirámide, soltando prematuramente los tapones de granito. Como consecuencia de ello, los que quedaron atrapados con vida no fueron unos simples obreros, sino miembros de la familia real y sumos sacerdotes. Con los planos de la pirámide aún disponibles, los equipos de rescate hicieron un túnel hacia arriba, alcanzando la Gran Galería y salvando así a los dignatarios.

Esta teoría, así como la ya descartada de los ladrones de tumbas que se pudieran abrir paso así al interior de la pirámide, falla, entre otros aspectos, por una cuestión de precisión. Con la excepción del segmento C, en el que la obra se perforó de un modo tosco e irregular, y la sección G, dos de cuyos lados cuadrados resultan toscos y no demasiado horizontales, el resto de segmentos son rectos y precisos, de fino acabado y de ángulos uniformes en toda su longitud. Un equipo de rescate (o unos ladrones de tumbas), ¿hubieran perdido el tiempo en hacer un trabajo tan perfecto y preciso? ¿Para qué molestarse en alisar los lados, cuando tal alisado hubiera hecho mucho más difícil trepar por el conducto?

A medida que aumentaban las evidencias de que ningún faraón había sido enterrado nunca en la Gran Pirámide, una nueva teoría iba ganando adeptos, la de que el Pozo se había hecho para permitir el examen de unas fisuras que habían aparecido en la roca como consecuencia de un terremoto. Los más elocuentes defensores de esta teoría fueron los hermanos John y Morton Edgar (The Great Pyramid Passages and Chambers), que, motivados por el celo religioso que veía en la pirámide la expresión pétrea de las profecías bíblicas, visitaron, limpiaron, examinaron, midieron y fotografiaron todos los rincones conocidos de la pirámide. En sus conclusiones, demostraron que el corto pasadizo superior horizontal del Pozo (A), así como la más elevada de las secciones verticales (B), formaban parte de la construcción original de la pirámide. También descubrieron que la sección vertical inferior (D) se había construido cuidadosamente con bloques de obra a su paso por una cavidad (apodada La Gruta) en el lecho de roca; esto sólo se pudo construir cuando la roca aún estaba al aire libre, antes de que se cubrirera la Gruta con los bloques de piedra de la pirámide. Es decir, también esta sección debía de ser parte -parte primitiva- de la construcción original de la pirámide.

Los hermanos Edgar teorizaron que, cuando se estaba construyendo la pirámide, ya por encima de su base, un potente terremoto agrietó el lecho rocoso en varios puntos. Con la necesidad de conocer el alcance de los daños para determinar si se podría seguir construyendo la pirámide sobre el agrietado lecho rocoso, los constructores perforaron la roca en lo que ahora son los segmentos E y F con el fin de inspeccionar en niveles profundos. Tras constatar que el daño no era grave, se prosiguió con la construcción de la pirámide; pero, para permitir la realización de inspecciones periódicas, se hizo un corto pasadizo (1,80 metros), el G, entre el pasadizo descendente y la sección F, para poder realizar la inspección entrando desde abajo.

Aunque las teorías de los Edgar (expuestas posteriormente por Adam Rutherford en Pyrarnidology) fueron aceptadas por todos los piramidólogos, así como por algunos egiptólogos, aún están lejos de resolver los enigmas. Si las secciones largas E y F eran pozos de inspección de emergencia, ¿por qué se construyeron de forma tan elaborada, de un modo que precisaba de tanto tiempo para su construcción? ¿Cuál era el propósito de las secciones verticales originales B y D? ¿Cuándo y por qué se atravesó la mampostería de forma tan irregular y sinuosa en la sección C? ¿Y qué hay de los tapones de granito? ¿Para qué se pusieron si no hubo funeral ni enterramiento? Para todas estas preguntas no ha habido una respuesta satisfactoria, ni de los piramidólogos, ni de los egiptólogos.

Sin embargo, en la ardua e infatigable medición y exploración de unos y otros se encuentra la clave de las respuestas, pues creemos que los segmentos esenciales del Pozo los hicieron, efectivamente, los constructores originales, pero no a posteriori ni como respuesta a una emergencia, sino como medida de previsión, para que sirvieran de directrices arquitectónicas en la construcción de la pirámide.

A lo largo de los siglos, se ha escrito mucho acerca de las increíbles proporciones y las notables relaciones geométricas de la Gran Pirámide. Sin embargo, debido a que el resto de las pirámides sólo tienen pasadizos y cámaras inferiores, se ha insistido en considerar todo el sistema superior como algo que se desarrolló en una fase posterior. Como consecuencia de ello, se prestó poca atención a determinados alineamientos entre los sistemas superior e inferior de la pirámide, que sólo tendrían sentido si ambos sistemas se hubieran planificado y ejecutado al mismo tiempo. Así, por ejemplo, el punto de la Gran Galería en el que el suelo se eleva abruptamente para formar el Gran Escalón (U), el eje central de la «Cámara de la Reina» (Q), y un nicho (R) que hay en el corto pasadizo horizontal inferior, están situados en línea, precisamente, con el eje central de la pirámide. Por otra parte, hay un enigmático escalón bajo (S) en el pasadizo horizontal superior que está alineado con el punto que marca el fin (P) del pasadizo descendente. Y aún hay más de estos alinemientos desconcertantes.

¿Serían todos estos alineamientos algo casual, puras coincidencias arquitectónicas, o son el resultado de una cuidadosa planificación y un preciso diseño? Como vamos a demostrar, estos y otros alineamientos no reconocidos hasta ahora emanan de la ingeniosa, y sin embargo sencilla, planificación de la pirámide. Y también demostraremos que los segmentos originales del Pozo no sólo formaron parte integral de la ejecución de la pirámide, sino también de su planificación.

Comenzaremos con el segmento D, porque creemos que fue el primero en construirse. Actualmente, en términos generales, se acepta que la prominencia rocosa sobre la que se erigió la pirámide se niveló de forma escalonada. La parte más baja de la roca, que se puede ver en el exterior, formó la línea base; la parte más alta de la roca está en el nivel de la Gruta; allí se puede ver la primera capa de la obra de la pirámide. El hecho de que el segmento D se encuentre por debajo de esta manmpostería, significa que tuvo que ser construido a través de la Gruta y el lecho rocoso antes de que se construyera nada por encima, es decir, antes que los segmentos A, B y C del Pozo. Y debido a que la única forma de hacer un túnel a través de la roca es desde la parte que da al aire libre, el segmento E, que comienza su descenso precisamente desde el extremo final del D, sólo pudo ser llevado a cabo tras la finalización del segmento D; el F tuvo que seguir al E, y el G llegó al final.

Es decir, hubo que construir el segmento D con gran precisión, a través de la Gruta y de la roca, antes que el resto de segmentos del Pozo. Pero, ¿por qué se ubicó en ese sitio? ¿Por qué es exactamente vertical? ¿Por qué no se continuó hacia arriba y se le dio la longitud que tiene?

¿Por qué, de hecho -algo que ha pasado completamente inadvertido-, el segmento E se encuentra inclinado con respecto al D y con respecto a la línea base en un ángulo exacto de 45º? ¿Y por qué el segmento E, si su única función era la de servir como conducto de conexión, no se prolongó hasta llegar al pasadizo descendente, en vez de girar en ángulo y formar así el segmento F? ¿Y por qué este segmento, el F -otro detalle inadvertido-, está inclinado con respecto al pasadizo ascendente en un ángulo exacto de 90º?

Para responder a estas cuestiones, nos tenemos que preguntar: ¿cómo pudieron diseñar y conseguir estas simetrías, estos alineamientos perfectos y estas notables relaciones geométricas los arquitectos de la pirámide? La solución que proponemos se puede ilustrar mejor con un dibujo; es un plano de distribución del interior de la pirámide que hemos trazado, así nos parece, como lo podrían haber trazado los propios constructores: ¡un sencillo, aunque ingenioso, plano arquitectónico que consigue esos impresionantes alineamientos, simetrías y perfección a partir de unas cuantas líneas y tres círculos!

La construcción de la pirámide comenzó con el nivelado de la prominencia rocosa sobre la cual se iba a elevar. Para darle a la estructura una mayor estabilidad, se cortó la roca al nivel de la base sólo cerca de la circunferencia de la pirámide; en su centro, la cara de la roca era más alta, se elevaba por niveles. Fue entonces, según creemos, cuando se eligió la Gruta -una deformación natural de la roca, o quizás una cavidad artificial- como punto en donde debían tener su inicio los alineamientos de la estructura.

Allí se situó el primero de los conductos, el D, verticalmente, a través de la Gruta -en parte atravesando la roca y en parte construido con bloques de obra. Su altura marca exactamente la distancia desde el nivel de la base, donde termina la roca y comienza la obra en el corazón de la pirámide.

Hace tiempo que se reconoce que el valor de n -el factor que gobierna las relaciones entre un círculo o una esfera, sus elementos lineales y sus proyecciones de superficie- se utilizó para determinar la circunferencia, los lados y la altura de la pirámide. Como se puede ver en nuestro dibujo, no sólo la cubierta de la pirámide, sino todo en su interior, se determinó con la ayuda de tres círculos iguales.

Con instrumentos teodolíticos situados dentro del conducto D se trazó la línea vertical clave, cuya función pronto describiremos. Pero, primero, se trazó con estos instrumentos una línea horizontal roca/obra, sobre la cual se situaron los centros de los tres círculos. El primero de éstos (Punto 1) estaba en D; mientras que los Puntos 2 y 3 se situaron donde su círculo intersecaba la línea, sirviendo como centros de otros dos círculos superpuestos.

Claro está que, para trazarlos, los arquitectos de la pirámide tuvieron que decidir cuál debía ser el radio más adecuado. Los investigadores de la Gran Pirámide siempre se han visto frustrados en sus intentos por aplicar a sus perfectas proporciones cualquiera de las unidades de medida del antiguo Egipto -ni el codo común de 24 dedos, ni el codo real de 28 dedos (525 milímetros). Hace alrededor de tres siglos, Sir Isaac Newton llegó a la conclusión de que tanto en la construcción de la pirámide, como en la del arca de Noé y el templo de Jerusalén, se utilizó un enigmático «Codo Sagrado» de 641 milímetros. Tanto los egiptólogos como los piramidólogos aceptan ahora estas conclusiones, al menos en lo que respecta a la pirámide. Según nuestros propios cálculos, el radio adoptado para los tres círculos supuestos era de 60 de tales codos sagrados; siendo el número 60, no por casualidad, el número base del sistema matemático sexagesimal de los sumerios. Esta medida de 60 codos sagrados es la dominante tanto en longitudes como en alturas de la estructura interior de la pirámide, así como en las dimensiones de su base.

Tras seleccionar el radio, se trazaron los tres círculos; y, entonces, la pirámide comenzó a tomar forma: donde el segundo círculo intersecara el nivel de la base (Punto 4), el lado de la pirámide se tenía que elevar con un ángulo de 52° -un ángulo perfecto, porque es el único que incorpora las proporciones de tc en la pirámide.

Desde la base del conducto D, se perforó el conducto E hacia abajo, con una inclinación exacta de 45° con respecto a ;. La línea teodolítica proyectada desde E hacia arriba, intersecando el círculo 2 en el Punto 5, proporcionó la inclinación de la línea para el lado de la pirámide, marcando también el nivel de media área -sobre el cual tendrían que situarse la Cámara del Rey y la Antecámara (la línea 5-U-K)- y dónde tendría que terminar la Gran Galería. Proyectada hacia abajo, la pendiente E determinaría el punto P, donde tendría que terminar el pasadizo descendente, y la vertical de P determinaría la posición del escalón 5 en el pasadizo horizontal.

Si observamos el tercer círculo, veremos que su centro (Punto 3) marcaba la línea central vertical de la pirámide. En el punto en donde esta línea intersecaba la línea de media área, se situó el gran escalón, marcando el final de la Gran Galería y el comienzo del suelo de la Cámara del Rey. También determinaba la posición de la Cámara de la Reina (Q), que estaba situada exactamente en la línea central. Conectando el Punto 2 con el Punto U, se obtenía la línea del suelo del pasadizo ascendente y de la Gran Galería.

Después se perforó el conducto F, a partir del final del conducto E, de tal modo que su prolongación intersecara la línea de suelo ascendente 2-U en ángulo recto (90°). Desde su intersección con el primer círculo (Punto 6), se trazó una línea a través del Punto 2, hacia arriba, hasta llegar al lado de la pirámide (Punto 7). Así se delineó el pasadizo descendente, el cruce con el pasadizo ascendente (en el Punto 2) y la entrada a la pirámide.

Así, los conductos D, E y F, y los tres círculos, hicieron posible la mayor parte de los detalles esenciales de la Gran Pirámide. Sin embargo, faltaría por determinar el punto en donde debería terminar el pasadizo ascendente y comenzar la Gran Galería, así como dónde habría que situar el nivel del pasadizo horizontal que lleva a la Cámara de la Reina. Y según creemos, es aquí donde entró en juego el conducto B. Hasta ahora, nadie ha señalado el hecho de que su longitud es exactamente igual a la de D, y que marca exactamente la distancia entre el nivel de la entrada y el nivel del pasadizo horizontal. B se situó allí donde la línea ascendente intersecaba el círculo 2 (Punto 8). Su prolongación vertical marca el comienzo del muro elevado de la Gran Galería; la distancia desde el Punto 8 al Punto 9, donde la línea de D interseca la línea horizontal de 8, es el lugar de la grandiosa intersección.

El segmento B, conectado en el Punto 8 con los pasadizos a través del corto segmento A, permitió así a los constructores de la pirámide completar su interior. Una vez hecho esto, los segmentos del Pozo dejaron de tener utilidad arquitectónica o funcional, y la entrada a ellos se cubrió, colocando allí una piedra ajustada con forma de cuña.

Los segmentos D, E y F también desaparecieron de la vista cuando la obra de la pirámide se elevó sobre su base rocosa. Quizás se construyó entonces el segmento G, para permitir la extracción de los teodolitos de los segmentos D-E-F o para hacer comprobaciones de última hora. Finalmente, en el punto donde el pasadizo descendente conectaba con este segmento G, se cubrió la abertura con un bloque de piedra ajustado, con lo que estos segmentos inferiores desaparecieron también de la vista.

La pirámide se terminó, con todos sus segmentos ocultos del Pozo; todos menos uno, que, como hemos visto, no tenía ninguna función o propósito en la planificación y construcción de la pirámide.

La excepción la constituye el irregular e insólito segmento C, extrañamente sinuoso, que toscamente atraviesa la caliza dejando muchos bloques de piedra rotos y con salientes. ¿Cuándo, para qué y cómo se hizo esta enigmática sección?

Creemos que esta sección no existía aún cuando la pirámide fue terminada. Como expondremos, se hizo precipitadamente con posterioridad, cuando se encerró vivo a Marduk en la Gran Pirámide. No hay duda de que se encerró vivo a Marduk en la «Montaña Tumba»; los textos que se han encontrado y traducido así lo atestiguan. Otros textos mesopotámicos arrojan luz sobre la naturaleza de su delito. Y todos juntos nos permiten llegar a una reconstrucción plausible de los acontecimientos.

Desterrado de Babilonia y Mesopotamia, Marduk volvió a Egipto y se estableció en Heliópolis, potenciando su papel como «centro de culto» suyo al reunir sus objetos personales celestes en un santuario especial, al cual los egipcios peregrinaron durante mucho tiempo después.

Pero, al intentar reestablecer su hegemonía en Egipto, Marduk se encontró con que las cosas habían cambiado desde que se fue de allí en su intento de golpe de estado en Mesopotamia. Aunque Toth, según parece, no planteó una lucha por la supremacía, y Nergal y Gibil estaban lejos del centro de poder, un nuevo rival había aparecido mientras tanto: Dumuzi. Hijo menor de Enki, cuyos dominios tenían fronteras con el Alto Egipto, estaba mostrándose como un pretendiente al trono de Egipto.

Y por detrás de sus ambiciones no había otra que su novia Inanna/ Ishtar -otro motivo para las sospechas y la antipatía de Marduk.

El relato de Dumuzi e Inanna -él, hijo de Enki; ella, nieta de Enlil-es algo así como un antiguo relato de Romeo y Julieta. Al igual que en el drama de Shakespeare, también aquí hay un final trágico de muerte y venganza.

La primera presencia de Inanna/Ishtar en Egipto se menciona en el texto de Edfú que habla de la Primera Guerra de la Pirámide. Llamada aquí Ashtoreth (su nombre cananeo), se dice que apareció en el campo de batalla entre las fuerzas de Horus. El motivo de su inexplicable presencia en Egipto pudo ser el de la visita a su novio Dumuzi, a través de cuya región estaban pasando las fuerzas de combate. Por un texto sumerio sabemos que Inanna había ido a visitar a Dumuzi («El Pastor») a su lejana región rural. Aquí se nos cuenta que Dumuzi estaba esperando su llegada y deja constancia de sus tranquilizadoras palabras ante una novia desconcertada por un futuro en una tierra extranjera:

El joven estaba esperando;

Dumuzi abrió la puerta.

Ella llegó a él como un rayo de luna…

Él la miró, se regocijó en ella,

la tomó en sus brazos y la besó.

El Pastor puso su brazo alrededor de la doncella;

«No te he llevado a la esclavitud», [dijo];

«Tu mesa será una espléndida mesa,

la espléndida mesa en donde yo mismo como…».

En aquel momento, Inanna/Ishtar tenía la bendición de sus padres, Nannar/Sin y Ningal, así como la de su hermano Utu/Shamash, en esta historia de amor a lo Romeo y Julieta entre una nieta de Enlil y un hijo de Enki. Algunos hermanos de Dumuzi, y probablemente el mismo ki también dieron su consentimiento. Le hicieron a Inanna un regalo de lapislázuli, la azulada piedra preciosa que ella tanto se estimaba. Como sorpresa, le escondieron gran cantidad de cuentas y de cuadritos de esta piedra debajo de un montón de su fruta favorita: los dátiles. En su dormitorio encontró «un lecho de oro, adornado con lapislázuli, que Gibil había refinado para ella en la morada de Nergal».

Y entonces comenzaron los combates, y lucharon hermano contra hermano. En la medida en que la pelea era sólo entre los descendientes de Enki, nadie vio ningún problema particular en que estuviera por ahí una nieta de Enlil. Pero, tras la victoria de Horus, cuando Set ocupó tierras que no eran suyas, las cosas cambiaron por completo: la Segunda Guerra de la Pirámide arrojó a los hijos y nietos de Enlil contra los descendientes de Enki. «Julieta» tuvo que separarse de su «Romeo».

Cuando, después de la guerra, los amantes se volvieron a reunir y consumaron su matrimonio, pasaron muchos días y noches de dicha y éxtasis -motivo de numerosas canciones de amor sumerias. Pero incluso cuando estaban haciendo el amor, Inanna le susurraba a Dumuzi palabras provocadoras:

¡Tan dulces como tu boca son tus partes,

merecedoras de una condición principesca!

¡Somete al país rebelde, deja que la nación se multiplique;

yo dirigiré al país con justicia!

En otra ocasión, le confesó su visión a su amado:

Tuve la visión de una gran nación en la que se elegía a Dumuzi como Dios de su país…

Pues yo he hecho que se exalte el nombre de Dumuzi, le di prestigio.

Aún con todo, no fue una pareja feliz, pues no tuvieron un heredero -requisito esencial, según parece, para llevar adelante sus ambiciones divinas. Y así sucedió que, en un intento por conseguir un heredero varón, Dumuzi recurrió a la táctica que adoptara tiempo atrás su propio padre: intentó seducir y tener relaciones sexuales con su propia hermana. Pero, mientras en el pasado, Ninharsag accedió a las pretensiones de Enki, la hermana de Dumuzi, Geshtinanna, se negó. Desesperado, Dumuzi transgredió un tabú sexual: violó a su propia hermana.

El trágico relato está anotado en una tablilla catalogada por los expertos como CT.15.28-29. El texto cuenta que Dumuzi se despidió de Inanna diciéndole que se iba a la llanura desértica donde estaban sus rebaños. Había quedado allí con su hermana: «su versada en canciones hermana estaba allí sentada». Ella creía que la había invitado a un picnic. Mientras estaban «comiendo alimentos puros, aderezados con miel y mantequilla, mientras estaban bebiendo la fragante cerveza divina», y «estaban pasando el rato de buen humor… Dumuzi tomó la solemne decisión de hacerlo». Para preparar a su hermana para lo que tenía en mente, Dumuzi tomó un cordero y lo hizo copular con su madre; después, hizo que un cabrito copulara con su hermana. Mientras los animales estaban perpetrando el incesto, Dumuzi comenzó a tocar a su hermana por imitación, «pero su hermana aún no lo había comprendido». A medida que las acciones de Dumuzi se fueron haciendo más y más obvias, Geshtinanna «gritó y gritó protestando»; pero «él la montó… su simiente fluyó en su vulva….» «¡Detente!», le gritó, «¡Esto es una deshonra!» Pero él no se detuvo.

Tras perpetrar su acción, «el Pastor, sin temor y sin vergüenza, le habló a su hermana». Desgraciadamente, lo que pudo decir se perdió, debido a las fracturas de la tablilla. Pero sospechamos que, «sin temor y sin vergüenza», tal como dice el texto, pasó a explicar a Geshtinanna los motivos de su comportamiento. Que había sido premeditado, queda claro en el texto; también se dice que Inanna estaba al tanto del plan: Dumuzi, antes de partir, «le habló a ella del plan», e Inanna «a su esposo respondió acerca del plan, a él le dio su consejo».

La violación, según el código moral de los anunnaki, era una grave transgresión sexual. En tiempos primitivos, cuando los primeros equipos de astronautas llegaron a la Tierra, un consejo de guerra sentenció a su comandante supremo Enlil al exilio por haber violado a una joven enfermera (con la que después se casó). Dumuzi debía de ser consciente de todo esto, por lo que o bien esperaba que su hermana se entregara libremente a la relación, o bien los motivos de su acción eran tan imperiosos que se impusieron sobre la prohibición. El consentimiento previo de Inanna nos trae a la mente el relato oiolico de Abraham y de su estéril esposa Sara, que le ofreció a su Joven sierva para que pudiera tener un heredero varón.

Consciente de haber perpetrado un acto horrible, Dumuzi fue detenido poco después con la premonición de que tendría que pagar su acción con la vida, tal como dice en el texto sumerio SHA.GA.NE.IR IM.SHI -«Su Corazón Estaba Lleno De Lágrimas». Compuesto en la forma de un sueño autogratificante, el texto relata que Dumuzi se durmió y soñó que el «Pájaro Principesco» y un halcón le iban arrebatando de uno en uno todos sus atributos de estatus y propiedad. La pesadilla terminaba cuando Dumuzi se veía a sí mismo muerto en medio de sus rediles.

