Algo sobre Marduk


Marduk-Tiamat

Marduk era conocido como el gran señor, era el dios de la guerra que acompañaba a los jefes militares del imperio y les entregaba la victoria. Su animal sagrado era el dragón Sirrush que había vencido a la diosa Tiamar. Su templo, el esagila, era un zigurat, una alta torre que sirvió de base para la leyenda bíblica de la torre de Babel.

Marduk era el dios del orden de opresión de los cielos y de la tierra. Y se convertía luego en el dios de la paz que imponía el silencio y la resignación sobre los pueblos derrotados. La guerra y la paz era el teatro de operaciones de esta divinidad enigmática que protegía a los poderosos.

Marduk era la divinidad suprema, gobernaba las vidas y haciendas de los pueblos que habitaban el valle del Eufrates y del Tigris, en el actual Irak. Era el dios de la tierra de los dos ríos, llamada Mesopotamia. Era una deidad solar, similar a la deidad Ra, en Egipto. Vigilaba la suerte de los poderosos y despreciaba la vida de los humildes.

En esta región tuvieron lugar importantes procesos de producción de pensamiento religioso, que luego influyeron sobre otras culturas, incluida la hebrea, y posteriormente la cristiana. Estos procesos estuvieron vinculados con el desarrollo
de distintos proyectos imperiales, en diversas épocas tales como la sumeria, acadia, mesopotámica, asiria y caldea.

Una de las ideas religiosas fundamentales derivadas de Mesopotamia, es la relativa al pecado original, que explica y justifica la situación de opresión en que viven los
pueblos sometidos a los imperios. Sostiene esta tesis que los seres humanos somos prisioneros de una naturaleza que nos empuja permanentemente al pecado.

Una nación que vivió hace 5,500 años

Estamos reflexionando sobre una civilización que junto con la egipcia son las cunas de la humanidad. Estamos escribiendo de una nación que vivió hace 3,500 años antes de Cristo. Era una civilización guerrera que vivía del tributo de los pueblos conquistados y poseía una cultura fatalista, todo estaba determinado por el juego de los astros en el cielo. Nada podía cambiar.

Nada podía hacerse para torcer el rumbo de los planetas. Los planetas estaban al servicio de los reyes en la tierra y de los dioses en el cielo. El brillo de los planetas ocultaba los sufrimientos de los oprimidos. Las estrellas pretendían borrar las huellas de la lucha de clases.

Marduk gobernaba los cielos y la tierra junto con su esposa Ishtar. Ishtar era la gran diosa madre, la diosa de la naturaleza, de la fuerza de la vida, de la fertilidad, de la primavera, de los ríos, del matrimonio y del destino, de la tormenta y también de la guerra, del amor y de la solidaridad. Su animal sagrado era el león. Los sumerios la habían llamado Innana. Ante de las batallas Ishtar se aparecía al ejercito asirio vestida para la guerra, con arco y flechas, para animarlos a conquistar la victoria.

Un personaje interesante del panteón mesopotámico es Nanshe, la diosa de la justicia, que se compadece de los pobres, especialmente de las viudas y los huérfanos. Un himno dedicado a esta diosa expresa que:
la que conoce al huérfano, la que conoce a la viuda,
la que conoce la opresión del hombre por el hombre,
la que es la madre del huérfano, Nanshe se cuida de la viuda,
hace que se administre la justicia al más pobre,
ella es la reina que atrae al refugiado a su regazo,
y la que encuentra un refugio para el débil…

Los sumerios

Estas divinidades religiosas fueron formándose al calor del surgimiento de los imperios de Mesopotamia. En la época de los sumerios, la cultura inicial, la capital era Ur, el sitio desde donde Abraham emprende su odisea hacia la tierra prometida. Una de las primeras ciudades de la historia de la humanidad. Los sumerios junto con los egipcios, inventaron la rueda, la escritura, la agricultura, los tejidos y el uso de los metales. Sus dioses eran Shamash y Enlil. Los sumerios consideraban que el mundo fue creado en siete días.

El número siete se debe a que los astrónomos sumerios habían identificado siete cuerpos celestes, aparte de las estrellas: el Sol, la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno. Estos astros eran divinidades que determinaban la vida de los humanos. El destino de una persona dependía fuertemente del astro dominante el día y la hora de su nacimiento. Cada día se nombraba según el astro que dominaba en su primera hora, y así surgió la división del tiempo en semanas de siete días.

Los sumerios que escribían en tablas de barro, nos heredaron la historia de Gilgamesh, un rey aventurero que va en búsqueda de la planta de la eterna juventud para lograr la inmortalidad. Gilgamesh tiene toda la sabiduría y construye la ciudad de Uruk, asimismo él narra la historia de un diluvio universal que luego sirve de base para el que conocemos en el Genesis.

Los acadios

Posteriormente, el rey semítico de la ciudad de Kish, adoptó el nombre de Sargón, que significa “Rey legítimo”. Y construyó una nueva capital que llamó Acad. Desde allí inició campañas militares contra ciudades de los sumerios, que ampliaron su reinado hasta convertirlo en un imperio, que incluía toda Sumer y el reino de Elam.

Diversos historiadores consideran al imperio acadio como el primer imperio histórico, ya que dominó y ocupó militarmente a otros pueblos. Sargón estableció un imperio cruel y represivo que levantó muchas insurrecciones populares, que fueron sofocadas a sangre y fuego. Instituyó el acadio como la lengua oficial del imperio, con lo que desplazó al sumerio.

La conquista brutal que realizaron los acadios sobre los pueblos sumerios generó una gran confusión entre estos, ya que los acadios hablaban una lengua semita que nadie entendía pero que estaban obligados a aprender. En el imaginario popular surgió la explicación que esta invasión era un castigo de los dioses por su desobediencia.

Y surgió la leyenda que hubo un tiempo en que todos hablaban la misma lengua, o sea el sumerio, pero que un día los dioses los castigaron obligándolos a hablar dos lenguas (el sumerio y el acadio). Y esto lo relacionaban con la construcción de los zigurats, edificaciones para acercarse al cielo que provocaron la cólera de los dioses por este atrevimiento de los humanos. Los dioses castigaron esta osadía con la confusión de las lenguas. Y esto lo colocaron antes del diluvio, como medida de salvación por si acaso los dioses pensaban en realizar otra hecatombe.

Hammurabi y los antiguos babilonios

Escultura de piedra muestra Hammurabi, rey de Babilonia, antes de una deidad. Creó uno de los primeros códigos legales escritos, alrededor del año 1800 aC:

Los acadios fueron reemplazados por los amoritas. Entre los amoritas sobresalió Hammurabi como