Al despertarse, le pidió a su hermana Geshtinanna que le explicara el significado del sueño. «Hermano mío», dijo ella, «tu sueño no es favorable, me resulta muy claro». En él se predecía que «bandidos emboscados se levantan contra ti… las manos tendrás sujetas con esposas, los brazos sujetos con grilletes». Tan pronto Geshtinanna terminó de hablar, aparecieron los malvados por detrás de la colina y capturaron a Dumuzi.

Sujeto con esposas y grilletes, Dumuzi gritó invocando a Utu/ Shamash: «¡Oh, Utu, tú eres mi cuñado, yo soy el marido de tu hermana… Convierte mis manos en manos de gacela, convierte mis pies en pies de gacela, para que escape de los malvados!». Tras escuchar su llamada, Utu propició la huida de Dumuzi. Y, después de algunas aventuras, éste buscó un escondite en la casa de la Vieja Belili -un personaje dudoso que juega un doble papel. Dumuzi fue capturado de nuevo y volvió a escapar, y al final se ocultó una vez más en los rediles. Soplaba un fuerte viento, las copas se habían volcado; los malvados lo estaban cercando -todo lo que había visto en su sueño. Y, al final:

Con las copas tiradas a su lado;

Dumuzi estaba muerto.

El redil arrojado por el viento.

En este texto, el escenario de los acontecimientos es una llanura desértica cercana a un río. El marco geográfico se amplía en otra versión de los hechos, un texto titulado «El Más Amargo de los Lamentos». Compuesto como un lamento de Inanna, nos cuenta que siete enviados de Kur entraron en el redil y sacaron a Dumuzi de su sueño. A diferencia de la versión anterior, que se refería simplemente a la captura de Dumuzi a manos de «malvados», en este texto se deja claro que éstos venían por orden de una autoridad superior: «Mi señor nos ha enviado a por ti», le dice el jefe de los enviados al dios recién despierto. Y procedieron a despojar a Dumuzi de sus atributos divinos:

¡Quítate el tocado divino de la cabeza,

que tu cabeza quede desnuda;

quítate la toga real del cuerpo, quédate desnudo;

deja a un lado el báculo divino que tienes en la mano,

que queden tus manos vacías;

quítate las sagradas sandalias de los pies, quédate descalzo!

Dumuzi se las ingenia para escapar y llega al río «al gran dique, en el desierto de E.MUSH («Hogar de las serpientes»). Sólo había un lugar en Egipto donde un desierto y un río se encontraran en un gran dique: la primera catarata del Nilo, el lugar donde se encuentra la gran presa de Asuán en nuestros días.

Pero las arremolinadas aguas no permitieron que Dumuzi llegara a la otra orilla, donde tanto su madre como Inanna le esperaban para ofrecerle su protección. Más bien, «las furiosas aguas llevaron al joven hacia Kur; a Kur llevaron las furiosas aguas al desposado de Inanna».

En éste y en otros textos paralelos se nos revela que aquéllos que capturaron a Dumuzi, lo estaban arrestando, de hecho, según las órdenes dadas por un dios superior, el Señor de Kur, que «había dictado sentencia sobre él». Pues no pudo haber sido una sentencia dictada por el pleno de la Asamblea de dioses: los dioses enlilitas, como Utu/Shamash e Inanna, estaban ayudando a escapar a Dumuzi. La sentencia, por tanto, era unilateral, dictada por el señor de los que habían ido a detenerle, que no era otro que Marduk, el hermano mayor Dumuzi y de Geshtinanna.

Su identidad queda clara en el texto que los expertos llaman «Los Mitos de Inanna y Bilulu». En él, la sombría Vieja Belili resulta ser un hombre, el Señor Bilulu (EN.BILULU) disfrazado, que es el que dirige la acción punitiva contra Dumuzi. Los textos acadios que tratan de los epítetos divinos explican que En-Bilulu era il Marduk sha hattati, «el dios Marduk que había pecado», y «El Que Apesadumbró a Inanna».

Al censurar desde un principio el emparejamiento amoroso de Dumuzi e Inanna, no hay duda de que Marduk se opondría aún más a esta unión tras las Guerras de la Pirámide. La violación de Geshtinanna, de motivaciones políticas, se convirtió en el pretexto que Marduk precisaba para bloquear las pretensiones de Inanna sobre Egipto, capturando y castigando a Dumuzi. Pero, ¿acaso Marduk pretendía dar muerte a Dumuzi? Probablemente, no; el exilio solitario era el castigo acostumbrado. La muerte de Dumuzi, de un modo que no ha quedado aclarado, fue probablemente accidental.

Pero el hecho de que fuera accidental o no era algo irrelevante para Inanna. Por lo que a ella concernía, Marduk había provocado la muerte de su amado y, tal como podemos ver en los textos, buscó venganza:

¿Qué hay en el sagrado corazón de Inanna?

¡Matar!

Matar al Señor Bilulu.

Trabajando con fragmentos encontrados en las colecciones de tablillas mesopotámicas dispersas por varios museos, los expertos han recompuesto parte del texto que Samuel N. Kramer (Sumerian Mythology) tituló «Inanna y Ebih». Según él, pertenecía al ciclo de «mitos en donde se da muerte al dragón», pues trata de la lucha de Inanna contra el dios malvado que se oculta en el interior de «La Montaña».

Los fragmentos disponibles nos cuentan que Inanna se pertrechó con buen número de armas para atacar al dios en su escondrijo. Aunque el resto de dioses intentaron disuadirla, ella se dirigió, segura de sí misma, a La Montaña a la que llamaba E.BIH («Morada de la Llamada Apenada»). Altivamente, Inanna proclamó:

Montaña, eres muy alta,

te elevas por encima de todas las demás…

Tocas el cielo con tu punta…

Y, sin embargo, te voy a destruir,

al suelo te haré caer…

Llevaré el dolor al interior de tu corazón.

No sólo en los textos se evidencia que La Montaña era la Gran Pirámide, y que la confrontación tuvo lugar en Gizeh, Egipto, sino también en las representaciones de un sello cilindrico sumerio. A Inanna -representada con su habitual pose seductora y medio desnuda- se le ve enfrentándose a un dios que se apoya en tres pirámides. A las pirámides se las representa exactamente como aparecen a la vista en Gizeh; el símbolo egipcio del ankh, el sacerdote con un tocado egipcio y las serpientes entrelazadas nos indican un lugar: Egipto.

Inanna siguió adelante en su desafío a Marduk, ahora oculto en el interior de la poderosa estructura, y su furia crecía mientras él ignoraba sus amenazas. «Por segunda vez, enfurecida en su orgullo, Inanna se acercó [a la pirámide] de nuevo y proclamó: ‘¡Mi abuelo Enlil me ha permitido entrar en La Montaña!’». Haciendo gala de sus armas, Inanna anunció altivamente: «¡En el corazón de La Montaña penetraré… Dentro de La Montaña estableceré mi victoria!». Y, al no obtener respuesta, comenzó su ataque:

Ella no dejaba de golpear los lados de E-Bih

y todas sus esquinas,

incluso sus muchas piedras elevadas.

Pero dentro… la Gran Serpiente

que había entrado su veneno no cesaba de escupir.

El mismo Anu intervino entonces, advirtiéndole a ella de que el dios oculto en el interior disponía de terroríficas armas; «sus estallidos son terribles; te impedirán entrar». Por lo que Anu le aconsejó que buscara justicia sometiendo a juicio al dios escondido.

Los textos identifican abundantemente a este dios. Como en los textos de Ninurta, recibe el nombre de A.ZAG y se le apoda La Gran Serpiente -nombre y epíteto despectivo enlilitas de Marduk. Su escondrijo también queda claramente identificado como «el E.KUR, cuyas impresionantes paredes llegan al cielo» -la Gran Pirámide.

Los archivos del juicio y la sentencia de Marduk se pueden encontrar en un texto fragmentado que publicara la Sección Babilónica del Museo de la Universidad de Pennsylvania. Las líneas que se conservan comienzan en el punto en que los dioses han rodeado la pirámide, y un dios elegido como portavoz se dirige a Marduk «en su encierro»; «al que era malvado imploró». Marduk se conmovió con el mensaje: «A pesar de la ira de su corazón, limpias lágrimas cayeron de sus ojos»; y aceptó salir y afrontar el juicio. El juicio se realizó a la vista de las pirámides, en un templo junto a la orilla del Nilo:

Al lugar de reverencia, junto al río,

con el que fue acusado se presentaron.

En verdad hicieron que los enemigos se apartaran.

Se hizo justicia.

 

f93a1-marduk

 

Marduk:

 

 

Pero, para sentenciar a Marduk, el misterio de la muerte de Dumuzi planteaba un problema. No había duda de que Marduk era el responsable de su muerte, pero ¿había sido premeditada o accidental? Marduk merecía una sentencia de muerte, pero ¿y si su crimen no había sido deliberado?

Allí, de pie, a la vista de las pirámides, con Marduk fuera de su escondrijo, se le ocurrió una solución a Inanna, y procedió a dirigirse a los dioses:

En este día, la misma Dama,

la que dice verdad,

la acusadora de Azag, la gran princesa,

un temible juicio pronunció.

Había una forma de sentenciar a Marduk a muerte sin tener que ejecutarlo, dijo: ¡que se le entierre vivo dentro de la Gran Pirámide! Que se le encierre allí como en una gigantesca tumba:

En una gigantesca tumba que está sellada,

sin nadie que le ofrezca alimento;

solo para sufrir, la fuente de agua potable cortada.

Los dioses jueces aceptaron sus sugerencias: «La señora eres tú… Tú decretas el destino: ¡que así sea!». Suponiendo que Anu estaría de acuerdo con el veredicto, «los dioses dieron la orden ante el Cielo y la Tierra». El Ekur, la Gran Pirámide, se convirtió en una prisión; y uno de los epítetos de su señora fue, a partir de entonces, «Señora de la Prisión».

Fue entonces cuando, según creemos, se finalizó el sellado de la Gran Pirámide. Dejando a Marduk solo en la Cámara del Rey, los dioses guardianes soltaron tras ellos los tapones de granito del pasadizo ascendente, bloqueando herméticamente todo acceso a las cámaras y los pasadizos superiores.

A través de los conductos que van de la Cámara del Rey a las caras norte y sur de la pirámide, Marduk tenía aire para respirar; pero no disponía ni de alimentos ni de agua. Se le había enterrado vivo, condenado a una agónica muerte.

El recuerdo del entierro de Marduk vivo en el interior de la Gran Pirámide se preservó en unas tablillas de arcilla que se encontraron en las ruinas de Assur y de Nínive, las antiguas capitales asirías. El texto de Assur sugiere que este acontecimiento sirvió como argumento para un misterio de Año Nuevo en Babilonia, que se representaba el sufrimiento y posterior indulto del dios. Pero no se han llegado a encontrar ni la versión original babilonia, ni el texto histórico sumerio sobre el que se basó el argumento.

Heinrich Zimmern, que transcribió y tradujo el texto de Assur, cuyas tablillas de arcilla se encuentran en el Museo de Berlín, levantó un gran revuelo en círculos teológicos cuando anunció su interpretación, durante una conferencia pronunciada en septiembre de 1921. El motivo del revuelo estribaba en que lo interpretó como un Mysterium precristiano acerca de la muerte y resurrección de un dios, es decir, lo interpretó como un primitivo relato de Cristo. Después, en 1923, Stephen Langdon incluiría una traducción al inglés en su volumen sobre Textos de Misterios de Año Nuevo Mesopotámicos, dándole como título The Death and Resurrection of Bel-Marduk, y resaltando sus paralelismos con la muerte y la resurrección de Jesús en el Nuevo Testamento.

Pero, tal como dice el texto, Marduk o Bel («El Señor») no murió; ciertamente, fue encarcelado en el interior de La Montaña a modo de tumba, pero se le encerró vivo.

El antiguo «guión» comienza con una presentación de los actores. El primero «es Bel, que estuvo confinado en La Montaña». Después, hay un mensajero que lleva las noticias del encarcelamiento de Marduk a su hijo, Nabu. Impactado por las noticias, Nabu acude inmediatamente con su carro a La Montaña. Llega a una estructura y el guión explica: «ésa es la casa junto a La Montaña en donde ellos le interrogan». En respuesta a las preguntas de los guardianes, se les dice que el inquieto dios es «Nabu, que viene de Borsippa; es el que viene en busca del bienestar de su padre que está prisionero».

Entonces, aparecen otros actores moviéndose por el escenario; «es el pueblo que por las calles se agita; buscan a Bel, diciendo: ‘¿Dónde se le tiene cautivo?’». Por el texto sabemos que «se hicieron tumultos en la ciudad a partir del momento en que Bel fue introducido en La Montaña» y «por él, se originaron peleas en la ciudad». Más tarde, aparece una diosa; se trata de Sarpanit, la esposa-hermana de Marduk. Se encuentra con un mensajero «que llora ante ella, diciendo: ‘A La Montaña lo han llevado’». Le muestra las vestimentas de Marduk (posiblemente, manchadas de sangre): «éstas son sus prendas, las que le arrebataron», dice; y explica que, en lugar de estas vestimentas, a Marduk «se le vistió con una Prenda de Condena». Lo que se le muestra a la audiencia son mortajas: «Eso significa que está en un ataúd». ¡Marduk ha sido enterrado!

Sarpanit va a una estructura que simboliza la tumba de Marduk. Ve a un grupo de gente que se lamenta. El guión explica:

Son aquellos que se lamentan

TU porque los dioses lo han encerrado,

separándolo de entre los vivos.

En la Casa de la Cautividad,

si lejos del sol y de la luz, lo han puesto en prisión.

El drama alcanza así su siniestra culminación: Marduk ha muerto…

Pero, alto ¡no perdamos las esperanzas! Sarpanit recita una súplica respecto al encarcelamiento de Marduk a los dos dioses que se pueden acercar a Inanna, su padre Sin y su hermano Utu/Shamash: «Ella ruega a Sin y a Shamash, diciendo: ‘¡Dad vida a Bel!’».

Después, aparecen en procesión sacerdotes, mensajeros y un observador de estrellas, recitando oraciones y ensalmos. Se le hacen ofrendas a Ishtar, «para que muestre su misericordia». El sumo sacerdote apela al dios supremo, a Sin y a Shamash: «¡Devolvedle la vida a Bel!».

Entonces, el drama da un nuevo giro. De repente, el actor que representa a Marduk, vestido con mortajas que «están teñidas de sangre», dice: «¡No soy un pecador! ¡No debo ser castigado!» Y anuncia que el dios supremo ha revisado su caso y no lo ha encontrado culpable.

¿Quién, entonces, fue el asesino? La atención de la audiencia se desvía hacia la puerta; «es la puerta de Sarpanit en Babilonia». Entonces se entera la audiencia de que el verdadero dios culpable ha sido capturado. Ven su cabeza por detrás de la puerta: «Ésta es la cabeza del malhechor, al que han dado castigo y muerte».

Nabu, que había vuelto a Borsippa, «regresa de Borsippa; llega y se pone de pie sobre el malhechor y lo contempla». No se nos dice la identidad de El Malhechor, salvo que Nabu dice que lo había visto antes en compañía de Marduk. «Éste es el pecador», dice, y de este modo señala el destino del cautivo.

Los sacerdotes prenden a El Malhechor; se le da muerte: se llevan en un ataúd «a aquél cuyo pecado fue». El asesino de Dumuzi ha pagado con su vida.

Pero, ¿acaso el pecado de Marduk, como causante indirecto de la muerte de Dumuzi, ha quedado expiado? Sarpanit vuelve a aparecer, llevando las Prendas de la Expiación. Simbólicamente, enjuga la sangre que se ha derramado. Con agua pura se lava las manos: «Es agua para lavarse las manos que le traen después de que se hayan llevado a El Malhechor». En «todos los lugares sagrados de Bel» se encienden antorchas. Una vez más, se dirigen súplicas al dios supremo. La supremacía de Ninurta, que se proclamó con ocasión de la victoria de éste sobre Zu, se reafirma, en apariencia, para mitigar cualquier temor que pudiera evocar la liberación de Marduk, como contrincante por la supremacía entre los dioses. Las súplicas tienen éxito, y el dios supremo envía al mensajero divino Nusku a «anunciar las [buenas] nuevas a todos los dioses».

Como gesto de buena voluntad, Gula (la esposa de Ninurta) le envía a Sarpanit nuevas prendas y sandalias para Marduk; también aparece el carro sin conductor de Marduk. Pero Sarpanit está muda de asombro: no puede comprender cómo se puede liberar a Marduk de una tumba que no se puede abrir: «¿Cómo lo van a liberar, al que no puede salir?».

Nusku, el mensajero divino, le dice que Marduk pasará a través del SA.BAD, la «abertura superior cincelada». Le explica que se trata de

Dalat biri sha iqabuni ilani

Un conducto de salida que los dioses taladrarán;

Shunu itasrushu ina biti etarba Sacarán su vórtice, reentrarán en su morada.

Dalla ina panishu etedili

La puerta que atrancaron ante él

Shunu hurrate ina libbi dalti uptalishu

En el vórtice de la excavación, en las entrañas,

una salida taladrarán dando giros;

Qarabu ina libbi uppushu

Al acercarse, en su mitad se abrirán paso.

La descripción del modo en que Marduk fue liberado ha resultado incomprensible para los expertos; pero estos versículos resultan explosivamente significativos para nosotros. Como hemos explicado, el sinuoso e irregular segmento C del Pozo no existía cuando se finalizó la pirámide y cuando Marduk fue encarcelado en su interior; fue, en realidad, el «conducto de salida que los dioses taladrarán» para rescatar a Marduk.

Conocedores de la disposición interna de la pirámide, los anunnaki se dieron cuenta de que el camino más corto y rápido para llegar hasta el hambriento Marduk consistía en hacer un túnel qué conectara los segmentos B y D -un túnel de menos de diez metros a través de los relativamente blandos bloques de caliza; era una tarea que se podía realizar no en días, sino en horas.

Quitando la piedra que tapaba la entrada al Pozo desde el pasadizo descendente, el equipo de rescate pudo acceder rápidamente a los segmentos F y E. Allí donde el segmento E contactaba con el segmento vertical D, había una piedra de granito que cubría la entrada de la Gruta; se apartó a un lado -y todavía se encuentra allí, en la Gruta-. Después, el equipo de rescate trepó la corta distancia del segmento D, y se enfrentó con la primera hilera de mampostería de la pirámide.

Casi diez metros por encima, pero a un lado, se encontraba el fondo del segmento vertical B y la entrada a la Gran Galería. Pero, ¿quién podía saber la forma de taladrar un sinuoso túnel conector –el C- salvo aquéllos que construyeron la pirámide? ¿Quiénes conocían las secciones superiores selladas? ¿Y quiénes tenían los planos para localizarlas?

Creemos que fue el equipo de rescate de Marduk el que atravesó los bloques de caliza, el que enlazó el segmento D con el B: «una excavación en las entrañas, una salida taladrarán dando giros», según el antiquísimo texto.

Tras llegar al enlace con B, se arrastraron por el corto pasadizo horizontal A. Allí, cualquier extraño se habría parado en seco, aun cuando hubiera sido capaz de llegar tan lejos, pues todo lo que habría visto hubiera sido un muro de piedra, de sólida obra. Una vez más, nos atrevemos a sugerir que los anunnaki, que tenían el plano de la pirámide, podían saber que al otro lado de la piedra que se les ponía por delante estaba la inmensa cavidad de la Gran Galería, la Cámara de la Reina y el resto de cámaras y pasadizos superiores de la pirámide.

Para poder entrar en todas aquellas cámaras y pasadizos, era preciso quitar la piedra en forma de cuña de la rampa. Pero estaba tan bien encajada, que no se podía mover.

Si se hubiera quitado la piedra, aún estaría allí, en la Gran Galería. Pero lo que hay es un agujero, y los que lo han examinado han utilizado textualmente las palabras volar y saltar por los aires para describir el aspecto que tiene; y esto no se hizo desde la Gran Galería, sino desde dentro del Pozo: «el agujero tiene el aspecto de haber sido provocado por un tremendo estallido desde el interior» del Pozo (Rutherford, Pyramidology).

Una vez más, las crónicas mesopotámicas nos ofrecen una explicación. Ciertamente, la piedra se quitó desde dentro del conducto horizontal, porque fue por allí por donde llegó el equipo de rescate. Y, ciertamente, «una fuerza tremenda la hizo estallar»; en el antiguo texto dice: «Al acercarse, en su mitad se abrirán paso». Los fragmentos del bloque de caliza cayeron por el pasadizo ascendente hasta llegar a los tapones de granito; y ahí es donde los hombres de Al Mamun los encontraron. La explosión esparció también por la Gran Galería un polvo blanco y fino, que fue el que los árabes encontraron cubriendo el suelo -la evidencia muda de una antigua explosión y del agujero que dejó.

Después de abrirse paso a la Gran Galería, el equipo de rescate llevó a Marduk de vuelta por el mismo camino que habían seguido. La entrada desde el pasadizo descendente se volvió a sellar, para ser descubierta milenios después por los hombres de Al Mamun. Los tapones de granito siguieron en su sitio, con la piedra triangular encajada que ocultó el pasadizo ascendente durante miles de años. Y, dentro de la pirámide, las partes superior e inferior del Pozo quedaron unidas para siempre a través de un túnel burdo y sinuoso.

¿Y qué pasó con el prisionero que fue rescatado de la pirámide? Los textos mesopotámicos dicen que fue al exilio; en Egipto, Ra adquirió el epíteto de Amen, «El Oculto».

Hacia el 2000 a.C, volvió a aparecer para reclamar de nuevo su supremacía; por este hecho, la humanidad terminó pagando un alto y amargo precio.

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 noviembre, 2015 en HISTORIA, SUMERIA

 

Etiquetas: , , , , ,

(¿Enlil, Enki o Marduk?).


 

marduk-en-su-carro-de-fuego

El nombre de Marduk
Complica el significado de “hijo”. O era el padre y el hijo.
“Rey de los dioses del cielo y de la tierra”.
Por lo cual Enlil como rey del mundo; hay que planteárselo de nuevo, o Enlil, es vencido por el cual, otorga a Marduk, o le reconoce, La soberanía del universo.
Pero también tenemos la posibilidad de que Marduk sea En-lil y En-ki.
Ea y El, transmiten a Marduk, conjuntamente con su “propio nombre”, todos los poderes de la tierra y cielo. (EA-EL— EL-EA)—(YHVH,—HYHV—HVHY).
Hay que decir que la escritura era leída de derecha a izd.

Malkhut esta representado por la ultima h H (He) de hvhy YHVH.
También se traduce en ingles como, IHVH, EVEI.
Malkhut, (Marduk),
En todo caso Marduk fue el Dios supremo del cielo y la tierra.

Jesus F. Ampuero

 

Etiquetas: , , , , ,

An(u), Enlil, Enki, Inanna, Marduk, Nammu, Dioses o mitos.


Llevo años intentando recrear una historia, la historia sumeria, hay muchos abismos, muchas malas traducciones, muchas fantasías entre tanta realidad, se que a muchos el tema sumerio les gusta y también se que a muchos les hace gracia y lo ven como una simple historia fantástica, y a estos últimos en parte tienen razón, aunque no del todo, en los últimos años se han creado autenticas barbaridades sobre el tema, anunnaki, reptiliano, marcianos, y un sin fin de historias.

Una cosa hay que decir, mucha de la historia es fantasía, pero en una minoría.
Lo primero, los llamados anunnaki eran realmente los Anakim. (cabezas negras)
Lo segundo, An(u) dios supremo sumerio era un rey, un rey superviviente de una especie que unos pocos lograron salvarse, junto a este rey había otros conocidos llamados de mil maneras, Enlil, Enki, Inanna, Marduk, Nammu, etc., etc.

Un total de 50 supervivientes, según reflejan algunos escritos, aunque pudieran ser más distribuidos en diferentes partes del mundo.
Supervivientes de donde ¿?? Bueno del espacio exterior creo que no, supervivientes de la propia tierra, unos seres con tecnología avanzada en su mundo “terrestre”.

Tenemos una posibilidad de que esos supervivientes sean de la llamada Atlántida, si de ese famoso continente perdido que nadie encuentra, o ese continente sigue existiendo en parte con otro nombre, en todo caso la civilización de la cual hablo estaba desarrollada en tecnología.
Un cataclismo de algún tipo, provoco una migración (éxodo) de los supervivientes, unos a partes del mundo donde el peligro era menor, otros se refugiaron en subterráneos, hasta creo que algunos lograron salir del planeta, ¿fuera del planeta pero donde¿ posiblemente no muy lejos.

Claro y la tecnología, maquinas, herramientas donde están, “el tiempo se come todo”…
Si salimos de estampida lo que menos nos preocupa es esas tecnologías, salimos con lo puesto y poco más, nos preocupa nuestra vida.

Claro no tenemos escritos que demuestren todo esas cosas, solo son meras conjeturas, pero si hay relatos posteriores de hijos, nietos, bisnietos, etc., de aquellos supervivientes, nos remontamos a fechas de mas de 1 000 000 de años o mas.

Esos descendientes sin medios tecnológicos pero con los conocimientos necesarios comenzaron a construir ciudades con los materiales que disponían.
Lo más fácil para ellos era lo que la tierra les ofrecía, el granito, duradero y fácil de manipular, sin grandes fabricas de metales y complejas estructuras, necesitaban refugios resistentes a cualquier erosión, la piedra era lo mas manejable y duradero.

Pero existían otras especies menos desarrolladas, especies en estados primarios, estos emigrantes debieron convivir con ellos en sus propios territorios, estos primates le tenían miedo, miedo por que los veían como seres divinos, seres poderosos, por ello los emigrantes, llamémosles “Theos”, aprovecharon esa oportunidad del miedo hacia ellos creando el mito de dioses. Durante siglos generación tras generación de Theos mantuvieron el estatus, estatus creado por sus padres y abuelos para controlar a esa especie primate, incluso muchos hijos herederos de grandes Theos, tomaron el nombre del padre para continuar su mandato creando la llamada… reencarnación.

Jesús F. Ampuero

 

Etiquetas: , , , , , ,

BAAL, MARDUK O DIOS.


hqdefault

Bel (del acadio bēlu), significa Señor, Amo o Dios siendo más un título que un nombre personal. En las lenguas semíticas noroccidentales su equivalente es Ba’al. Su forma femenina es Belit o Bēltu; Señora, Dueña o Diosa.

Hoy se denomian al Dios Baal (marduk) como Belcebú o Beelzebub, derivado de Baal Zebub o más propiamente Ba‘al Z’vûv, era el nombre de una divinidad filistea Baal Sebaoth en hebreo. Adorada en épocas bíblicas en la ciudad filistea de Ecrón; la cual posteriormente sería asimilada a la tradición cristiana, convirtiendo la divinidad en Diablo.

Título divino

En la religión mesopotámica se le aplicó como epíteto a varios dioses. Los autores griegos lo transliteraron como Belos, incorporándolo a su mitología y pasó al latín con la forma Belus.

En las primeras traducciones, el ideograma que representaba al dios sumerio Enlil era leído como equivalente al acadio Bel; aunque hoy se ha probado que esto es incorrecto, puede hallarse esta equivalencia en los estudios publicados durante el siglo XX.

Bel fue usado especialmente para designar al dios Marduk, y en tal sentido entra en la composición de varios nombres propios asirios y neo babilónicos. Del mismo modo, Belit fue usado como epíteto de Sarpanit, esposa de Marduk, sin embargo, también su madre conocida como Ninhursag,Damkina o Ninmah y otras divinidades femeninas de origen sumerio fueron llamadas Belit–ili (“Señora de los Dioses”) en acadio.

A través de los siglos, otros dioses también recibieron el título de Señor y fueron identificados, total o parcialmente, con Bel Marduk. También el Zeus Belos mencionado por San juniatón 2 como hijo de Crono es probable que se refiera a Marduk.

Menciones literarias

En los textos bíblicos Bel es nombrado en Isaías 46:1,3Jeremías 50:24 y 51:44.5 También en la sección deuterocanónica de Daniel (capítulo 14) se habla de Bel en un contexto satírico. En todos estos casos parece referirse al mismo Marduk anunciando su derrota y humillación como divinidad de los opresores de Israel.

Lucio Flavio Arriano menciona a Bel en el capítulo XVI del libro III de su Anábasis de Alejandro. Alejandro Magno, tras serle entregada la ciudad de Babilonia, ordena la reconstrucción de todos los templos destruidos por Jerjes “en especial el de Bel, a quien los babilonios veneran más que a cualquier otro dios”.

Hallazgos arqueológicos

En la ciudad iraquí de Hatra se encontró una estatua de Bel y en la ciudad de Palmira tenía un santuario que había llegado hasta nuestros días gracias a su conversión, primero en iglesia católica y después en mezquita musulmana.

elijah_baal

Muchos lectores de la Biblia-modernos y los orientales en general, sin saberlo adoran a un dios llamado Baal o Bel, cierto es que Baal es una palabra semítica de Señor, Dueño o Dios

Lo vistieron con ropas de un rey, el cetro y el trono que le dieron, y la guerra de armas incomparables como un escudo contra el adversario.
Relato de “Enuma Elish”.

‘Me voy. Hendidura vida de Tiamat, y pueden llevar a los vientos su sangre para fines secretos del mundo. ‘

Los viejos dioses habían asignado a Bel lo que iba a ser y lo que debe hacer, siempre conquistar, siempre teniendo éxito;

Entonces Marduk hizo un arco y encadenan a ser su propia arma, puso la flecha en contra de la cuerda del arco, en la mano derecha agarró la maza y la levantó, el arco y el carcaj colgado a su lado, relámpagos jugaban frente a él, que era del todo una nce calen.

Él anotó una red, una trampa para Tiamat; los vientos de sus barrios celebran que, viento del sur, del norte, viento del este, al oeste, y ninguna parte de Tiamat pudieran escapar.

Con la red, el don de Anu, que tuvo lugar cerca de su lado, él mismo levantó … 7

Al igual que el poderoso Indra, Marduk ahora emprende una guerra feroz que monta el carro tormenta, toma su arco con él el asesino, el despiadado, Trampler, y Prisa, que todo lo sabe cómo tanto el saqueo y el asesinato; cabalga al encuentro de los poderosos Tiamat y la encuentra en plena furia.

Cuando Tiamat le oyó su ingenio dispersos, estaba poseída y gritaban en voz alta, sus piernas temblaban de la entrepierna, ella atropelladamente hechizos, maldiciones entre dientes, mientras que los dioses de la guerra afilaban sus armas. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En esta última ciudad los restos arqueológicos fueron destruidos por el grupo terrorista Estado Islámico en 2015

 

Etiquetas: , ,

Un poco de Historia del Imperio babilónico:


La tierra del llamado Dios.
Ubicación de Imperio babilónico

Mapa del Imperio babilónico entre 1792 a. C. y 1595 a. C.(Época de Hammurabi)

Capital Babilonia
Idioma principal El amorreo, el casita y el acadio, con sus dos variantes: el asirio y el babilonio.
Religión Politeísta, siendoMarduk su dios principal.
Gobierno Monarquía
Historia
 • Establecido 1792 a. C.
 • Disolución 539 a. C.

Babilonia fue un antiguo imperio localizado en la región central-sur de Mesopotamia, teniendo su epicentro en laciudad de Babilonia y que llegó a extenderse por Acad y Sumeria, arrebatando la hegemonía a las dinastías amorritas de Isín y Larsa del llamado Renacimiento sumerio. Su historia se divide en dos etapas principales, separadas entre sí por el período de dominación asiria; el imperio paleobabilónico o amorrita (1792 a. C.1595 a. C.) y el imperio neobabilónico o caldeo (626 a. C.539 a. C.). El imperio babilónico fue sucedido por el persa tras las conquistas de Ciro II el Grande.

En Babilonia se hablaba el acadio (lengua semítica) y mantuvo el lenguaje escrito acadio para uso oficial (el idioma de su población nativa), a pesar de sus fundadores, los amorreos y sus sucesores los casitas, que no tenían el acadio como idioma nativo. Sin embargo, conservó la lengua sumeria para un uso religioso, a pesar de que en el momento en que fue fundada Babilonia, probablemente ya no era una lengua hablada. Las antiguas tradiciones acadias y sumerias jugaron un papel importante en la cultura babilonia (y asiria), y la región seguirá siendo un importante centro cultural, incluso en períodos prolongados y largos de gobiernos externos.

 

Etimología y referencias históricas

La etimología de Babilonia deriva del término griego Babylon, la forma griega del acadio Babilum, esto es, «La Puerta de Dios», traducido. En la Biblia es llamada Babel.

Entre las fuentes históricas que se han recuperado sobre Babilonia destacan:

Historia

El Imperio amorreo o paleobabilónico

Los amorreos se establecieron entre los ríos Tigris y Éufrates, haciéndose sedentarios y mezclándose con la población sumeria, como consecuencia subirían al poder dinastías de origen amorrita en distintas ciudades del centro y sur de Mesopotamia.

La más importante en Babilonia, ya que el propio Hammurabi sería amorreo. A los inicios del imperio paleobabilónico la población era pues una mezcla acadio-amorrita.

Los amorreos que se mantuvieron nómadas, fueron contenidos fácilmente al principio pero conforme el imperio de Ur III fue perdiendo su poder, estos se fueron volviendo más peligrosos.

Con la caída de Ur III y acabada la época de dominio sumerio, empieza una época en la que los semitas obtendrían la mayor importancia a través de pueblos como los acadios o los amorreos. Los elamitas apenas disfrutaron su conquista.

Los mayores ganadores de la caída de Ur fueron primero los acadios del reino de Isín y después los amorreos, que en un siglo llenarían Mesopotamia de reinos, quedando lo que fue el imperio de Ur fragmentado en numerosos reinos amorreos y acadios cuyas capitales serían ciudades que hasta ese momento habían tenido poca importancia.

En la alta Mesopotamia, la ciudad de Assur con los reyes de origen amorreo comenzará a ganar importancia tras vencer en una guerra por el control de las rutas comerciales a Ešnunna y Mari.

El Código de Hammurabi es la primera ley escrita de la que se tiene constancia. La figura superior muestra al propioHammurabi en posición humilde ante Šamaš, dios del Sol. Bajo ella están escritas casi 282 leyes con objeto de regir las decisiones de los jueces. Erigida originalmente en el templo de la ciudad deSippar, a orillas del Éufrates, fue trasladada a Susa porShutruk-Nakhunte en1200 a. C. Actualmente se encuentra en el Museo del Louvre de París.1 2

Situada a ambas orillas del Éufrates, la ciudad de Babilonia mantuvo en su origen una posición moderada, bajo la sombra de la cercana y más poderosa Kiš.1 Comenzó a cobrar importancia con la llegada de los amorreos entre el 2000 y el 1800 a. C., que se erigieron reyes de la ciudad.1

Los amorreos, también semitas, se adaptaron fácilmente a la lengua acadia, propiciando el declive del sumerio. También se amoldaron con facilidad al panteón mixto sumerio-acadio, rindiendo culto a Marduk, deidad protectora de la ciudad.1

En torno al 1782 a. C. llegó al trono el sexto miembro de esta dinastía, Hammurabi. En este tiempo al norte y sur de la ciudad se encontraban los territorios de las ciudades de Assur (que dará nombre a Asiria) y Larsa, más poderosas pero con monarcas envejecidos.1 En 1763 AdC Hammurabi venció a Rim-Sin de Larsa, apoderándose de la parte sur de Mesopotamia. En 1755 a. C. tomó igualmente Asus, haciéndose con el poder de todo el valle de los ríos Tigris y Éufrates.1 Con el triunfo de Babilonia sobre el resto de Mesopotamia, también su dios principal, Marduk, fue alzado a la cabeza del panteón de dioses locales.

Hacia el 1800 a. C. comenzaron a producirse una serie de invasiones nómadas provenientes del norte del Cáucaso y de Escitia. El ataque por parte de nómadas a la región había sido una constante durante los siglos anteriores, pero con la domesticación del caballo y su utilización para el tiro de carros de guerra, los nómadas consiguieron una ventaja militar que les permitió penetrar en la zona.1

Uno de estos grupos fueron los hurritas, que ocuparon gran parte del territorio que Asiria había conquistado durante el reinado deŠamši-Adad I, fundando el reino de Mitani hacia el 1500 a. C. y haciendo a los asirios subsidiarios suyos. También se extendieron por Canaán, donde fundaron algunos reinos, llegando hasta el Antiguo Egipto, donde conquistaron la parte norte y fueron conocidos como hicsos.1

Otro de estos grupos fueron los hititas, que se establecieron en la parte oriental de Anatolia a partir del 1700 a. C. fundando el conocido como Antiguo Reino. La lengua hitita era de origen indoeuropeo, lo cual no les impidió adoptar la escritura cuneiforme de los acadios.1

Durante los años siguientes, hititas y hurritas se enfrentaron en el norte de Mesopotamia. En torno al 1600 a. C., durante el reinado del rey Mursili I los hititas derrotaron a los hurritas, dominando Asiria y haciendo incursiones en Babilonia, a la cual redujeron hasta las dimensiones anteriores a la conquistas de Hammurabi.1Este periodo coincidió con la entrada de los nómadas casitas provenientes de los montes Zagros, quienes aprovecharon el debilitamiento de Babilonia para atacarla. Finalmente tomaron la ciudad en 1595 a. C.1

La Babilonia de los casitas

Babilonia durante la dinastíacasitas, siglo XIII a. C.

La piedra Michaux es unkudurru perteneciente al período de la dominación casita de Babilonia. Está escrito enlengua acadia mediante símbolos cuneiformes. Descubierta en 1782 por el botánico francés Michaux, fue el primer testimonio de la civilización mesopotámica que llegó a la Europa moderna.3 4

Los casitas no tardaron en adoptar la lengua y la religión del territorio que ocuparon, restaurando incluso el templo de Marduk de Babilonia. Hacia 1330 a. C. reconstruyen Ur.

Mientras, los antiguos invasores nómadas siguieron siendo expulsados del resto de los territorios. Así, hacia 1580 a. C. los nativos egipcios derrotaron a los hicsos del bajo Egipto y continuaron su avance más allá del Sinaí, derrotando durante el reinado de Tutmosis III a una confederación de ciudades cananeas en la batalla de Megido, en 1479 a. C.Posteriormente siguieron hacia el norte, derrotando al reino de Mitanni, al cual obligaron a rendir tributo. Tras la muerte de Tutmosis III, Egipto perdió fuerza en el norte, resurgiendo los hititas, que formarían hacia 1375 a. C. el llamado Nuevo Reino.

En Asiria, Ashur-uballit I llegó al trono en 1365 a. C. y emprendió una serie de reformas hasta constituir el llamado Primer imperio asirio. Su sucesor atacó Mitani, saqueando su capital en el siglo XVI a. C. y conquistando el resto del territorio en los 30 años siguientes. En1274 a. C. subió al trono asirio Salmanasar I, quien emprendió una serie de conquistas hacia el oeste, llegando hasta la frontera del reino hitita. Su sucesor Tukulti-Ninurta I amplió las fronteras por el norte, penetrando en el Cáucaso y por el este, hacia los montes Zagros.

Finalmente, el monarca asirio se dirigió hacia el sur, hacia los territorios administrados por los casitas, entre los que se encontraba Babilonia. Los casitas fueron vencidos, siendo obligados a pagar tributos al rey de Asiria.

Hacia 1200 a. C. comenzaron a llegar oleadas de unos nuevos invasores provenientes del Mediterráneo. Fueron conocidos comoPueblos del Mar y su presencia se sintió prácticamente en todas las regiones del Mediterráneo oriental. El pueblo que más afectado se vio por estas invasiones fueron los hititas, cuyo imperio, previamente debilitado por la expansión asiria, fue completamente destruido por ellas. Los Pueblos del Mar también dañaron tanto a Egipto como a Asiria, por lo que Babilonia y especialmente el reino de Elam –en el extremo oriental de Mesopotamia– se vieron beneficiados.

Los elamitas aprovecharon la situación marchando hacia el oeste, tomando Babilonia y las ciudades vecinas. En 1174 a. C. se llevaron de la ciudad las tablillas que contenían el código de Hammurabi y la estela de Naram-Sin.

1124 a. C. fue el año que vio el fin de la dinastía casita, con la toma del poder por un nativo babilonio, que será llamado Nabucodonosor I. El nuevo rey derrotó a los elamitas, iniciando un breve período de independencia para la región.

El dominio asirio

Hacia el 1300 a. C. en las montañas del Cáucaso se desarrolló un nuevo tipo de metalurgia, la del hierro. Durante ese período la región había sido controlada por los hititas, pero con su caída, el manejo del nuevo metal pasa a los asirios.

Es posible que el dominio de esta nueva técnica contribuyese a las posteriores victorias militares de los asirios, al dotarles de armas más resistentes que sus pueblos vecinos y proporcionarles un bien valioso con el que comerciar.5 Siendo o no así, en 1115 a. C. llegó al trono asirio Teglatfalasar I, quien emprendió una campaña de conquistas hasta recuperar el territorio poseído durante el reinado de Tukulti-Ninurta I. En 1103 a. C. atacó y venció a Nabucodonosor I de Babilonia.

Hacia el siglo XII a. C. un nuevo pueblo semita emergió del desierto de Arabia, fueron los arameos. Durante el reinado de Teglatfalasar I, Asiria consiguió mantenerlos fuera de sus fronteras, pero tras su muerte, los arameos comienzan a penetrar en el país, debilitándolo durante el siglo y medio siguiente. Esta situación fue aprovechada por los pueblos cercanos para fortalecerse. Es el período de auge de los reinos de Israel –reinado del rey David– y del reino de Damasco.5

El 911 a. C. Adad-nirari II ascendió al trono de Asiria, quien tras reorganizar el ejército consiguió derrotar a los principados que los arameos habían fundado. A este rey le sucedió Tukulti-Ninurta II, quien sólo reinó cinco años.5 Durante este período se incrementó la explotación y los suministros de hierro disponibles, lo cual permitió equipar completamente al ejército con armas de este metal.5 Otro factor decisivo fue el desarrollo de maquinaria de asedio, como el ariete, que permitió el derribo de murallas y por tanto acabó con la necesidad de organizar largos asedios para tomar las ciudades.5

Todos estos avances los aprovechó Asurnasirpal II quien consiguió derrotar definitivamente a los principados arameos, llegando hasta el Mediterráneo. Su sucesor,Salmanasar III, también contó con esta ventaja, pero sus fuerzas estuvieron divididas en tantos frentes que no consiguió infligir ninguna derrota definitiva a sus enemigos.5 Sus principales oponentes fueron el reino de Urartu –situado al norte del Imperio asirio, en torno a la actual Armenia–, la tribu semítica de los caldeos –proveniente de Arabia– y los medos, de origen indoeuropeo. Estos últimos introdujeron en la región un tipo de caballo, posiblemente conseguido mediante crianza, de mayor tamaño y fuerza, de forma que podían ser cabalgados por una persona. Este avance se expandió rápidamente, llegando a Asiria al tiempo que los nuevos pueblos.5

Antes de la muerte de Salmanasar III su hijo mayor se rebeló tratando de tomar el trono, llegando esta revuelta hasta la muerte del rey, tras la cual será su hijo menor –Shamshi-Adad V– el que hereda el trono y derrota a su hermano. Tras su muerte su hijo Adadnarari III, aún un niño, recibe el título, pero debido a su edad será la mujer del rey, Semíramis, la que gobierne como regente.5

Este fue un período de estancamiento para Asiria y de reforzamiento para los reinos que la rodeaban. Así, Urartu alcanzó su apogeo en el reinado de Argishti I(778 a. C. – 750 a. C.) y el reino de Israel vivió un nuevo período de prosperidad con el reinado de Jeroboam II.5

Está situación se extendió por los reinados de Salmanasar IV, Ashurdan III y Ashur-nirari V, terminando al producirse un levantamiento militar que culminará con el nombramiento de una nueva dinastía y un nuevo rey, Tiglath-Pileser III,5 quien tras reorganizar el ejército se dispuso a conquistar los reinos vecinos. Derrotó a los medos en el este, obligándoles a rendir tributo a Asiria. En el oeste, terminó con el período de independencia de los reinos locales, haciendo vasallo a Israel y conquistando el reino arameo de Damasco. En el norte conquistó la mitad meridional de Urartu. Y en el Sur, en Babilonia, aprovechando una disputa dinástica de la dinastía caldea, se hizo con el título de rey.5

A Tiglath-Pileser III le sucedió Salmanasar V, quien aparte del trono de Asiria heredó también el de Babilonia. El nuevo rey duró cinco años pues en 722 a. C. fue depuesto en una revuelta que terminó con la joven dinastía.5 El nuevo rey, tal vez un general, se dio el nombre de Sargón II (en acadio rey legítimo) por lo que él y sus sucesores fueron llamados Sargónidas. Con los Sargónidas Asiria vivió una etapa de esplendor militar, pero las continuas guerras y rebeliones, pese a ser sofocadas, iban socavando la economía de la región.5

Este período correspondió con la entrada de los cimerios en la región, provenientes de Escitia, al norte del mar Negro. Atacaron lo que quedaba de Urartu, lo que fue aprovechado por Sargón II para invadir el país. Ante esto, Urartu tuvo que aceptar rendir vasallaje a Asiria, junto a la cual consiguió derrotar a los nómadas.5

En Babilonia, un noble local aprovecho la guerra en el norte para autoproclamarse rey, haciéndose llamar Marduk-apal-iddina II (llamado en la Biblia Merodac-Baladán). Conservó el título durante diez años, hasta que los asirios pudieron marchar hacia el sur y deponerlo, siendo enviado al exilio en 711 a. C. y recuperandoSargón II el título.5

Tras la muerte de éste, su sucesor, Senaquerib, tuvo que enfrentarse a una nueva rebelión en Babilonia, esta vez auspiciada por los elamitas.5 Para derrotarlos ideó una ingeniosa campaña. En vez de atravesar Babilonia hasta llegar a Elam, mandó construir una flota en la parte superior del Éufrates, y la dirigió río abajo, hacia su desembocadura en el golfo Pérsico. Una vez allí, navegó y desembarcó directamente en Elam. Pero los elamitas idearon un contraataque igual de ingenioso. En vez de combatir contra el ejército asirio se dirigieron hacia el territorio de estos, pasando por Babilonia, y dejando sus tierras defendidas por unos pocos hombres. Ante esta situación, el ejército asirio no podía más que volverse.5 Senaquerib entonces se dirigió a Babilonia, la conquistó y la destruyó en 689 a. C. La destrucción fue prácticamente completa y sólo los esfuerzos de su sucesor, Asarhaddón, permitieron su reconstrucción.5 Durante el reinado de éste el Imperio asirio se mantuvo y llegó a su máxima extensión. Se emprendieron una serie de campañas, principalmente hacia Egipto, logrando los asirios saquear la ciudad de Memphis.5 Tras la muerte de Asarhaddón le sucedió su hijo menor, Asurbanipal y su reinado estuvo marcado tanto por las guerras contra cimerios y elamitas –a quienes derrotó completamente destruyendo Susa en 639 a. C.5 –, como por la construcción de la biblioteca de Nínive.5 Durante el final de su reinado, llegó al trono de BabiloniaNabopolasar, aún como vasallo, pero tras la muerte del rey Babilonia declaró su independencia.5

El Imperio caldeo o neobabilónico

La independencia de Babilonia supuso de inmediato la guerra entre ésta y Asiria. Coincidiendo con la rebelión en el sur, al noroeste, un jefe medo llamado Ciáxaresconsiguió unificar bajo su mando un grupo de tribus medas y escitas.6 Ciáxares firmó una alianza con Nabopolasar, sellándola con el matrimonio entre su hija y el hijo del rey babilonio en el 616 a. C. De esta forma, medos desde el norte y caldeos desde el sur, atacaron conjuntamente Asiria, quien, viéndose rodeada, firmó una alianza con sus antiguos enemigos de Egipto.6 La ayuda egipcia no llegó a tiempo. En 614 a. C. cayó la ciudad de Assur y, finalmente, en 612 a. C. medos y caldeos tomaron la capital asiria, Nínive, la cual fue saqueada de tal forma que no quedaron más que ruinas. La caída asiria fue celebrada por los reinos anteriormente sometidos. Así la Biblia lo relata:

Se han abierto las puertas de los ríos, y el templo ha sido arrasado. Ha sido llevada cautiva su reina y las mujeres conducidas a la esclavitud […] Y Nínive con las aguas ha quedado hecha una laguna […] Devastada ha quedado ella, y desgarrada y despedazada […] ¡Ay de ti, ciudad sanguinaria, llena toda de fraudes y extorsiones, y de continuas rapiñas!

Mapa del Oriente Medio hacia el año600 a. C. Esta fecha estuvo marcada por la reciente desaparición del Imperio neoasirio y su reparto entre caldeos y medos así como la victoria del monarca caldeo,Nabucodonosor II ante los egipcios, consiguiendo así el control de toda la región de Canaán.

Tras la caída de Nínive, el ejército asirio resistió unos años más en la ciudad de Harrán. El ejército egipcio, entretenido en una campaña contra los judíos, no llegó a tiempo de rescatar la ciudad, que cayó finalmente en 605 a. C.6 Tras la derrota asiria, el ejército babilonio, marchó a por el egipcio. Al mando ya no estaba Nabopolasar, quien había enfermado, si no su hijo, que sería conocido como Nabucodonosor II. Se enfrentó a los egipcios en la Batalla de Karkemiš, derrotándoles completamente. Esta batalla supuso que toda la región de Canaán quedase bajo control caldeo.6 A partir de este momento nace el llamado Imperio babilónico o caldeo, que dominará una extensión de terreno tan importante como su predecesor, el Imperio asirio.

El dominio de Canaán no estuvo exento de problemas. Los egipcios alentaron las revueltas locales y se sucedieron los levantamientos de los reinos y ciudades-estado de la región. Así, en el 598 a. C. el reino de Israel se rebela. Es derrotado y algunos líderes de la rebelión son enviados al exilio, llegando al trono un nuevo rey, Sedecías. Esto no impidió que se produjeran nuevas rebeliones, y en 587 a. C. el pueblo de Israel, cuyo rey estaba siendo alentado por los egipcios, vuelve a levantarse en armas. Este periodo coincide con la actividad del profeta Jeremías, que según dice la Biblia pidió al rey judío la rendición ante los caldeos, profetizando en caso contrario la destrucción de Jerusalén:

Dijo, pues, Jeremías a Sedecías: Esto dice el señor de los ejércitos, el Dios de Israel: Si te sales y te pones en manos de los oficiales del rey de Babilonia, salvarás tu vida, y esta ciudad no será entregada a las llamas, y te pondrás en salvo tú y tu familia. Pero si no vas a encontrar a los oficiales del rey de Babilonia, será entregada la ciudad en poder de los caldeos, los cuales la abrasarán y tú no escaparás de sus manos

Fueron de nuevo derrotados, y en esta ocasión la represión fue más dura: según el mismo Jeremías, los babilonios, a su entrada a la ciudad, mataron a la familia de Sedecías y a él le sacaron los ojos y le condujeron al exilio a la ciudad de Babilonia. También al exilio fue enviada el resto de la población, tanto nobles como plebeyos. Sin embargo a los pobres se les mantuvo en libertad, concediéndoles tierras.10 La ciudad de Jerusalén fue arrasada y el palacio real, las viviendas y las murallas destruidas.6 10

Otro foco de insurrección en el oeste fue la ciudad de Tiro, situada entonces en una isla –hoy península– a orillas del Mediterráneo, en el actual Líbano.Nabucodonosor II envió allí su ejército, que se situó en la costa, frente a la isla, y levantó un asedio. Sin embargo, la superioridad naval tiria hizo inútil el sitio, que duró trece años, tiempo tras el cual se firmó una paz, consistente en el vasallaje de la ciudad.6

Durante la segunda mitad de su reinado, Nabucodonosor II se dedicó a embellecer la ciudad de Babilonia, convirtiéndola en la mayor metrópoli de su época.6 Así la describió Heródoto un siglo después:

La Asiria tiene muchas y grandes ciudades, pero de todas ellas la más famosa y fuerte era Babilonia, donde existía la corte y los palacios reales después que Nino [Nínive] fue destruida. Situada en una gran llanura, viene a formar un cuadro, cuyos lados tienen cada uno de frente ciento veinte estadios, de suerte que el ámbito de toda ella es de cuatrocientos ochenta. Sus obras de fortificación y ornato son las más perfectas de cuantas ciudades conocemos. Primeramente la rodea un foso profundo, ancho y lleno de agua. Después la ciñen unas murallas que tienen de ancho cincuenta codos reales, y de alto hasta doscientos, siendo el codo real tres dedos mayor del codo común y ordinario.

De esta etapa datan algunos de los monumentos más célebres de la ciudad mesopotámica. Es el caso de la Puerta de Istar, o de los Jardines colgantes de Babilonia.

Nabucodonosor muere en el 562 a. C., siendo sucedido por su hijo Evilmerodac (Amel-Marduk) quien a los dos años fue víctima de una conspiración siendo depuesto por su cuñado, que se hizo llamar Neriglisar (Nergal-sharusur). Cuatro años después moría el nuevo rey, siendo sucedido por su hijo Labashi-Marduk, cuyo reinado acabó ese mismo año al ser víctima de una conspiración, acabando así la dinastía iniciada por Nabopolasar.6

Tras esto fue puesto el trono Nabu-naid, más conocido como Nabónido, quien relegó las tareas militares en su hijo Balâtsu-usur (en acadio: Baal protege al rey), más conocido como Baltasar o Belsasar. Mientras tanto, el monarca se dedicó a tareas culturales, recopilando y estudiando antiguas escrituras.6

El fin del Imperio babilónico: la conquista persa

Durante el reinado de Nabónido, en la vecina Media se sucedió la inestabilidad. Un nuevo jefe llegó al principado de Anshan, vasallo del reino medo. Se hizo llamar Ciro II de Anshan, más conocido como Ciro el Grande.12 En 559 a. C. el nuevo rey se declaró independiente de Media, lo que supuso la guerra. No sólo consiguió mantener la independencia del principado, sino que en 550 a. C. tomó la capital meda, Ecbatana, convirtiéndose así en el nuevo monarca de toda la región. A continuación Ciro se lanzó a la conquista del reino de Lidia, en Asia menor, cuya conquista completó en el 547 a. C.12

Durante estas campañas Nabónido de babilonia se mantuvo inactivo. Sin embargo, tras la caída de Lidia, buscó la alianza de Egipto contra el posible invasor. Ésta resultó inútil y en 539 a. C. Ciro se encontraba atacando la capital babilonia. La caída de la ciudad fue narrada posteriormente por el historiador griego Heródoto:

En medio de su apuro, ya fuese que alguno se lo aconsejase, o que él mismo lo discurriese, [Ciro] tomó esta resolución.

Dividiendo sus tropas, formó las unas cerca del río en la parte por donde entra en la ciudad, y las otras en la parte opuesta, dándoles orden de que luego que viesen disminuirse la corriente en términos de permitir el paso, entrasen por el río en la ciudad. Después de estas disposiciones, se marchó con la gente menos útil de su ejército a la famosa laguna, y en ella hizo con el río lo mismo que había hecho la reina Nitocris.

Abrió una acequia o introdujo por ella el agua en la laguna, que a la sazón estaba convertida en un pantano, logrando de este modo desviar la corriente del río y hacer vadeable la madre. Cuando los persas, apostados a las orillas del Éufrates, le vieron menguado de manera que el agua no les llegaba más que a la mitad del muslo, se fueron entrando por él en Babilonia. Si en aquella ocasión los babilonios hubiesen presentido lo que Ciro iba a practicar o no hubiesen estado nimiamente confiados de que los persas no podrían entrar en la ciudad, hubieran acabado malamente con ellos. Porque sólo con cerrar todas las puertas que miran al río, y subirse sobre las cercas que corren por sus márgenes, los hubieran podido coger como a los peces en la nasa. Pero entonces fueron sorprendidos por los persas; y según dicen los habitantes de aquella ciudad, estaban ya prisioneros los que moraban en los extremos de ella, y los que vivían en el centro ignoraban absolutamente lo que pasaba, con motivo de la gran extensión del pueblo, y porque siendo además un día de fiesta, se hallaban bailando y divirtiendo en sus convites y festines, en los cuales continuaron hasta que del todo se vieron en poder del enemigo. De este modo fue tomada Babilonia la primera vez.

Con la conquista persa terminó la historia de Babilonia como reino independiente. Otros rebeldes y jefes locales posteriores tomarían el título de Rey de Babilonia, pero no se trató más que de actos ceremoniales o de rebeldía frente al poder central.

Babilonia en los textos bíblicos

Según la Biblia, Babilonia fue fundada por Nemrod, quien también construyó el zigurat conocido como la famosa Torre de Babel. Así se cita:

Cus engendró también a Nemrod: éste comenzó a ser prepotente en la tierra. Era un cazador forzudo delante del Señor. De ahí vino el proverbio: Como Nemrod, forzudo cazador ante el Señor. Y el principio de su reino fue Babilonia, Arac, Acar y Calanne, en la tierra de Sennaar. De este país salió Assur, el que fundó a Nínive, Rejobot-Ir y Kalah

En este periodo la lengua predominante en la región era el acadio, que había sido llevado a la región en las invasiones semíticas que se produjeron en torno al3000 a. C. Poco a poco fue sustituyendo al idioma sumerio durante los siglos siguientes, especialmente durante las conquistas de Sargón I de Asiria siete siglos después.14

Tecnología babilónica

Los babilonios heredaron los logros técnicos de los sumerios en riego y agricultura. El mantenimiento del sistema de canales, diques, presas y depósitos construidos por sus predecesores necesitaba de un considerable conocimiento y habilidad de ingeniería. La preparación de mapas, informes y proyectos implicaban la utilización de instrumentos de nivelación y jalones de medición. La matemática asirio-babilónica utilizaba el sistema de numeración sexagesimal sumeria que, al ser un sistema de notación posicional (muy parecido al actual sistema decimal, pero en base 60), facilitó el desarrollo de un álgebra y aritmética tempranas; de aquí se derivan por ejemplo la división del círculo en 360 grados, o la de una hora en 60 minutos. Continuaron utilizándose las medidas de longitud, área, capacidad y peso normalizadas anteriormente por los sumerios. La agricultura era una ocupación complicada y metódica que necesitaba previsión, diligencia y destreza. Un documento escrito en sumerio, aunque utilizado como libro de texto en las escuelas babilónicas, resulta ser un verdadero almanaque del agricultor, y registra una serie de instrucciones y direcciones para guiar las actividades de la granja, desde el riego de los campos hasta el aventamiento de los cultivos cosechados.

Los artesanos babilonios eran diestros en metalurgia, en los procesos de abatanado, blanqueo y tinte, y en la preparación de pinturas, pigmentos, cosméticos y perfumes. En el campo de la medicina, se conocía bien la cirugía y se practicaba frecuentemente, a juzgar por el Código de Hammurabi, que le dedica varios párrafos. También se desarrolló la farmacopea, aunque la única prueba importante de ello procede de una tablilla sumeria escrita algunos siglos antes del reinado de Hammurabi.

Fuente Wikipedia:

Predecesor:

Tercera Dinastía de Ur

Imperio paleobabilónico o amorreo

1792 a. C.1595 a. C.

Sucesor:

Invasión Casita

Predecesor:

Imperio asirio

Imperio neobabilónico o caldeo

626 a. C.539 a. C.uente: Wikipedia:

Sucesor:
Imperio persa

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 septiembre, 2015 en HISTORIA, Mesopotamia, RELIGIONES, SUMERIA

 

Etiquetas: ,

MARDUK.   Señor de Babilonia.


Redactado Por María Aurora Saucedo Pérez. Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. México.

estemarduk0607

Las  creencias en la vida cotidiana de las sociedades antiguas, contienen una similitud en su existencia, ya que  todas poseen la gran necesidad de explicarse el origen del hombre y del universo, al igual  que del orden cósmico, siendo  esto lo que  hace la diferencia  de cada una de estas sociedades.   Ya que cada una de ellas va creando  su concepción de cada uno de  estos sucesos,  surgiendo así una la construcción de mitologías, para poder responder a todas sus interrojuntas, las cuales han surgido durante su vida, pero sobre todo para  explicarse su existir, tomando en cuenta los sucesos que le proporciona la estrecha relación con el medio ambiente, los sucesos asombrosos que le asustan, por así decirlo  un trueno, lo que le alegra, una buena cosecha. Sucesos que no puede entender, que le cuestionan, por lo que tendría que hacerse algunas preguntas como por ejemplo,  ¿Por qué es que suceden estos sucesos? Y la más importante ¿Quien es él que las origina?   A lo que supongo que fueron estas preguntas o ala mejor más, u otras,  las que llevaron al hombre antiguo a querer responderse de algún modo.  Por lo que recurre al mito, en el cual se crea la fuerza divina, la intersección  celestial,  donde se crea al Dios, al bondadoso, al malvado, al justo, al valiente, al peligroso, al que se le debe temer, al protector, al salvador, al creador, al todo poderoso,   quien será el protagonista de la creación del hombre, del universo, y sobre todo, de todo acontecimiento realizado sobre la tierra. Claro dando una explicación distinta a cada suceso,  interviniendo  en ella una gran cantidad de dioses los cuales tienen un papel importante dentro de esta gran explicación, las cuales saciaran la gran necesidad de entendimiento, de explicación y porque no decirlo de existir, por lo que  le será más fácil comprender su vida cotidiana y la formación cultural  en la que participa.  Es ello, por lo que trataré,  en cierto modo, de dar una explicación cómo una ciudad antigua cómo  Babilonia[2] trata de explicar su porvenir utilizando de base una gran mitología y cómo crea   en ella un estado,  exaltando la participación de Marduk.  Quien se convirtió en el dios nacional de Babilonia  por su gran participación  en el  destino de los dioses primogénitos y  sobre todo para la creación del hombre.

f93a1-marduk

Por lo que es necesario primeramente dar una breve descripción de algunos dioses que conforman la  estrecha relación con Marduk.   Sobre todo  en las características que le son  otorgados  a cada una de las deidades y por lo cual crean fuerzas sobrenaturales  para establecer el orden, dar fertilidad a la tierra, entre otras cosas, pero de igual de la participación  de deidades que se originan en la creación del caos, motivo de una gran mitología babilónica en la cual, se expresa la participación de estas deidades para generar el caos que se origina en el sitio donde radica el hombre por lo cual el hombre se encuentra en una obligación a rendir culto a los dioses que han vencido estas fuerzas naturales, las cuales son la presencia de los mismos dioses.

  1. a)         ENKI:    Dios sumerio que significa “señor de la tierra”  o señor de abajo. Es el soberano del océano de agua dulce que se creía que existía debajo de la tierra y de las fuentes que aseguraban la fecundidad.   Es el dios de la sabiduría y del conjuro[3]. Es el dios de la purificación, de la sabiduría, “es el inventor de todas las comodidades de la vida, de todas las técnicas, de toda la cultura y fue el padre de Marduk.
  1. b)         APSU: Representa las aguas dulces, es esposo de Tiamat, y es el progenitor de los dioses, siendo el principio masculino.
  1. c) TIAMAT: Representa el agua salada, al mar, es la diosa madre progenitora de dioses. Es una fuerza natural que representa el caos primogénito, donde  une sus aguas con Apsu su esposo,  al cual Enki, le quita la vida y usurpa su lugar por lo que Tiamat, representa la furia contra este acto y es por lo que los dioses temen a su destino. Y en el ritual más importante de Babilonia, el Akidu (Año Nuevo) la  batalla en contra de Marduk es  representada, en la cual es vencida, por lo que forma parte del nuevo orden actual pues su cuerpo es utilizado para elaborar al cielo y la tierra, y con ello es el ciclo de un nuevo  recomienzo.
  1. d) ANU: Conocido como dios del cielo y padre de los dioses.
  1. e) DAMKINA: Es la madre de Marduk y esposa de Ea/Enkí,  “es la señora de la tierra,”[4] identificada con Ninhursanga, que en sumerio es señora de la montaña.
  1. f) ZARPANITUM: Es la esposa de Marduk, “brillante como la plata, llamada a veces como, erua (hembra),  diosa madre, la cual le dio un hijo a Marduk llamado Nabu.  En los himnos babilónicos esta un himno dirigida a ella el cual relata de la siguiente manera para que interceda ante el omnipotente Marduk. “¡la grandísima, la eminente, la más alta de las diosas!  ¡reina  de las diosas! ¡Esposa de Marduku, el hijo violento de Ninsh[iku] (Enki), reina del Ésagila, el palacio de los dioses, ¡Señora de Babilonia, protección de todos los países,”[5] “Estoy arrodillado a tus pies, día y noche, se celebra tu nombre, se canta tu valentía. Habla a favor mío a Marduk, mi creador, concede que mis palabras sean recibidas con agrado.”[6]
  1. g) NABU:   Hijo de Marduk. conocido como el anunciador, fue un dios de la vegetación, protector de las cosechas,   así como de la escritura y sabiduría, siendo  el escriba de los dioses.
  1. h) NERGAL:  “ Dios del mundo inferior, soberano de la mansión de los muertos, era también una deidad responsable, de las plagas y del poder destructor del sol, presidía además de la guerra y de la casa.”[7]

 

  1. i) SIN: “En-zu y Nanna en sumerio, era la luna, quien regulaba y protegía la vida del país en cuanto a que era el  Señor del mes.    Sus diferentes fases  influían directamente  sobre la vida agrícola.” [8]

 

  1. j) SHAMASH: Dios de corte astral y naturalista, fue titular de la verdad y la justicia, que impartía sin piedad contra los transgresores de la ley; pero siempre misericordioso con los débiles y desgraciados. Dios, por tanto, benéfico,  fue un dios oracular, señor de la visión, siendo por ello invocado en los juramentos. Donde en los Himnos Babilónicos es recitado así: “Oh iluminador [de la tierra, oh juez] de los cielos, que iluminas las tinieblas, pastor de arriba y abajo, Shamash, iluminador de la tierra, juez de los cielos, que iluminas las tinieblas, pastor de arriba y abajo!”[9]

 

  1. k) ENLIL.    Dios sumerio  el cual era rey de los dioses por su gran fuerza y poder con las fuerzas naturales, conocido como el Señor del viento, ya que tenía poderes como la tempestad, y de los vientos.  En su imperio Nippur era grande su poder, pero en Babilonia su poder se redujo, ya que todas sus cualidades le fueron otorgadas a Marduk.

 

  1. l) Titulo otorgado a Enlil y luego a Marduk su significado era Señor por lo que algunos himnos babilonios llevan su nombre pero dedicados a Marduk. El cual dice lo siguiente:

“¡Oh Bel, al que nadie iguala cuando esta enfadado!

¡Oh Bel, excelente rey, Señor de las naciones,

¡Que haces favorables a los grandes dioses!

¡Oh Bel que derribas lo poderoso con tu mirada!

¡Señor de los reyes, luz de la humanidad, que divides las partes ( que

Fijas los destinos)!

¡Oh Bel tu morada es Babilonia!”[10]

  1. m)       MARDUK.   Es el primogénito de Ea/ Enki y Damkina,  esposo de Zarpanitum y padre de Nabu.  Marduk es el dios nacional de Babilonia, gracias a su ensalce en el poema de Enuma Enlish, donde aparece victorioso de la lucha caótica contra Tiamat, estableciendo orden entre los dioses y dando creación de cosas hermosas.   Su papel es el del  héroe, el dios más valiente, más poderoso, más misericordioso,  el creador,  como quien dice el todo poderoso contra las fuerzas naturales, siendo “un dios civilizador libertador y protector del hombre, titular de la magia y de la curación, fijador de los destinos, los cuales se determinaban anualmente en el transcurso de una fiesta de complejo ritual,  titular de cincuenta nombre, encerrando  las cualidades y poderes de las divinidades.”[11] Es interesante cómo Marduk personifica el poder de ciertas divinidades importantes en ese tiempo, lo que representa que es el único  que posee el más grande poder, el es el Rey de los dioses, nombrado así en el poema de la creación, siendo que es el único que posee poder magnifico para enfrentarse a la cólera de Tiamat.  En la cual es el vencedor y creador del cielo y de la tierra, y del hombre.  Y como regalo por su actuación heroica, se le recompensa con una morada en la tierra, su templo el É-sagila,  donde el hombre deberá dar ofrendas, en los cultos o rituales más importantes en su nombre como es el Año Nuevo (Akitu), en Babilonia. Donde se representa la travesía  de la gran lucha contra Tiamat, pero  aún así la lucha por un porvenir mejor, un  buen destino y sobre todo a un Dios contento de ser el Rey de los Dioses y dios Nacional de Babilonia.     A Marduk se le adjuntan varios Himnos babilonios entre los más significativos son donde le atribuyen el poder y la fuerza de otros dioses por ejemplo:

 

“Sin es tu esencia divina; Anu, tu soberanía;

Dagan, tu carácter señorial; Enlil, tu calidad de rey;

Adad, tu potencia; el sabio Ea, tu inteligencia;

Nabu, el que tiene el estilete, es tu talento.

Tu primacía es Ninurta; tu firmeza es Jergal, tu mensajero insigne;

Tu cualidad de juez el luminoso Shamash, que provee la protección;

Tu más importante nombre, oh Marduk, es “sabio entre los dioses”, tu

Flecha  furiosa es un león sin piedad piedad.”[12]

De Esta manera los dioses se relacionaban entre sí, de acuerdo a su procedencia y sobre todo al ensalce que se le daba en cada región,  la mayoría de los dioses tenia que cumplir con una función terrenal.  Ya sea la ayuda al hombre en su vida cotidiana, o mantener la armonía dentro de la Naturaleza.   Por lo que el papel de Marduk es muy importante en Babilonia ya que organiza a los dioses, crea el universo y al hombre  y su gobierno al igual que mantiene la armonía  en el mundo actual.

Enuma Elish.

En el poema de Enuma Elish, constituye la más importante creación literaria de la religión acádica. “Nada se puede comparar en cuanto a grandiosidad, tensión dramática, esfuerzo por conjuntar la teogonía, la cosmogonía y la creación del hombre en toda la literatura sumeria.  En el  relato  que explica de los orígenes del hombre, para exaltar a Marduk.”[13]  El poema habla acerca de los dioses primigenios en este caso de Tiamat la Diosa Madre y de Apsu  el procreador, quienes representan el agua salada y las aguas dulces. De las cuales procrean a distintas divinidades,  en donde surge el caos primogénito, donde  Marduk será quien defienda el destino de los dioses creados, dando muerte en la gran batalla a la poderosa Tiamat.   Pero sobre todo dando la creación del mundo actual donde Babilonia será la gran ciudad donde morara el Rey de los dioses, donde morara Marduk.   Donde los antiguos babilonios consideraban que su ciudad  Babilonia era el “ombligo” del mundo por el hecho de que allí estaba el santuario del dios Marduk, a quien se consideraba como señor del cielo y de la tierra, el principal de todos los dioses. Por eso Babilonia era un centro religioso sin rival en la tierra.

El inicio del poema solo presenta a los dioses primogénitos entre ellos a Tiamat, que es el nombre que se le da a la madre primordial de todo, personificando la feminidad,  diosa que representa el agua salada, el mar, el monstruo del caos primigenio con forma de dragón y es la esposa del Dios Apsu.   Es  la creadora de dioses, donde de la unión con Apsu procrean a  Lahmu y Lahamu, que son serpientes acuáticas monstruosas. El papel de Tiamat en el poema de la Creación de“Enuma Elish”, es muy importante ya  que es la generadora primero de los dioses al lado de Apsu  en donde su presencia representa la situación del  universo en un principio.

“Cuando  arriba los cielos no habían sido nombrados,

Cuando abajo la tierra todavía no había sido llamada por un nombre,

Cuando el primordial Apsu que los engendró,

Cuando Mummu, cuando Tiamat, madre de ellos

Confundían en un único todo sus aguas. . .” [14]

Quiere decir que en un principio existían sólo las aguas  entre mezcladas Tiamat representando las aguas saladas y  Apsu  su esposo  representando  las aguas dulces, las cuales eran generadoras de otras deidades que representaban otras fuerzas naturales o simplemente conformaban la Naturaleza.  De Tiamat y Apsu surgieron Lahamu y Lahmu, que eran representadas como serpientes  acuáticas las cuales procrean a Ansar y Kishar  estas representaban el horizonte. Quienes a su vez conciben a Anu a su imagen y semejanza quien es el cielo.   De  igual manera se siguieron creando dioses, por lo que Anu,  creo a Nudimmut, quien es llamado con frecuencia como Enkí el dios de la Tierra y Ea imagen  y semejanza tal como lo relata el poema de la creación de “Enuma Elish”  en donde se representa la procreación de Tiamat:

“Nacieron Lahamu y Lahamu y se les dio nombre;

Aumentando, a través de las edades, su gran talla;

[Entonces] fueron creados Anshar y Kishar, que los superaron;

Viviendo muchos días, a través de los años.

Su hijo fue Anu, igual a sus padres.

Anshar hizo a su primogénito, Anu, a su semejanza,

Anu, por su parte, hizo a su semejanza a Nidimmut.”[15]

De igual manera podemos ver que conforme se van creando los dioses, las fuerzas naturales  tienen una relación divina. En donde el origen de la fuerza, es por medio del agua.  Siendo también una fuerza brutal en contra de esta misma naturaleza creando el caos primogénito,  encabezado por esta fuerza natural, donde según la mitología babilónica, esta encabezada por Tiamat, debido a que Enkí quien  hijo de Anu,  establece un encantamiento  sobre Apsu, pues este estaba enojado porque todas las generaciones de sus hijos perturbaban su tranquilidad por lo que empezó, por hablar con  Tiamat  en el poema de Enuma Elish:

“Apsu, abriendo su boca,

Dicho a Tiamat resplandeciente:

‘Sus maneras son verdad detestable a mí.

Por día no encuentro ninguna relevación, ni descanso por noche.

Destruiré, Arruinaré sus maneras,

Esa tranquilidad puede ser restaurada.”[16]

De esta forma sale a relucir el poder de Ea/Enki, quien al conocer lo que tramaba el progenitor Apsu, utilizando su inteligencia y sus habilidades, invoca sobre el progenitor un encantamiento  que le genera un profundo sueño, después de esto, “Apsu es muerto después de ser despojado de  su tiara y esplendor divino,  de los que se apodera su vencedor. Entonces Ea ( Enki),  se vuelve en contra de Mummu, al que ata sin que este ponga la más mínima resistencia.”[17]   Después de esto Ea/ Enki instala  su morada sobre Apsu.   Donde  a la unión con la diosa Damkina trae consigo el nacimiento del que será el gran Dios,  de Marduk donde en la epopeya lo relata de la siguiente forma:

“Ea y Damkina, su esposa, morando (allí) en esplendor.

En el compartimiento, el domicilio de  los destinos,

Engendraron a un dios, el más potente y el más sabio de dioses.

En el corazón de Apsu  eran Marduk creado,

En el corazón de Apsu santo estaba Marduk creado.

Él que lo engendro  era Ea, su padre,

Ella que lo concibió era Damkina, su madre.”[18]

Por lo cual al llegar esta parte me es necesario crear una genealogía, de donde proviene Marduk, sus antepasados,  para poder entender lo anterior escrito y entender de una manera más apreciable los siguientes acontecimientos en los cuales Marduk participa como todo un vencedor.

 

Linaje  de Marduk.

De esta forma se narra la creación de Marduk (Fig.1), pero cabe señalar que el poema lo toma   como el más perfecto de los dioses,  de donde parten numerosos acontecimientos  de los cuales Marduk es el protagonista, utilizando su fuerza sin igual, incomparable y sobre todo su autoridad después de su victoria sobre los dioses y sobre el universo.

La prueba inicia cuando a Tiamat le señalan  que había sido muy pacifica su reacción a la muerte de su esposo Apsu, por lo que los  dioses la inducen a desarrollar ira en  contra  de quien había matado a su esposo.   Por lo que conforma un ejército lleno de serpientes monstruosas las cuales tenían unos afilados dientes, con crueles colmillos y con su cuerpo lleno de veneno en vez de sangre por lo que Tiamat,  puso a Kingu al frente de su ejército entregándole las tablas del destino.   Por lo que en sí el ejército de Tiamat estaba listo a luchar.

Por otra parte Ea/Enki estaba preocupado al igual que sus progenitores  los cuales temen  a la furia  que representaba Tiamat en contra de ellos, a lo que Ea al saber que no podría contra las fuerzas brutales de Tiamat pide un consejo a Anshar el cual le dice que recurra a  Anu, pues este es el que contaba  aún con más autoridad  que Enki. Pero para su intranquilidad Anu tampoco podría lanzarse contra Tiama, pues esta estaba totalmente colerizada,   por lo que los dioses  preocupados  conceden  a Marduk el destino de los dioses pero aún así el destino de la Naturaleza creada por ellos mismos.

Entonces ponen a prueba el poder de Marduk, “pusieron en medio una constelación, y luego se dirigieron a Marduk: ‘¡Que tu palabra oh Señor impresione a los dioses! ¡Manda a destruir y recrear, y haz que así sea!  ¡Habla y haz que la constelación desaparezca! Háblale de nuevo y haz que reaparezca. Habló y con su palabra desapareció. Habló de nuevo y  la constelación fue recreada.  Cuando sus  padres los dioses vieron lo eficaz que era su palabra se alegraron y proclamaron: ¡Marduk es Rey![19]  Desde aquí empieza el regocijo hacia Marduk la felicidad entre los dioses  pues creen que la armonía puede surgir otra vez plenamente.  Por lo que Marduk se empieza a preparar para la pelea, pero sin antes sugerir que si llegaba hacer el ganador, fuese proclamado y conocido en el futuro, aceptando esto los dioses, Marduk empieza a prepararse con sus armas  que va utilizar en la batalla:

“hizo un arco, y lo destinó a ser su arma,

Manteniendo con firmeza la flecha en la cuerda.

Empuñando su maza con la mano derecha, la levantó,

Y aseguró el arco y el carcaj a su lado.

E hizo arder su cuerpo en quemantes llamas.

Tejió una red para atrapar a Tiamat, de modo que no escapara,

Ordenando a los cuatro vientos que estuvieran alertas.

El viento sur, el viento norte, el viento este y el viento oeste.”[20]

Formando grandes fuerzas naturales, como tempestades terribles  y diluvios, se marcha a combatir contra Tiamat. Al enfrentarse  hacia Kingu y su ejército compuesto por monstruos acuáticos, estos temen y huyen por lo que solamente Tiamat se enfrenta en ese momento sucediendo el acto de la lucha de la siguiente forma:

Ilustración 1: Sello babilónico de un cilindro que demuestra la batalla  de Marduk con Tiamat representada por la serpiente acuática

“Se acercaron Tiamat (y) el sabio de los dioses, Marduk…

Extendió el señor [Marduk] su red, la atrapó a ella…

Abrió Tiamat la boca todo cuanto pudo. Entonces él le introdujo la        tempestad…

Vientos furibundos llenaron su cuerpo,….

Disparó la flecha, hendió su vientre,

Arrasó sus entrañas, desgarro el corazón.

Tras haberla vencido le arrancó la vida…

Se montó el Señor sobre las piernas de Tiamat,

Con su despiadada clava despedazó el cerebro,

Segó las arterias de su sangre,…

Descansó el señor para contemplar su cadáver,

Para dividir en tronco para crear cosas hermosas.

La dividió en dos mitades como a una valva,

Colocó una mitad, cubrió con ella el cielo,

Echó  el cerrojo, aposto centinelas,

Ordenó retener el agua…” [22]

Después de una gran batalla Marduk contra Tiamat (Ilustración 1) donde sale victorioso, logrando vencer a la furiosa Tiamat, y con ella creando al cielo y la tierra, formando así el cosmos del universo.   Pero por otro lado Kingu no iba a  esconderse de Marduk pues él le iba dar su merecido al igual que a su ejercito por lo que  Marduk los  envuelve en su red, quitándole a kingu la tabla de los destinos que le había concedido Tiamat a Kingu, Entonces le quita la vida,  creando todavía más cosas hermosas:

“Anudaré arterias y reuniré huesos en un ser.

Creare a Llullu, cuyo nombre será “hombre”,

Formare a Llullu, el Hombre…

Lo ataron y condujeron ante Ea.

Al ser condenado, le abrieron las arterias.

Ea, entonces impuso al hombre el trabajo y libero a los dioses.”[23]

Al haber creado cosas hermosas y conformar el cosmos los dioses celebraron en un gran banquete y no olvidando lo que había pedido Marduk antes de iniciar la gran Batalla, estos comenzaron a construirle un Templo nombrado Ésagila.[24]. También recitando los 50 nombres, que eran las cualidades que reflejaban su energía y sus hechos poderosos.

El poema de “Enuma Elish”, encierra para los babilonios la formación del origen del universo y de su propia humanidad.  Tomando como figura central  a Marduk (Ilustración 2), por quien es posible que se generara  esto.    Por lo que los babilonios presentan varias características que los distinguen en cuanto a que se basan a  venerar a los dioses principales dando gracias por su destino al igual que para pedir por un advenimiento mejor.  Entre ellas la vinculación del Dios local en este caso Marduk  por medio de un rey. El cual se encargara de los designios de Marduk, para que se realicen los rituales en su nombre en este caso el Año Nuevo.

Ilustración 2: “Dibujo de  cilindro-sello mostrando a Marduk u a un dragón-moshussu sometido, (uno de los monstruos reclutados por Tiamat).  Aquí Marduk tiene la vara y el anillo de la realeza en su mano izquierda su túnica está decorada con medallones y lleva una corona muy trabajada.”[25]

Después de la formación de la humanidad se crean varias definiciones, como la de que el hombre al ser origen de  kingu, trae consigo a una fuerza demoníaca, por lo que los dioses le imponen cierto ritmo de culpabilidad, donde  hombre la  emplea como culpa propia, por lo que trataban de tener contentos a los dioses para que estos mantengan el orden, la armonía necesaria para vivir. Dándole ofrendas como construcciones de templos, rituales, cultos entre otras cosas más.

El poder de Marduk bajo el poder gobernante del Rey.

 

         

El modo de gobernar en Babilonia traía consigo un sin numero de tradiciones sumerias, tanto de la forma de desenvolver el papel de sus principales dioses, al igual que rendirles  homenajes a ellos, una tradición muy fuerte en Babilonia fue la de  el “patesi” en lengua  sumeria y el “Ishakk” en el idioma acadio, que era el rey de la ciudad pero en forma de inquilino, del Dios  principal de la ciudad. De esta forma era como si el Dios estuviese presente por medio de los mandatos del Rey, el dios estaba en plena comunicación con su mensajero, que en este lugar sería el Rey, quien será el vínculo del dios con el hombre por medio de él.  Para que el hombre pueda comprender lo que el dios decide.

Por lo que hace pensar que en Babilonia se le tendría que rendir culto a Marduk para poder ser el inquilino en su ciudad,  por lo que un himno babilónico deja claro lo que pedía un Rey al Dios de la Ciudad en este caso  le imploran a Marduk Dios y Señor de Babilonia de la siguiente manera:

“¡Poderoso, magnífico, soberano de Eridu,

Príncipe insigne, hijo de Nudimmud,

Marduk violento, que hace alegar el Eengurra,

Señor del Esagila, objeto de la confianza de Babilonia,

Que ama el Ezida, que salvaguarda el soplo de vida,

El jefe del Emakhtila, que vuelve la vida exuberante,

Protección el país, que se muestra benévolo con la multitud,

Dragón de todos los santuarios,

¡Tu nombre es agradable a la boca de todas las gentes!

¡Oh Marduk, gran señor, dios misericordioso,

¡Pueda yo vivir por tu orden poderosa!

¡Que esté sano  y salvo y que celebre tu divinidad,

¡Que alcance todo lo que deseo!

¡Haz residir la verdad en mi boca, crea un buen propósito en mi corazón!

¡Que el cortesano y el funcionario hablen bien en mi favor!

¡Que mi dios se halle a la derecha!

¡Que mi diosa se halle a mi izquierda!

¡Que un Dios que me Salvaguarde y aceptado yo hable!

Hazme don de ser escuchado y aceptado cuando yo hable;

Que la palabra que pronuncie sea recibida tal como la diga.

¡Oh Marduk, gran Señor, Hazme don de vida, que se mantenga mi vida!

¡Que sea saciado de caminar radiantemente a tu presencia!

¡Que Enlil se regocije de ti, que Ea se alegre de ti!

¡Que los dioses del mundo entero te rindan homenaje!

¡Que los grandes dioses alegren tu corazón.”[26]

De esta manera un jefe gobernante le imploraba a Marduk, misericordia, pues era quien tenía la confianza de que por medio de su mandato se cumplieran las ordenes,  pues el Rey, era quien tenia la soberanía de Marduk, era quien “regía los destinos de la ciudad, este deber comprendía la colecta de ofrendas espontáneas del pueblo, la vigilancia superior de las haciendas y talleres, la legalización de todos los acuerdos mercantiles, la conservación del sistema de pesos y medidas y la defensa de la propiedad del Dios o sea de la ciudad.”[27]

Siendo el Rey quien tenía la obligación y responsabilidad del bienestar de la ciudad,  por lo que un ejemplo de homenaje a Marduk es el del mismo Hammurabi,  quien se describe de la siguiente manera en el Código de Hammurabi,[28] “Príncipe piadoso, temeroso de mi dios (Marduk), para proclamar el derecho en el País, para destruir al malvado y al perverso, para impedir que el fuerte oprimiera al débil, para que me elevara, semejante a Samas, sobre las cabezas negras e iluminara el país y  para asegurar el bienestar de la gente.”[29]  Hammurabi  considero a Marduk  su dios personar y lo elevo como el dios nacional  de Babilonia, debido a la función de héroe que desarrolla  dentro del poema de la creación “Enuma Elish”, en donde Marduk pelea no sólo contra los dioses del caos, Tiamat y su ejercito, sino que más bien  lucha de alguna forma contra las fuerzas naturales que caracterizan a estas fuerzas superiores, tomándolo de esta manera el Rey tenia la obligación de tener contento a su Dios, por lo que a Marduk le Celebraban  culto el día de Año nuevo.

La relación que tenía un rey con el Dios Nacional, era muy importante ya que era el mensajero, el intermediario para la unión del Dios-hombre, ya que físicamente, el Dios no era asimilado como una persona sino más bien como una fuerza brutal de la naturaleza la cual corría con la suerte de erradicar el destino del hombre.     Aunque en los rituales si se les representaba humanamente, a Marduk en el Año nuevo se festejaba con la representación del rey, quien era el que tomaba su lugar para representar  la mitología  que encabezaba Marduk contra la poderosa Tiamat, en el ritual de Año nuevo que en acadio es akidu.  La fiesta del Año nuevo era generalmente un mítico-ritual ya que utilizaban la mitología del poema de Enuma Elish,  logrando así la gran victoria de Marduk, pero con ella el designio del destino, por lo que se buscaba la buena fortuna,   a lo que comenta Mircea Eliade en el ritual de akidu,  es como “si la lucha, la victoria de Marduk y la creación del mundo fueran presentes”[30],  “ siendo una lucha contra Marduk y Tiamat, llevando  la muerte y la restauración de  él, ya que  el tema principal  era escenificado para  favorecer el crecimiento de la vegetación en primavera, culminando con la fijación de los destinos  que es la prosperidad futura y con el matrimonio para asegurar la fertilidad.     En el festival de akidu se llevaban diferentes rituales dentro del templo de Ésagila, donde el rey era el actor principal, para representar la gran batalla contra Tiamat.  Por lo que un sumo sacerdote lo preparaba,  para el cautiverio, la liberación y el  matrimonio sagrado, en donde todos estos rituales fijaran los destinos del hombre.   Por lo que la presencia de Marduk es muy importante para los babilonios ya que es él quien fijara su destino.

CONCLUSIÓN.

El papel de Marduk dentro de la  religión de Babilonia representa toda una cosmogonía, ya que le presenta un hombre antiguo todas las explicaciones que  pueda tener acerca del origen del hombre y del universo.   Claro esta explicación a base  y  obra de fuerzas sobrenaturales sobre todo la divinidad.  La Religión de Babilonia trae consigo muchas de las tradiciones sumerias,  por lo que el papel de Marduk posee características del dios Enlil dentro de sus cualidades más sobre salientes, más sin embargo Babilonia conformo toda una estructura para que su dios nacional Marduk, quedara a una estatura inalcanzable dentro de su territorio Babilónico.  Es por ello que Marduk alcanzó poder y fuerza  durante el realce babilónico.

BIBLIOGRAFÍA.

Bonnefoy Ives. Diccionario de las mitologías. Desde la prehistoria hasta la civilización Egipcia. Destino. España. 1997. vol.1

Codigo de Hammurabi, Tecnos Madrid. 1992. [Estudio preliminar, traducción y notas de Federico Lara Peinado].

Díaz Carlos. Manual de Historia de las Religiones. Desclée de Brouwer. Bilbao. 1997.

Enuma Enlish, Issac Mendelsohn en: http://alexm.here.ru/mirrors/www.enteract.com/jwalz/Eliade/055.html

  1. O. James. Historia de las Religiones. Alianza. Madrid.1995.

Frankfort Henri. Reyes y Dioses. Alianza. Madrid. 1981.

Frankfort H. A. y H, Wilson J. A. y Jacobsen T.  El pensamiento Pre-filosófico I. Egipto-Mesopotamia. Fondo de Cultura Económica. México. 1954.

Himnos Babilónicos, Tecnos. Madrid. 1990. [Estudio preliminar, traducción y notas de Federico Lara Peinado].

ManLurker. Diccionario de Dioses y Diosas, Diablos y demonios. Paidos. España 1999.

McCall Henrietta. Mitos Mesopotámicos. Akal. S.A. 1999

Mircea Eliade. Historia de las creencias y las ideas de las creencias religiosas. Paidos. España. 1999.

Mircea Eliade. Mito y realidad. Labor. Barcelona.1992.

Mircea Eliade. Tratado de Historia  de las Religiones. Era. México. 2002.

Ohlig K. H. La evolución  de la conciencia religiosa. Herder. España. 2004.

Turner Ralph. Las Grandes Culturas de la Humanidad. Fondo de Cultura Económica. México. 1992.

 
Deja un comentario

Publicado por en 21 mayo, 2015 en SUMERIA

 

Etiquetas:

MITO O REALIDAD


Marduk-Tiamat
Se ha dicho que los “mitos” de centauros, sátiros, unicornios, dragones, duendes, etc. fueron los resultados de experimentos genéticos tempranos de Los Anunnaki.

Pero los textos Sumerios declaran que estas criaturas/monstruos eran aliados de Tiamat hasta que los dioses mesopotámicos se revelaron contra la tiranía de la reina Tiamat.

¿Eran los dragones originales de hecho,
Los Dioses Antiguos hablados en los textos?
¿Los Anunnaki destruyeron una civilización, la mítica tierra “antes de tiempo” (antes del “tiempo común reportado), y manoseando los códigos genéticos, intentando el genocidio en una escala global, y deliberadamente ocultaron alguna memoria de o referencia a esta civilización?

En la mitología sumeria y otras mitologías se suelen representar a los dioses con alas, pero No, no tenían alas, simplemente eran capas, capas que al desplazarse en carros o es objetos de trasporte se les levantaba como si de alas se tratara.
Después viene también el mito o no tal mito de los carros voladores, realmente creo que si eran reales. Hay muchas posibles pruebas de esos carros voladores en las historias de muchas culturas. En los escritos de todas las culturas se habla de serpientes o dragones, dragones que son simplemente serpientes con alas, y en estas leyendas encontramos a la madre de todas, Tiamat, Tiamat era temida por todos y su poder destructivo era enorme, era la reina de los dioses mesopotámicos y como no de los egipcios. En Egipto seria representada como la diosa Maat, por que llegue a eso, (Tia-Maat). Simplemente por sus alas como el llamado Dios An(u) (Anu-nna) mesopotámico, ambos se representan con alas como si estuvieran montados en ellas… a la reina Tiamat se le conoce como el dragón, la Mamma, madre de todos los dioses. Después fue asimilada como un demonio.
La historia de esta diosa junto con los demás dioses y luchas, crearon nuevas historias, contadas por observadores de las épocas,
Y según esos observadores una gran lucha se genero en el cielo, esa lucha que relata la biblia no es otra que la de Tiamat y sus guerreros, por otro lado An, y sus mal llamados Anunnakis. En este caso se le dio a un guerrero todo el poder del que disponían los llamados Anunna-ki, para combatir a las fuerzas de Tiamat, ese guerrero se llamaba Marduk. Y como comenzó la guerra ¿?
Posiblemente por que Tiamat reclamo los minerales extraídos del planeta llamado entonces Ki, y su jefe minero se negó, y hay comenzó la guerra entre la reina de los Drago y los Igigi.
Si, Igigi hasta An(u) y sus hijos y colaboradores en Ki, posiblemente fuera un trabajador jefe de los Drago, en todo caso no se puede confirmar pero es lo mas posible.
Cuando dieron las armas a Marduk este pidió a cambio de matar a Tiamat ser el soberano del planeta (Rey de Reyes) o dios de dioses. De este modo comenzó el mito de Yahve= Marduk.
También Marduk se extendió en otras culturas con diferentes nombres como Zeus, en todas ellas Dios monta en su carruaje con rayo en mano (rayo o Arma).

Continuaremos con esta historia mas adelante.
Crédito El arca de los dioses.

en la foto Marduk montado en su carruaje portando un rayo en su mano.

 
1 comentario

Publicado por en 25 abril, 2015 en Mesopotamia, MITOLOGIA, SUMERIA

 

Etiquetas:

COMENZÓ REALMENTE LA HISTORIA EN SUMER.


EL HMBRE CREO AL HOMBRE

La humana si, o amenos esas referencias tenemos sobre las escrituras mas antiguas.

Pero la historia de esta creación humana se remonta mucho mas lejos en la distancia y el tiempo…

Hace millones de años la tierra no existía pero si otros mundos,
En algunos de esos mundos ya existía una vida orgánica.
Pero nos venimos mas cerca en el tiempo pero no en la distancia.

(Al principio de los tiempos, antes de que el Cielo y la Tierra tuvieran siquiera nombre, sólo existían las aguas primordiales (Apsu: el agua dulce y Tiamat: el agua salada). De su unión nacieron los dioses, que en su tercera generación dieron lugar a Ea, dios de la magia).

Este pasaje esta escrito en las tablillas de barro de Mesopotamia. Pero démosle color.

Antes de que el cielo y la tierra tuviesen nombre (carecer de nombre equivalía a no existir), existía un ser que habitaba en el agua salada de un lejano planeta, su nombre Tiamat, era una especie femenino, una madre, una Amasutum, esta Amasutum anfibia, representada con el mar como las potencialidades del caos primigenio. Se unió con otro ser anfibio macho pero este de agua dulce, era Apsu, Apsu era un anfibio de la raza de los Šutum.

Pero no eran los únicos seres hembras y machos del universo, pero estos son los que nos interesan.

Apsu y Tiamat, tuvieron varias descendencias, entre ellas a Ea (Enki)
Pero pasó algo, Apsu fue asesinado, asesinado por su propia creación Ea,
Tiamat. Esta, enfurecida por la muerte de su esposo, creó una legión de Guerreros, Guerreros Šutum y los puso bajo la orden de Kingu, su nuevo compañero y a uno de sus hijos, para combatir a Ea y sus seguidores, entre sus seguidores estaba un hermano llamado An, de la segunda generación de hermanos, la gran guerra comenzó y la reina Tiamat, mando tropas a muchos mundos, los gobernantes de varios planetas viendo una gran amenazas, decidieron que los rebeldes fueran localizados y entregados a Tiamat, pero era tarde, Ea-(Enki) o como era mas conocido Sa-am, junto con un puñados de rebeldes se fueron a otro planeta,
Trascurrieron muchos años y el grupo de Gina Abul, se instalaron en un inhóspito planeta, Sa-am experimentaba con medicina, para poder hacer un ser que pudiera subsistir fuera de los elementos líquidos. Y logro crear un ser llamado Igigi,
Los Igigis eran explotados para trabajos fuera del elemento líquido del planeta, hasta que se alzaron por sus pesados trabajos,
Entonces Nammu amante de Sa-am le propuso crear una especie menos semejante a los Gina Albu, y Sa-am acepto creo o mejor dicho co-creo una sub. Raza llamada Nungal.

Pero la guerra en lyra continuaba grandes matanzas de diferentes especies se estaban produciendo. Muchos huyeron a diferentes mundos.
La tranquilidad de An y Sa-am duraría poco, un grupo de guerreros de Tiamat, descubrió su paradero y decidió avisar a la reina Tiamat, Tiamat mando fuerzas de combate para la exterminación de los rebeldes.
Una batalla dura y sangrienta, los anunnas rebeldes lograron contrarrestar el ataque de los guerreros de Tiamat liderados por Kingu, Kingu murió en la batalla por un guerrero llamado Marduk. Los supervivientes de Tiamat huyeron, Después de la batalla, la sangre de Kingu se utilizo para crear una nueva especie de esclavos. De ella nacieron los humanos.

Quien era tiamat o tiamate…. era la reina del sistema solar nuestro.
hoy tiamat o tiamate es considerada un demonio, fue asesinada por marduk, este se proclamo rey de la tierra y fue llamado dios de todos los dioses, hoy día podríamos decir que Marduk podría ser el conocido yahve. en la foto se representa el sistema solar y sus nombres originales.

ti-ama-te

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 abril, 2015 en SUMERIA

 

Etiquetas:

(MARDUK) o (MERODACH):


tiamat y marduk

MARDUK (Merodach)

Marduk (acadio AMAR.UTU, en la Biblia Merodach מְרֹדַךְ) fue el nombre de un dios de la última generación de Mesopotamia y la deidad patrona de la ciudad de Babilonia. Cuando esta ciudad se convirtió en el centro político de los estados unificados del Valle de Éufrates en los tiempos de Hammurabi (siglo XVII a. C.), se levantó como cabeza del panteón de dioses Babilónicos.

En Enûma Elish, una guerra civil entre los dioses estaba creciendo a una batalla culminante. Los Anunnaki dioses se reunieron para encontrar un dios que podía derrotar a los dioses alza contra ellos. Marduk, un dios joven, respondió a la llamada y se le prometió la posición de dios cabeza.

Para prepararse para la batalla, él hace un arco, flechas fletches, agarra una maza, lanza un rayo delante de él, llena su cuerpo con llama, que hace que una red para rodear Tiamat dentro de ella, recoge los cuatro vientos para que ninguna parte de ella podía escapar, crea siete nuevos vientos desagradables como la tempestad y tornado, y levanta su arma más poderosa, la lluvia las inundaciones. Luego se establece para la batalla, montando a tormenta-carro tirado por cuatro caballos con veneno en la boca. En sus labios él sostiene un hechizo y en una mano que agarra una hierba para contrarrestar el veneno.

En primer lugar, él desafía al líder de los Anunnaki dioses, el dragón del mar primordial Tiamat , a un combate singular y su derrota por atrapándola con su red, soplando su ritmo de sus vientos, y que le atravesaba el vientre con una flecha.

A continuación, se procede a derrotar a Kingu, que Tiamat puso a cargo del ejército y llevaba la Tablas del Destino en su pecho, y “arrebatado a él las Tablas del Destino , injustamente su “y asumió su nueva posición. Bajo Se crearon sus seres humanos reinado de soportar las cargas de la vida por lo que los dioses podían ser libre.

Marduk fue representado como un ser humano, a menudo con su símbolo de la serpiente-dragón que él había tomado de dios Tišpak . Otro símbolo que representaba Marduk fue la pala.

Textos babilónicos hablan de la creación de Eridu por el dios Marduk como la primera ciudad, “la santa ciudad, la vivienda de su [los otros dioses] deleite”.

Nabu , dios de la sabiduría, es un hijo de Marduk.

Evil-Merodach:

Hijo de Nabucodonosor, y el tercer gobernante del imperio de Nueva Babilonia; reinó desde (561 hasta 560BC) Su nombre en Babilonia es “Amil-Marduk” o “Avel-Marduk” = “hombre” o “siervo de Marduk.” No hay inscripciones personales o históricos de su reinado se han descubierto, y no sólo son dos fuentes de información acerca de él-las Escrituras hebreas y Beroso. Según la Biblia (Jeremías lii 31;… II Reyes 27 xxv . y siguientes ), se estrenó en el año de su adhesión, los encarcelados rey Joaquín, lo invitó a su mesa, lo vistió con vestiduras reales, y lo elevó por encima de todos los demás reyes cautivos que estaban en Babilonia. Tiele, Cheyne, y Hommel son de la opinión de que tal vez Neriglisar, de Evil-Merodac hermano-en-ley, que es alabado por su benevolencia, jugó un papel decisivo en la liberación del rey de Judea. Grätz, por otro lado, conjetura la influencia de los eunucos judías (en referencia a Jer. Xxxix. 7 y Daniel).

Beroso, sin embargo, dice que Evil-Merodac gobernó “injustamente y lascivamente.” Posiblemente su tratamiento del rey exiliado se llevó a cabo por el sacerdote, o nacional, partido que ha sido ilegal; o puede ser que el recuerdo de alguna lesión dolía en la mente del escritor sacerdotal, o escritores, de su historia (Winckler, “Gesch. Babyloniens und Assyriens”, p. 314). Merodac no pudo contrarrestar el peligro derivado de la inmigración La mediana. El partido opuesto a él pronto logró destronar a él, y él fue asesinado por orden de Neriglisar, que le sucedió.

NOTA:

si la deidad suprema fue Marduk en el estado de Mesopotamia septentrional de Asiria desde el siglo 25 antes de Cristo), que era la potencia dominante en la región.

Marduk reinó suprema.

Él se refiere normalmente como Bel “Señor”, también rabim bel “gran señor”, bêl belim “señor de señores”, ab-kal Ilani bêl terêti “líder de los dioses”, aklu bêl terieti “el sabio, señor de oráculos “, ácaro muballit “resucitador de los muertos”, etc. como puede ser

Merodach (Evil Marduk) Hijo de Nabucodonosor.

Claro que no no eran los mismos, la biblia no contó con las fechas,

(Marduk 1595 aC-1157 aC)

(Merodach 561A.C- 560A.C)

  1. (Mulu-Amar.Ud o Evil-Merodach) Tercer rey de la X dinastía de Babilonia (dinastía caldea), hijo y sucesor de Nabucodonosor II.
  2. Amel-Marduk,  Marduk’ no contó con las simpatías de su pueblo, debido a su carácter arbitrario.
  3. Reinó únicamente dos años y fue asesinado en una revuelta palatina,

que nos cuentan las escrituras mas antiguas:

Nabucodonosor I

fue rey de Babilonia de la II Dinastía de Isin en Babilonia. Reinó desde 1125 a. C. hasta 1103 a. C. aproximadamente.

Al cuarto año de reinado (1121 a. C.) hizo una expedición a la frontera asiria, y atacó la fortaleza de Zanku, pero seguramente fue rechazado por el entonces rey asirio, Ashur-resh-ishi I (1132 a. C. – 1115 a. C..

En 1120 a. C., asumió el poder de Elam, Khutelutush-In-Shushinak, que hacia 1110 a. C., fue derrotado y destituido por Nabucodonosor I. Khutelutushinshushinak, tuvo que abandonar Susa, la cual fue ocupada temporalmente por Nabucodonosor I, y tuvo que refugiarse en Anshan. Con esta victoria, Nabucodonosor, (pudo recuperar la estatua de Marduk y el Código de Hammurabi), que habían sido robados años atrás por el rey elamita Shutruk-Nahhunte.

Nabucodonosor II (c. 630-562 a. C.) es probablemente el gobernante más conocido de la dinastía caldea de Babilonia. Reinó entre el 605 a. C. y el 562 a. C.

Después de su muerte en octubre de 562 a. C., luego de haber reinado 43 años, fue sucedido por su hijo Amel-Marduk, quien, después de reinar dos años, fue sucedido por Neriglisar (559 – 555), que fue sucedido por Nabónido (555 – 538), al final de estos reinados (menos de un cuarto de siglo después de la muerte de Nabucodonosor) Babilonia cayó bajo Ciro quien lideró la combinación de los ejércitos de Media y Persia.

como vemos no solo gobernó un Marduk. y el Marduk de Tiamat, nada tiene que ver con el llamado Evil-Marduk.

NOTA: Evil-Merodach o Evil-Marduk, significa “Adorador de Marduk” el cual nos da… Merodach, No fue Marduk.

Mesopotamia

 
1 comentario

Publicado por en 15 abril, 2015 en SUMERIA

 

Etiquetas: ,

¿¿EL PRINCIPIO?? poemas


“Cuando  arriba los cielos no habían sido nombrados,

Cuando abajo la tierra todavía no había sido llamada por un nombre,

Cuando el primordial Apsu que los engendró,

Cuando Mummu, cuando Tiamat, madre de ellos

Confundían en un único todas sus aguas.

——————————————————————–

“Nacieron Lahamu y Lahamu y se les dio nombre;

Aumentando, a través de las edades, su gran talla;

[Entonces] fueron creados Anshar y Kishar, que los superaron;

Viviendo muchos días, a través de los años.

Su hijo fue Anu, igual a sus padres.

Anshar hizo a su primogénito, Anu, a su semejanza,

Anu, por su parte, hizo a su semejanza a Nidimmut

——————————————————————esquemarduk0607 (2)

“Apsu, abriendo su boca,

Dicho a Tiamat resplandeciente:

‘Sus maneras son verdad detestable a mí.

Por día no encuentro ninguna relevación, ni descanso por noche.

Destruiré, Arruinaré sus maneras,

Esa tranquilidad puede ser restaurada.

———————————————————————–

“Ea y Damkina, su esposa, morando (allí) en esplendor.

En el compartimiento, el domicilio de  los destinos,

Engendraron a un dios, el más potente y el más sabio de dioses.

En el corazón de Apsu  eran Marduk creado,

En el corazón de Apsu santo estaba Marduk creado.

Él que lo engendro  era Ea, su padre,

Ella que lo concibió era Damkina, su madre.

———————————————————————-

“hizo un arco, y lo destinó a ser su arma,

Manteniendo con firmeza la flecha en la cuerda.

Empuñando su maza con la mano derecha, la levantó,

Y aseguró el arco y el carcaj a su lado.

E hizo arder su cuerpo en quemantes llamas.

Tejió una red para atrapar a Tiamat, de modo que no escapara,

Ordenando a los cuatro vientos que estuvieran alertas.

El viento sur, el viento norte, el viento este y el viento oeste.

——————————————————————————

“Se acercaron Tiamat (y) el sabio de los dioses, Marduk…

Extendió el señor [Marduk] su red, la atrapó a ella…

Abrió Tiamat la boca todo cuanto pudo. Entonces él le introdujo la        tempestad…

Vientos furibundos llenaron su cuerpo,….

Disparó la flecha, hendió su vientre,

Arrasó sus entrañas, desgarro el corazón.

Tras haberla vencido le arrancó la vida…

Se montó el Señor sobre las piernas de Tiamat,

Con su despiadada clava despedazó el cerebro,

Segó las arterias de su sangre,…

Descansó el señor para contemplar su cadáver,

Para dividir en tronco para crear cosas hermosas.

La dividió en dos mitades como a una valva,

Colocó una mitad, cubrió con ella el cielo,

Echó  el cerrojo, aposto centinelas,

Ordenó retener el agua…

———————————————————-

“Anudaré arterias y reuniré huesos en un ser.

Creare a Llullu, cuyo nombre será “hombre”,

Formare a Llullu, el Hombre…

Lo ataron y condujeron ante Ea.

Al ser condenado, le abrieron las arterias.

Ea, entonces impuso al hombre el trabajo y libero a los dioses

———————————————————————————

“¡Poderoso, magnífico, soberano de Eridu,

Príncipe insigne, hijo de Nudimmud,

Marduk violento, que hace alegar el Eengurra,

Señor del Esagila, objeto de la confianza de Babilonia,

Que ama el Ezida, que salvaguarda el soplo de vida,

El jefe del Emakhtila, que vuelve la vida exuberante,

Protección el país, que se muestra benévolo con la multitud,

Dragón de todos los santuarios,

¡Tu nombre es agradable a la boca de todas las gentes!

¡Oh Marduk, gran señor, dios misericordioso,

¡Pueda yo vivir por tu orden poderosa!

¡Que esté sano  y salvo y que celebre tu divinidad,

¡Que alcance todo lo que deseo!

¡Haz residir la verdad en mi boca, crea un buen propósito en mi corazón!

¡Que el cortesano y el funcionario hablen bien en mi favor!

¡Que mi dios se halle a la derecha!

¡Que mi diosa se halle a mi izquierda!

¡Que un Dios que me Salvaguarde y aceptado yo hable!

Hazme don de ser escuchado y aceptado cuando yo hable;

Que la palabra que pronuncie sea recibida tal como la diga.

————————————————————————————————-

¡Oh Marduk, gran Señor, Hazme don de vida, que se mantenga mi vida!

¡Que sea saciado de caminar radiantemente a tu presencia!

¡Que Enlil se regocije de ti, que Ea se alegre de ti!

¡Que los dioses del mundo entero te rindan homenaje!

¡Que los grandes dioses alegren tu corazón.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 abril, 2015 en HISTORIA, Mesopotamia

 

Etiquetas: ,

OH MARDUK GRAN DIOS:


ELHOIM

“¡Poderoso, magnífico, soberano de Eridu,

Príncipe insigne, hijo de Nudimmud,

Marduk violento, que hace alegar el Eengurra,

Señor del Esagila, objeto de la confianza de Babilonia,

Que ama el Ezida, que salvaguarda el soplo de vida,

El jefe del Emakhtila, que vuelve la vida exuberante,

Protección el país, que se muestra benévolo con la multitud,

Dragón de todos los santuarios,

¡Tu nombre es agradable a la boca de todas las gentes!

¡Oh Marduk, gran señor, dios misericordioso,

¡Pueda yo vivir por tu orden poderosa!

¡Que esté sano  y salvo y que celebre tu divinidad,

¡Que alcance todo lo que deseo!

¡Haz residir la verdad en mi boca, crea un buen propósito en mi corazón!

¡Que el cortesano y el funcionario hablen bien en mi favor!

¡Que mi dios se halle a la derecha!

¡Que mi diosa se halle a mi izquierda!

¡Que un Dios que me Salvaguarde y aceptado yo hable!

Hazme don de ser escuchado y aceptado cuando yo hable;

Que la palabra que pronuncie sea recibida tal como la diga.

¡Oh Marduk, gran Señor, Hazme don de vida, que se mantenga mi vida!

¡Que sea saciado de caminar radiantemente a tu presencia!

¡Que Enlil se regocije de ti, que Ea se alegre de ti!

¡Que los dioses del mundo entero te rindan homenaje!

¡Que los grandes dioses alegren tu corazón.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 abril, 2015 en HISTORIA, SUMERIA

 

Etiquetas:

ENUMA ELISH tablilla 7ª


7tablets (1)
 
 
“Asaru, donador de la tierra labrantía, el que torna seguras las delimitaciones,
Productor de grano y legumbres, el que hace que brote la vegetación.
Asarualim, el que es preponderante en la casa de consejo, poderoso en consejo,
En quien los dioses esperan cuando están poseídos de terror.
Asarualimnunna, el lleno de gracia, la luz del padre su progenitor,
En que dirige los decretos de Anu, de Enlil y de Ea Ninigiku.
Él es su provisor, el que les asigna sus porciones;
Cuya tiara de cuernos es abundancia, que multiplica los campos para el país.
Tutu, el que realiza su restauración, es él.
Que él purifique sus santuarios a fin de que ellos estén complacidos,
Que trace su conjuro para que los dioses estén en paz.
Si se levantan en cólera, que él haga que atrás vuelvan sus pechos.
En verdad él es sumo en la asamblea de los dioses, sus padres,
Ninguno entre los dioses es su igual.
Tutu es Ziukinna, vida del coro de los dioses,
El que estableció para ellos los cielos sacrosantos;
El que gobierna sus sendas, determina sus cursos.
No lo habrá de olvidar el obnubilado. Que ellos recuerden sus hazañas.
A Tutu, en tercer lugar, lo han llamado Ziku, el que establece la santidad,
El dios del aliento benigno, el señor que escucha y accede;
El que produce riqueza y tesoro, establece abundancia;
El que ha convertido todas nuestras carencias en plenitud;
Aquél cuyo benéfico aliento aspiramos en nuestra pesarosa depresión.
Que ellos digan, que ellos exalten, que ellos celebren sus alabanzas.
A Tutu, en cuarto lugar, que la gente lo magnifique comoAgaku,
El señor del sacro conjuro, el que revive a los muertos;
El que tuvo misericordia de los dioses derrotados,
El que removió el yugo impuesto sobre los dioses enemigos suyos;
El que, para redimirlos, formó a la humanidad;
El misericordioso, en cuyo poder está el otorgar vida.
Que sus palabras perduren y no sean olvidadas
En las bocas de los de la cabeza negra, a quienes sus manos han producido.
Tutu, en quinto lugar, es Tuku, cuyo sacro encantamiento sus bocas musitarán;
El que con su conjuro sacro ha desarraigado a todos los que obran lo perverso.
Shazu, el que conoce el corazón de los dioses, el que escudriña las entrañas,
De quien el malo no puede escaparse;
El que instaura la asamblea de los dioses, regocija sus corazones;
El que subyuga al insumiso; su omnipresente protección;
El que dirige la justicia, extirpa el habla proterva,
Que lo torcido y lo derecho en sus lugares conserva separados.
Que a Shazu, en segundo lugar, lo exalten como Zisi, el que hace callaral rebelde,
El que desvía la consternación de los cuerpos de los dioses, sus padres.
Shazu es, en tercer lugar, Suhrim, el que a todos los
Enemigos los disipa con arma, el que frustra sus planes, dispersa a los vientos;
El que borra a todos los malvados, que se estremecen delante de él.
Que los dioses para siempre se regocijen, que le tributen alabanza tras alabanza.
Shazu es, en cuarto lugar, Suhgurim, el que da la seguridad
De ser escuchado; el que produjo a los dioses, sus padres;
El que disipa a los enemigos, destruye su progenie,
El que frustra sus obras, no dejando nada de ellas.
Que su nombre sea declarado y proclamado en el país.
A Shazu, en quinto lugar, habrán de alabarlo como Zahrim, el señor de lo viviente,
El que destruye a los adversarios, a los insubordinados todos;
El que a todos los dioses fugitivos volvió al hogar de sus capillas.
Que su nombre perdure.
A Shazu, además, en sexto lugar, habrán de rendirle todo honor corno Zahgurim,
El que a todos los enemigos aplastó en batalla.
Enbilulu, el señor que los hace prosperar, él es;
El poderoso que los llamó con nombre, el que instituyólas ofrendas de alimentos;
El que siempre ha reglamentado para el país abrevaderos y pastizales,
El que abre las fuentes y proporciona las aguas de abundancia.
A Enbilulu, en segundo lugar, habrán de glorificarlo como
Epadun, el señor que rocía los campos;
El que riega el cielo y la tierra, el que establece los surcos;
La represa y la zanja regula; el que delimita el surco.
A Enbilulu, en tercer lugar, habrán de alabarlo como
Enbilulu-Gugal, el que riega las plantaciones de los dioses;
Señor de abundancia, de opulencia de copiosas cosechas;
El que provee de riqueza, enriquece todas las moradas,
El que proporciona el mijo y hace que la cebada aparezca.
Enbilulu es Hegal, el que acumula abundancia para consumo de la gente,
El que causa plenitud de lluvia sobre la tierra produce vegetación.
Sirsir, el que amontonó una montaña encima de ella, Tiamat,
Que el cadáver de Tiamat arrebató con su arma,
El que apacienta al país, su fiel pastor;
Aquél cuya cabellera significa mieses, cuya tiara de cuernos significa surcos;
El que a la anchurosa Tiamat desplegó como bóveda en el día de su ira,
Tendiéndola como puente en el sitio del combate singular.
A Sirsir, en segundo lugar, lo han llamado Malah —así sea para siempre;
Tiamat es su navío y él navega en ella.
Gil, el que amontona cúmulos de grano, compactos montículos;
Que produce la cebada y el mijo proporciona simiente para la tierra.
Gilma, el que hace duradera la sublime mansión de los dioses,
productor de permanencia;
El aro que los mantiene unidos, el que les hace presente de las cosas buenas.
Agilma, el enaltecido, el que arranca la tiara socorre del malo,
El que forma las tierras encima de las aguas hace perdurables los cielos.
Zulum, el que distribuye los campos a los dioses, sus hijos;
El que otorga porciones y ofrendas de alimentos, supervisa sus capillas.
Mummu, el que produjo cielo y tierra, el que dirige las nubes,
El dios que santifica cielo y tierra, en segundo lugar, Zulummu;
Al que ningún otro entre los dioses puede igualar en poder.
Gishnumunab, productor de toda gente, el que hizo las regiones del mundo;
Destructor de los dioses de Tiamat, el que hizo a los hombres de su sustancia.
Lugalabdubur, el rey que frustró la obra de Tiamat, disipó sus armamentos;
Cuyo cimiento se halla establecido firmemente adelante y atrás.
Pagalguenna, delantero de todos los señores, cuya fuerza es sobresaliente;
El que es preeminente entre los dioses, sus hermanos, señor de todos ellos.
Lugaldurmah, el rey, ligamen de los dioses, señor del Durmah,
El que es preeminente en la mansión de la realeza, el más enaltecido de los dioses.
Aranunna, consejero de Ea, productor de los dioses, sus padres,
Cuyos modos principescos cualesquiera de los dioses no los pueden igualar.
Dumuduku, Cuya morada sacra se renueva en el Duku;
Dumuduku, sin el cual Lugaldukugga no resuelve ninguna decisión.
Lugalanna, el rey, cuyo poder es sobresaliente entre los dioses;
El Señor, fuerza de Anu, el que llegó a ser sumo por llamamiento de Anshar.
Lugalugga, el que los derrotó a todos ellos en el centro de la lucha;
El que abarca toda sabiduría, amplio de comprensión.
Irkingu, el que a Kingu derrotó en la espesura de la batalla;
El que tiene en sus manos las instrucciones para todos, que establece gobierno.
Kinma, el que dirige a todos los dioses, el donador de consejo;
A cuyo nombre todos los dioses tiemblan de terror, como ante la tormenta.
Esiskur, habrá de sentarse en alto sitial en la casa de la plegaria;
Que los dioses traigan sus presentes delante de él,
Que ellos reciban sus porciones.
Ningún dios puede, sin él, obrar obras llenas de arte.
Los cuatro de los de la cabeza negra están entre sus creaturas.
Aparte de él, ningún dios sabe la respuesta en cuanto a sus días.
Gibil, el que mantiene aguzada la punta del armamento;
El que obró obras llenas de arte para la batalla contra Tiamat;
El que posee vasta sabiduría, es acabado en discernimiento,
Cuyo corazón es tan amplio que los dioses, todos ellos, no lo pueden abarcar.
Addu sea su nombre, la totalidad del firmamento plázcale recubrir.
Plazca a su benéfico rugido ser siempre grávido sobre la tierra;
Plázcale, en cuanto rayo, reducir las nubes; abajo, para las
Gentes, plázcale proporcionar manutención.
Asharu, el que, como su nombre, organizó a los dioses de los destinos;
Del nocturno reposo de todos los dioses él está en verdad encargado.
Nebiru, habrá de tener en su poder las encrucijadas del cielo y de la tierra
De modo que arriba y abajo ellos no podrán cruzarlas;
Siempre tendrán que recurrir a él.
Nebiru es su estrella, que en el firmamento él ha hecho rutilar.
Verdaderamente ella ocupa el punto de su centro, hacia ella en verdad ellos miran
Dicen: ‘De ése que por el centro de Tiainat incansablemente cruza,
Sea su nombre Nebiru, el que tiene en su poder su centro’.
Plázcale mantener el curso de las estrellas en el cielo;
Plázcale apacentar a los dioses, como a corderos.
Plázcale vencer a Tiamat, que su vida sea estrecha y corta;
En el futuro de la humanidad, cuando los días hayan envejecido,
Que ella retroceda sin cesar, que permanezca alejada para siempre.
Porque él formó los espacios y modeló la tierra firme,
El Padre Enlil llamó su nombre Señor de los Países”.
Todos los nombres que los Igigi proclamaron,
Cuando Ea los hubo oído, su ligado se regocijó:
“Aquél cuyos nombres sus padres han glorificado,
Ése es, en verdad, como yo; su nombre será Ea.
La totalidad de la suma de mis ritos, él la administrará;
Todas mis instrucciones, él las ejecutará”.
Con el nombre de “Cincuenta” los grandes dioses
Proclamaron a aquél cuyos nombres son cincuenta, e hicieron
Supremo su camino”.

ENKI Y ADN

Epílogo:

Que sean conservados, que el príncipe los explique,
Que el sabio y el conocedor conjuntamente comenten.
Que el padre recite y imparta al hijo.
Que los oídos del pastor y del zagal se abran.
Que él se regocije en Marduk, el Enlil de los dioses,
A fin de que sea fértil su tierra y él pueda prosperar.
Firme es su orden, no alterable su mandamiento;
La prolación de su boca ningún dios la puede cambiar.
Cuando mira indignado, jamás desvía su cuello;
Cuando se halla iracundo, ningún dios lo puede resistir.
Inescrutable es su corazón, generosa la disposición de su ánimo.
El pecador y el criminal transgreden ante él.
Esta enseñanza, que antes de él se recitaba, un primero
La escribió y la dejó para instrucción de los futuros.
Del héroe, Marduk, a quien los dioses, los Igigi han engendrado,
…que en el país sea proclamado el nombre.
Que se dé a conocer el cantar de Marduk,
El que encadenó a Tiamat y alcanzó la soberanía.
 
4 comentarios

Publicado por en 7 abril, 2015 en ENUMA ELISH

 

Etiquetas: , ,

ENUMA ELISH tablilla 6ª


7tablets (1)

El rescate de los dioses derrotados: creación y destino del hombre:

Oye Marduk las palabras de los dioses
Su corazón lo apremia a modelar obras llenas de arte.
Abriendo su boca, se dirige a Ea
Para escuchar consejo acerca de lo que a si mismo se había dicho en su corazón:
“Entretejeré sangre ensamblaré huesos.
Suscitaré un ser humano, Hombre será su nombre.
En verdad, construiré al ser humano Hombre.
Estará encargado del servicio de los dioses; que ellos puedan estar en paz.
Los modos de los dioses alteraré con arte:
Aunque igualmente reverenciados, en dos estarán divididos”.
Ea le respondió, hablando con él una palabra
A fin de referirle su designio para el alivio de los dioses:
“Que uno solo de sus hermanos sea entregado;
Él solo perecerá para que la humanidad pueda ser modelada
Que los grandes dioses se hallen aquí en asamblea;
Que el culpable sea entregado, para que ellos puedan perdurar”.
Marduk convocó a los grandes dioses para la asamblea;
Ordenando graciosamente, expidió instrucciones.
A su prolación pusieron cuidado.
El Rey a los Anunnaki dirigió una palabra:
“Si vuestra anterior declaración fue verdadera,
La verdad, bajo juramento, declarad delante de mí.
¿Quién fue el que discurrió sublevación
E hizo a Tiamat rebelarse, y entabló batalla?
Que ése sea entregado, el que discurrió sublevación.
Yo le haré cargar con su culpa. Vosotros podréis habitar en paz”.
Los Igigi, los grandes dioses, respondieron
A Lugaldimmerankia, consejero de los dioses, su señor:
“Kingu fue quien discurrió sublevación
E hizo a Tiamat rebelarse, y entabló batalla”.
Lo ligaron; presentáronlo asido delante de Ea.
Impusieron sobre él su culpa, y cortaron su sangre.
De su sangre, modelaron a la humanidad.
Él le impuso el servicio, y dejó libres a los dioses.
Después de que Ea, el sapiente, hubo formado a la humanidad,
Hubo impuesto sobre ella el servicio de los dioses
—esta obra estaba más allá de toda comprensión
Por cuanto que, según el plan lleno de arte de Marduk, Nudimmud la formó—,
Marduk, rey de los dioses, dividió
A todos los Anunnaki arriba y abajo.
Asignó a Anu, para que observase sus instrucciones,
Trescientos, en el cielo apostó como guardia.
De la misma manera los modos de la tierra definió.
En el cielo y sobre la tierra, seiscientos estableció.

El agradecimiento de los dioses a Marduk:

Después de que hubo ordenado todas las instrucciones
A los Anunnaki de cielo y tierra hubo repartido sus partes,
Los Anunnaki abrieron sus bocas
Y dijerón a Marduk, señor suyo:
“Ahora, oh Señor, tú que has hecho nuestra liberación,
¿Cuál será para ti nuestro homenaje?
Construyamos cuyo nombre será llamado ‘Santuario’;
Será una cámara para nuestro reposo nocturno; descansaremos en él.
Erijamos un lugar de retiro para morada suya;
El día en que lleguemos reposaremos en él”.
Cuando Marduk escuchó estas palabras,
Esplendieron brillantemente sus facciones, como el día:
“Edificad Babilonia, cuya construcción habéis apetecido;
Que su mampostería sea modelada. La llamaréis ‘El Santuario’.
Los Anunnaki manejaron la azada.
Durante todo un año modelaron ladrillos.
Cuando llegó el segundo año,
Levantaron alto la cúspide del Esagila, contraparte del Apsu
Habiendo edificado una ziqqurat tan alta como el Ápsu,
Para Marduk, Enlil Ea erigieron en habitación su templo.
Majestuosamente se sentó él en presencia de ellos.
Hacia los cimientos del Esharra sus cuernos miran.
Luego de que hubieron ejecutado la edificación del Esagila,
Los Anunnaki a sí mismos se levantaron sagrarios.

La ceremonia en el Esagila:

Los trescientos Igigi de los cielos, los seiscientos del
Abismo fueron todos congregados
Por el Señor en el santuario que habían construido para morada suya.
A los dioses, sus padres, a su banquete sentó:
“Esta es Babilonia, la residencia de vuestro hogar;
Divertíos en sus precintos, ocupad sus anchuras
Los grandes dioses ocuparon sus sitiales,
Instalaron la bebida festiva, se sentaron para el banquete.
Después de que se hubieron regocijado dentro de él,
En el espléndido Esagila hubieron cumplido los ritos,
Las normas hubieron sido establecidas, determinadas las determinaciones,
Las estaciones del cielo y de la tierra fueron repartidas entre todos los dioses.
Los cincuenta grandes dioses ocuparon sus sitiales.
Los siete dioses del destino instalaron a los trescientos en el cielo
Anu levantó el arco, su arma, y depositó delante de ellos.
Los dioses, sus padres, vieron la red que había hecho.
Cuando contemplaron el arco, qué habilidosa su forma,
Sus padres alabaron la obra que había obrado.
Levantándolo, Anu habló en la asamblea de los dioses
Mientras besaba el arco: “Esto es mi hijo”.
Nombró luego los nombres del arco, como sigue:
“Madero-Largo es el primero, el segundo es …;
Su tercer nombre es Constelación del Arco, en el cielo lo he hecho brillar”.
Fijó su posición entre los dioses, sus hermanos.
Después de que Anu hubo destinado el destino del arco,
Colocado delante de los dioses el espléndido trono real,
Anu lo hizo sentar en la asamblea de los dioses.
Los grandes dioses se reunieron en asamblea,
Exaltaron para siempre el destino de Marduk.
Pronunciaron una imprecación contra ellos mismos
Jurando por agua y por aceite, tocándose las gargantas,
Le confirieron el ejercicio de la soberanía sobre los dioses,
Lo confirmaron en el dominio sobre los dioses del cielo y de la tierra.
Anshar proclamó supremo su nombre Asaruluhi:
“Rindamos homenaje humilde al sonido de su nombre;
Cuando hable, que los dioses le hagan aprecio,
Que arriba y abajo sea sumo su mandamiento.
Extraordinariamente enaltecido sea el Hijo, nuestro vengador;
Que su soberanía sea sobresaliente, sin conocer rival.
Plázcale apacentar a los de la cabeza negra, sus creaturas;
Que hasta el fin de sus días, sin negligencia, ellos aclamen sus caminos.
Plázcale instituir para sus padres las grandes ofrendas de alimentos;
Sus sustentos se les proporcionarán, se atenderá a sus santuarios.
Plázcale hacer que sean olidas ofrendas aromáticas, que éstas hagan
Que se regocijen sus santuarios,
Semejanza en tierra de lo que ha obrado en el cielo.
Plázcale ordenar a los de la cabeza negra que les tengan temor;
Que los vasallos tengan siempre en la mente a su dios
Y que, a la palabra suya, hagan aprecio de la diosa.
Que ofrendas de alimentos sean llevadas sus dioses ydiosas;
Sin negligencia, que ellos sustenten a sus dioses.
Que mejoren las tierras, que edifiquen sus sagrarios;
Que los de la cabeza negra sirvan a sus dioses.
En cuanto a nosotros, cualquiera que sea el nombre con que lo
Llamemos, él es nuestro dios.
Proclamemos, pues, sus cincuenta nombres:

Los cincuenta nombres de Marduk:

“Aquél cuyos caminos son gloriosos, cuyos actos de igual manera,
Marduk, como Anu, su padre, lo llamó desde su emersión;
El que provee pastizales y abrevaderos, enriquece sus pesebres;
El que con la Tromba, arma suya, derrotó a los reacios,
Que a los dioses, sus padres, rescató de la calamidad.
Verdaderamente el Hijo del Sol es él, el más radiante de los dioses:
En su brillante luz caminen ellos para siempre.
Sobre el pueblo que produjo, que dotó de aliento,
Impuso el servicio de los dioses; que éstos pudiesen estar en paz.
Producción, destrucción, liberación, merced
Serán por su mandamiento. Ellos habrán de levantar sus ojos hacia él.
Marukku en verdad es el dios, productor de todo;
El que alegra el corazón de los Anunnaki, pacifica sus hígados.
Marutukku, en verdad es el refugio del país, protección de su gente,
A él la gente perpetuamente dará alabanza.
Barashakushu, se levantó y tomó posesión de sus riendas;
Ancho es su corazón, calurosa la disposición de su ánimo.
Lugaldimmerankia es su nombre que nosotros proclamamos en
Nuestra asamblea;
Los mandamientos de su boca hemos exaltado por encima de los
Dioses, sus padres.
En verdad él es el señor de todos los dioses del cielo y de la tierra,
El rey ante cuya indignación se entristecen los dioses de arriba y de abajo.
Nari-Lugaldimmerankia es el nombre
De él a quien hemos llamado preceptor de los dioses;
El que en el cielo y sobre la tierra funda sitiales para nosotros en tribulación
Y reparte estaciones a los Igigi y a los Anunnaki.
A su nombre, los dioses se estremecerán temblarán en el sitial.
Asaruludu es el nombre de él que Anu, su padre, proclamó para él;
Él es verdaderamente la luz de los dioses, el potente conductor,
El que, como los espíritus protectores de los dioses y del país,
En violento combate singular salvó nuestros sitiales en desgracia.
A Asaruludu, en segundo lugar, lo han llamadoNamtilaku, el dios que mantiene la vida;
El que a los dioses perdidos restauró a modo de creaturas propias,
El Señor que revive a los dioses muertos con su encantamiento puro;
El que destruye a los díscolos enemigos. ¡Alabemos su proeza!
Asaruludu, cuyo nombre fue, en tercer lugar, llamadoNamru,
El brillante dios que ilumina nuestros caminos”.
Tres de sus nombres cada uno han Ansiar, Lahmu y Lahamu proclamado;
Hacia los dioses, sus hijos, los pronunciaron:
“Hemos proclamado cada uno tres de sus nombres;
Como nosotros, vosotros pronunciad sus nombres”.
Los dioses se regocijaron e hicieron aprecio de su mandamiento,
Mientras en Ubshukinna cambiaban consejos:
“Del heroico Hijo, nuestro vengador, de nuestro sostén, exaltemos los nombres”.
Se sentaron en la asamblea para modelar destinos, todos ellos
Pronunciando sus nombres en el santuario.
 
Deja un comentario

Publicado por en 7 abril, 2015 en ENUMA ELISH

 

Etiquetas: , ,

ENUMA ELISH tablilla 5ª


7tablets (1)

Afianzamiento final del cosmos:

Dobló hacia atrás su cola, la aseguró al Durmah
Para contener la masa del Apsu bajo sus pies.
Puso en posición su anca, ésta afianzó los cielos.
Abovedado quedó el cielo y la tierra quedó fija.
… polvo hizo manar del corazón de Tiamat.
Extendió alrededor su red, la desplegó por entero.
Habiendo edificado los cielos y la tierra …,
… que sus ligámenes permaneciesen estrechamente entretejidos.

El coronamiento de la creación; erección de santuarios y anuncio de la edificación de Babilonia:

Luego de que hubo configurado sus ordenanzas, dado forma a sus decisiones,
Instituyó santuarios, hizo a Ea que los poseyese.
Presentó las tablillas de los destinos, que había retirado a Kingu;
Las constituyó en primera dádiva de amistad, de ellas hizo don a Anu.
A los dioses que se le habían rendido, que él había dispersado,
Ligados los condujo ante la presencia de sus padres.
Y de las once creaturas que Tiamat había hecho ser y …,
Cuyos armamentos habían sido rotos, de las que había encadenado a su pie,
Modeló las efigies, las colocó en las puertas del Apsu
En tanto que decía: “Este ha de ser un signo que jamás será olvidado”.
Vieron los dioses y sus entrañas exultaron. Se alegraron y se regocijaron
Lahmu, Lahamu y todos sus padres.
Hacia él vino Anshar, el rey, proclamando su salutación para él;
Anu, Enlil y Ea le ofrecieron regalos.
Con obsequios congratulatorios su madre, Damkina, hizo que él se regocijase;
Le hizo llegar presentes de homenaje y con ellos su rostroresplandeció.
Y a Usmu, que a su morada secreta llevó los presentes gratulatorios de ella,
Confirió el ser mensajero del Apsu la supervisi6n de los Santuarios.
Los Igigi se congregaron, todos ellos se prosternaron en su presencia;
Los Anunnaki, cuantos eran, le besaron los pies.
En su totalidad se reunieron los dioses, juntos lo adoraron lanzándose rostro a tierra;
Frente a él estuvieron de pie, se inclinaron y dijeron: “El es el rey”.
Luego de que los dioses, sus padres, se hubieron embriagado de su prestancia,
… el polvo del combate.
… le eran obedientes.
Se revistió con su vestidura de príncipe,
Con su halo de rey, con la corona de tremenda majestad.
Levantó su maza, hizo que su mano derecha la empuñase;
Tensó su arco, lo colocó sobre su espaldal.
Con su izquierda sostuvo firmemente el cetro soberano.
Ea y Damkina …;
Abrieron sus bocas para decir a los grandes dioses, los Igigi:
“Hasta ahora Marduk era nuestro hijo muy amado,
Ahora es nuestro rey, glorifiquemos su nombre”.
Nuevamente, dijeron todos juntos:
“Lugaldimmerankia será su nombre; confiad todos en él”.
Y cuando a Marduk hubieron otorgado la soberanía,
Pronunciaron para él su conjuro de paz y de propiciación:
“Desde este día has de ser tú el custodio de nuestros santuarios;
Cuanto dispongas tú, nosotros lo ejecutaremos”.
Marduk abrió su boca para hablar
Y a los dioses, sus padres, dirigió la siguiente palabra:
“Por encima del Apsu, en donde habéis estado residiendo,
Su contraparte, Esharra, que yo mismo he levantado por encima de vosotros,
Debajo, he endurecido el suelo como lugar para construcción.
Una mansión edificaré ahí, mi más preciosa morada.
Un área sagrada delimitaré dentro de ella;
En ella instalaré mi sacra cámara, estableceré en ella mi soberanía.
Cuando desde el Apsu hayáis de subir para la asamblea,
Estará ahí el lugar de vuestro reposo nocturno para recibiros a todos;
Cuando desde los cielos hayáis de bajar para la asamblea,
Estará ahí el lugar de vuestro reposo nocturno para recibiros a todos.
KADINGUIR he de llamar su nombre, “Sector residencial para los grandes dioses”.
La edificaré con pericia de maestros”.

La reorganización del gobierno del mundo:

Cuando los dioses, sus padres escucharon esta palabra suya,
Con esta pregunta interrogaron a Marduk, su primogénito:
“Sobre todo lo que tus manos han constituido,
¿Quién tendrá tu jurisdicción?
Sobre el suelo que tus manos han constituido,
¿Quién tendrá tu poder?
En Babilonia, a la que has denominado con un nombre propicio
Ahí funda nuestra morada para siempre.
Que los dioses derrotados nos aporten nuestras porciones cotidianas.
Que tu juridicción quede confiada a nuestras manos;
Que ninguno usurpe nuestros ministerios, los que ya desde antes ejercíamos.
Ahí… su trabajo …”.
A la palabra suya, Marduk se regocijó,
Respondió a estos dioses acerca de lo que le habían interrogado.
El que abatió a Tiamat les señaló la luz;
Abrió su boca, señorial fue su palabra:
“Verdaderamente sobre ellos recaerá el aportaros vuestras porciones cotidianas,
Y mi jurisdicción ha de quedar confiada a vuestras manos”.
Delante de él se prosternaron los dioses, dirigiéndose a él;
A Lugaldimmerankia, su señor, dijeron de este modo:
“Hasta ahora el Señor era el hijo muy amado;
Nuestro rey es ahora, glorifiquemos su nombre.
El, cuyo sacro encantamiento nos ha hecho vivir,
Él es el señor del halo, del cetro y de la maza.
Ea, que conoce la pericia de todas las maestrías,
Habrá de hacer los planos, y nosotros seremos los obreros.
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 abril, 2015 en ENUMA ELISH

 

Etiquetas: , ,

ENUMA ELISH tablilla 4ª


7tablets (1)

La exaltación de Marduk:

Levantaron para él un trono de príncipe.
Dando el rostro a sus padres, se sentó para la dominación.
“Tú eres el más merecedor de honra entre los grandes dioses;
Tu destino es sin par, tu mandamiento es Anu
Tú, Marduk, eres el más merecedor de honra entre los grandes dioses;
Tu destino es sin par, tu mandamiento es Anu.
Desde este día, inalterable será lo que tú pronuncies.
Encumbrar o abatir, esto estará tu mano.
Tu prolación se volverá verdadera, tu mandamiento no será impugnado.
Ninguno entre los dioses transgredirá tus confines.
Siendo así que el decoro es necesario para las sedes de los grandes dioses,
Que en las residencias de sus sagrarios haya siempre para ti una residencia.
Oh Marduk, tú eres ciertamente nuestro vengador,
A ti hemos otorgado la soberanía sobre el universo entero.
Cuando te sientes en la asamblea, tu palabra será suma.
Tus armas no te harán defecto; aplastarán a tus enemigos.
Oh Señor, la vida de aquél que en ti confía, preserva;
Mas derrama la vida del dios que concibió lo malo”.
Habiendo colocado en medio de ellos una imagen astral,
Por sí mismos se dirigieron a Marduk, su primogénito:
“Señor, verdaderamente tu destino es el primero entre los dioses;
Di sólo de destruir o de construir, y ello será.
Abre tu boca, se desvanecerá la imagen;
Habla de nuevo y la imagen existirá íntegra”.
A la palabra de su boca, la imagen se desvaneció;
Habló de nuevo y la imagen quedó restaurada.
Cuando los dioses vieron lo que hubo salido de su boca,
Se llenaron de júbilo y rindieron homenaje: “Marduk es rey”.
Le confirieron cetro y trono y vestidura regia;
Le dieron armas inigualables, que aplastan a los enemigos:
“Ve y extirpa la vida de Tiamat,
Que los vientos se lleven su sangre a lugares irrevelados”
Así destinado el destino de Bel, los dioses, sus padres,
Hicieron lo ir por caminos de éxito y de consecución.

Los preparativos de Marduk:

Él, construyó un arco, lo marcó como arma suya,
Le adjuntó la flecha, le fijó la cuerda de arco.
Levantó su maza, hizo que su mano derecha la empuñase;
Arco y aljaba colgó a su costado.
Delante de sí, colocó al relámpago;
Su cuerpo lo llenó con flama llameante.
Luego hizo una red para en ella envolver a Tiamat.
A los cuatro vientos apostó de manera que nada de ella pudiera escaparse:
Al Viento del Sur, al Viento del Norte, al Viento del Este, al Viento del Oeste
Los hizo que se prendieran de los lados de la red; al don de su padre Anu.
Produjo al Mal Viento, maligno y prepotente, al Torbellino y al Huracán,
Al Cuádruple Viento, al Séptuple Viento, al Viento de Ruina, al Viento sin Igual.
Hizo salir a los vientos que había producido, a los siete de ellos;
Para remover entrañas de Tiamat, detrás de él estuvieron dispuestos.
Luego el Señor, en lo alto la Tromba, su arma poderosa,
Ascendió al carro de las tormentas, irresistible y terrorificador.
Enjaezó unció a él una cuadriga:
El Destructor, el Inexorable, el Arrollador, el Veloz.
Sus bocas, sus labios, sus dientes llevaban veneno;
Eran ignorantes de la fatiga, expertos en exterminación.
A su derecha colocó al Combate pavoroso y a Batalla,
A su izquierda al Asalto, azote de todos los que en banda andan reunidos.
A modo de cota habíase envuelto en una armadura de terror.
Con su halo espantoso, su cabeza estaba tocada.

La derrota y la muerte de Tiamat

El Señor salió y emprendió su marcha;
Hacia Tiamat, enfurecida, enderezó su rostro.
Entre sus labios sostenía un conjuro;
Una hierba para destruir veneno llevaba apretada en su mano.
Entonces a sus lados formaron círculos los dioses, a sus lados formaron círculos;
Los dioses, sus padres, formaron círculos a sus lados,
A sus lados los dioses formaron círculos.
El Señor se aproximó para escudriñar el interior de Tiamat,
De Kingu, su esposo, para percibir el designio.
Observó, y su paso se volvió desconcertado,
Su voluntad se dispersó y se desordenaron sus actos.
Y cuando los dioses, sus auxiliares, que iban a sus lados,
Vieron al valiente príncipe, confusa se hizo su visión.
Tiamat emitió un grito, no desvió su cuello;
En sus labios salvajes formulaba desafío;
“Demasiado importante eres tú para que el señor de los dioses se levante contra ti.
¿Es en tu residencia en donde ellos se han reunido en tu residencia?”.
En ese momento el Señor, levantando la Tromba, su arma poderosa,
A la furibunda Tiamat arrojó la siguiente palabra:
“En cuanto a ti, te has elevado, te has enaltecido arrogantemente;
Has encargad o a tu propio corazón de promover conflicto,
De tal manera que los hijos rechazan a sus propios padres
Al mismo tiempo que tú, que los has dado a luz, perjuras el amor.
Has designado a Kingu para esposo tuyo;
El rango de Anu, en derecho no suyo, se lo has conferido.
Contra Anshar, rey de los dioses, procuras lo malo;
Contra los dioses, mis padres, has afirmado tu malignidad.
Aunque aderezadas se hallen tus fuerzas, ceñidas tus armas,
Acércate; que tú y yo nos encontremos en combate singular”.
Cuando Tiamat escuchó esto,
Quedó como poseída; la razón la abandonó.
Enfurecida, Tiamat gritó agudamente.
Hasta sus raíces, las piernas le temblaban ambas juntas.
Ella recitó un conjuro, lanzó su encantamiento,
Mientras los dioses de la batalla afilaban sus armas.
Entónces trabaron encuentro Tiamat y Marduk, el más sapiente entre los dioses,
Compitieron en combate singular, acerrojados en batalla.
El Señor desplegó su red para envolverla;
Al Mal Viento, que detrás de él venía, lo desató contra el rostro de ella.
Cuando Tiamat abrió la boca para consumirlo,
Él introdujo en ella al Mal Viento, de modo que ella no cerró los labios.
Al cargar sobre su vientre los vientos impetuosos,
Su cuerpo se expandió, y su boca quedó ampliamente abierta.
Él soltó la flecha, ésta desgarró su vientre,
Cortó a través de sus entrañas, hendiendo el corazón.
Habiéndola subyugado así, extinguió su vida.
Derribó su cadáver, y se puso de pie encima de él.
Después de que hubo muerto a Tiamat, la capitana,
Su banda se demolió, se desmenuzó su tropa;
Todos los dioses, sus auxiliares, que iban a sus lados,
Temblando de terror volvían sus espaldas de un lado para otro
Con el fin de salvar y conservar sus vidas.
Estrechamente cercados, no pudieron escapar.
Los hizo cautivos y aplastó con sus armas.
Arrojados dentro de la red, se encontraron a sí mismos atrapados;
Colocados en celdas, fueron colmados de lamentación.
Porque llevaban en ellos su furor, fueron aprisionados y engrillados.
Y a las once hechuras que ella había revestido de terror,
A la banda de demonios que impetuosamente marchaban delante de ella,
Los aherrojó en cadenas, vigorosamente aprisionó sus miembros.
No obstante toda su resistencia, arrolló bajo sus pies.
Y a Kingu, que había sido hecho caudillo entre ellos,
Lo ligó y lo entregó en guardia a Uggae.
Le qutó las tablillas de los destinos, en derecho no suyas,
Selló con su sello y fijósobre su pecho.
Después de que hubo vencido y sojuzgado a sus adversarios,
Corno a un toro, hubo subyugado al jactancioso enemigo,
Completamente hubo establecido el triunfo de Anshar sobre el enemigo,
El deseo de Nudimmud hubo ejecutado, el valiente Marduk
Reforzó su sujeción sobre los dioses dominados
Y retornó a Tiamat, a la que había vencido.
El Señor pisoteó las piernas de Tiamat;
Con su maza implacable machacó su cráneo.
Cuando las arterias de su sangre hubo cortado,
El Viento del Norte se llevó a lugares irrevelados.
En viendo esto, sus padres quedaron gozosos y jubilosos;
Trajeron regalos de homenaje, de ellos a él.

La creación del mundo, elevación del firmamento y edificación del Esharra:

Entonces el Señor se detuvo en considerar el cadáver,
Como podría dividir el aborto y hacer de él obras llenas de arte.
La separo, como a un molusco, en dos partes;
La mitad de ella colocó en lo alto y la desplegó como firmamento,
Lo señaló mediante barreras y apostó guardias.
Les encomendó que no permitiesen escapar a sus aguas.
Recorrió los cielos y supervisó las regiones.
Estableció en ellos la contraparte del Apsu, morada de Nudimmud.
Al medir el Señor las dimensiones del Apsu,
Una Gran Mansión, su semejanza, estableció como Esharra;
La gran mansión, Esharra, la que formó, los cielos.
Hizo que Anu, Enlil y Ea ocupasen ahí las residencias suyas.
 
Deja un comentario

Publicado por en 6 abril, 2015 en ENUMA ELISH

 

Etiquetas: , ,

ENUMA ELISH tablilla 3ª


7tablets (1)

La convocación de los dioses:

Anshar abrió su boca
Y a Gaga, su mensajero, dirigió una palabra:
“Gaga, mi mensajero, que regocijas mi hígado,
A Lahmu y Lahamu te despacharé.
Conoces discernimiento, eres adepto a la envolvente locución;
A los dioses, mis padres, conduce delante de mí.
Que todos los dioses se dirijan hacia acá,
Que sostengan conversación, se sienten para un banquete,
Coman el pan festivo, se escancien el vino;
Para Marduk, su vengador, que destinen entonces los destinos.
Emprende tu camino, Gaga, colócate frente a ellos,
Y a ellos repite lo que te diré:

El mensaje a Lahmu y Lahamu:

Delante de Lahmu y Lahamu, los dioses, sus padres,
Se prosternó, besando el polvo de sus pies.
Se inclinó mientras se colocaba para dirigirse a ellos:
“Es Anshar, vuestro hijo, quien me ha enviado hacia acá
Encargándome de dar voz a los dictados de su corazón:
“La madre Tiamat, la que nos ha dado a luz, nos detesta.
Ha congregado una asamblea, y está furiosa con frenesí.
Todos los dioses se le han adherido;
Aun aquéllos que vosotros produjisteis, marchan a su lado.
Se apretujan y van a los lados de Tiamat.
Enfurecidos, maquinan sin cesar de día y de noche.
Están resueltos al combate; gruñidores, furibundos,
Han congregado concejo a fin de disponerse para la lucha.
La Madre del Hubur, la que modela todas las cosas,
Ha reunido armas inigualables, ha dado a luz serpientes-monstruos
Agudas de dientes, de fauces inmisericordes.
Con veneno en vez de sangre ha llenado sus cuerpos.
Dragones rugientes ha revestido de terror,
Los ha coronado con halos, haciéndolos como dioses,
De modo que quien los contemple deba perecer abyectamente
Y que, una vez erguidos sus cuerpos,
Nadie pueda hacer que se vuelvan sus pechos atrás.
Ha hecho surgir a la Hidra, al Dragón y al Lahamu,
Al Gran-León, al Perro-Rabioso y al Hombre-Escorpión,
Poderosos Demonios-Tempestades, al Hombre-Pez y al Capricornio,
Portadores de armas que a nadie exceptúan, impávidos en la batalla.
Firmes son los decretos de ella, sumamente irresistibles son.
Por todos, once de esta clase ha producido.
De entre los dioses, sus primogénitos, que formaron su asamblea,
Ha enaltecido a Kingu, lo ha hecho caudillo entre ellos.
La conducción de las filas, el mando en la asamblea,
El levantar las armas para el encuentro, el avanzar al combate,
En la batalla el comando en jefe,
Esto a su mano ha confiado, mientras lo sentaba en el concejo:
“He lanzado para ti el encantamiento, exaltándote en la asamblea de los dioses,
De la soberanía sobre todos los dioses he colmado tu mano.
En verdad tú eres sumo, mi único esposo eres tú.
Tu prolación prevalecerá sobre todos los Anunnaki”.
Ella le ha dado las tablillas de los destinos, las ha fijado sobre su pecho:
“En cuanto a ti, tu mandamiento será inmutable, tu palabra perdurará”.
Tan luego como Kingu ha sido enaltecido, promovido al rango de Anu,
Para los dioses, sus hijos, ellos han destinado los destinos:
“Vuestra palabra hará pacificarse al fuego,
Humillará al Potente Armamento, de arrastre tan poderoso”.
Envié a Anu, no pudo arrostrarla.
Nudimmud tuvo miedo y volvió atrás.
Ante mí vino Marduk, el más sapiente entre los dioses, vuestro hijo,
Su corazón habiéndolo impulsado a salir para enfrentar a Tiamat.
Abrió su boca y me dijo:
“Si yo ciertamente como vuestro vengador
Soy para vencer a Tiamat y salvar vuestra vidas,
Congrega la asamblea proclama supremo mi destino.
Cuando en Uhshikinna conjuntamente estéis sentados en regocijo,
Deja que mi palabra, en vez de ti, destine los destinos.
Inalterable será lo que yo pueda traer al ser;
Ni repetido ni cambiado será el mandamiento de mis labios”.
Ahora, apresuraos hacia acá y prontamente destinad para él vuestros destinos;
Que él pueda salir y enfrentar a vuestro poderoso enemigo”
Gaga partió, recorrió su camino.

Ante Lahmu y Lahamu:

Delante de Lahmu y Lahamu, los dioses, sus padres,
Se prosternó, besando el polvo de sus pies.
Se inclinó mientras se colocaba para dirigirse a ellos:
“Es Anshar, vuestro hijo, quien me ha enviado hacia acá
Encargándome de dar voz a los dictados de su corazón:
“La madre Tiamat, la que nos ha dado a luz, nos detesta.
Ha congregado una asamblea, y está furiosa con frenesí.
Todos los dioses se le han adherido;
Aun aquéllos que vosotros produjisteis, marchan a su lado.
Se apretujan y van a los lados de Tiamat.
Enfurecidos, maquinan sin cesar de día y de noche.
Están resueltos al combate; gruñidores, furibundos,
Han congregado concejo a fin de disponerse para la lucha.
La Madre del Hubur, la que modela todas las cosas,
Ha reunido armas inigualables, ha dado a luz serpientes-monstruos
Agudas de dientes, de fauces inmisericordes.
Con veneno en vez de sangre ha llenado sus cuerpos.
Dragones rugientes ha revestido de terror,
Los ha coronado con halos, haciéndolos como dioses,
De modo que quien los contemple deba perecer abyectamente
Y que, una vez erguidos sus cuerpos,
Nadie pueda hacer que se vuelvan sus pechos atrás.
Ha hecho surgir a la Hidra, al Dragón y al Lahamu,
Al Gran-León, al Perro-Rabioso y al Hombre-Escorpión,
Poderosos Demonios-Tempestades, al Hombre-Pez y al Capricornio,
Portadores de armas que a nadie exceptúan, impávidos en la batalla.
Firmes son los decretos de ella, sumamente irresistibles son.
Por todos, once de esta clase ha producido.
De entre los dioses, sus primogénitos, que formaron su asamblea,
Ha enaltecido a Kingu, lo ha hecho caudillo entre ellos.
La conducción de las filas, el mando en la asamblea,
El levantar las armas para el encuentro, el avanzar al combate,
En la batalla el comando en jefe,
Esto a su mano ha confiado, mientras lo sentaba en el concejo:
“He lanzado para ti el encantamiento, exaltándote en la asamblea de los dioses,
De la soberanía sobre todos los dioses he colmado tu mano.
En verdad tú eres sumo, mi único esposo eres tú.
Tu prolación prevalecerá sobre todos los Anunnaki”.
Ella le ha dado las tablillas de los destinos, las ha fijado sobre su pecho:
“En cuanto a ti, tu mandamiento será inmutable, tu palabra perdurará”.
Tan luego como Kingu ha sido enaltecido, promovido al rango de Anu,
Para los dioses, sus hijos, ellos han destinado los destinos:
“Vuestra palabra hará pacificarse al fuego,
Humillará al Potente Armamento, de arrastre tan poderoso”.
Envié a Anu, no pudo arrostrarla.
Nudimmud tuvo miedo y volvió atrás.
Ante mí vino Marduk, el más sapiente entre los dioses, vuestro hijo,
Su corazón habiéndolo impulsado a salir para enfrentar a Tiamat.
Abrió su boca y me dijo:
“Si yo ciertamente como vuestro vengador
Soy para vencer a Tiamat y salvar vuestra vidas,
Congrega la asamblea proclama supremo mi destino.
Cuando en Uhshikinna conjuntamente estéis sentados en regocijo,
Deja que mi palabra, en vez de ti, destine los destinos.
Inalterable será lo que yo pueda traer al ser;
Ni repetido ni cambiado será el mandamiento de mis labios”.
Ahora, apresuraos hacia acá y prontamente destinad para él vuestros destinos;
Que él pueda salir y enfrentar a vuestro poderoso enemigo”.

La tristeza y el banquete de los dioses:

Cuando Lahniu y Lahamu esto escucharon, gritaron agudamente;
Todos los Igigi plañieron, deprimidos:
“¿Qué se ha vuelto extraño, que ellos han debido tomar esta decisión?
No podemos comprender los actos de Tiamat”.
Se prepararon para salir de viaje
Todos los grandes dioses que destinan los destinos.
Se presentaron delante de Anshar, llenado el Ubshukinna.
Se besaron unos a otros y se reunieron en asamblea.
Sostuvieron conversación mientras se sentaban para el banquete.
Comieron el pan festivo, se escanciaron el vino:
Mojaron sus cañas con el dulce inebriante.
Al beber la fuerte bebida, sus cuerpos se aflojaron.
Extraordinaria languidez ascendía a sus hígados.
Para Marduk, su vengador, destinaron entonces los destinos.

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 abril, 2015 en ENUMA ELISH

 

Etiquetas: , ,

 
skycover

skycover

EL ARCA DE LOS DIOSES

Nombre Autor: Jesús F. Ampuero. ISBN: 978-1490541761 ISBN: 1490541764

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

Tourismaniac

Listas de recursos turísticos de España

Villarta de San Juan

Historia y Memoria

🌎 Alquimia POEMAS +1.000 POEMAS de amor BONITOS cortos y largos❤ Los mejores poemas. Fotos brightworld22. Wabisabi. Blog Mercedes Luque Navarro.

Poesías cortas, largas, bonitas. Los mejores poemas de amor y desamor. Los mejores poemas sensuales y de supra-sexo. Sonetos maravillosos. Haikus y Senryus. El cáncer en poemas. + de 1.000 entradas. Poeta andaluza.

JOSE LUIS ROPERO

Birding, naturaleza, turismo y cultura.

Artesanías de Fiu

My crochet and color world

A %d blogueros les gusta esto: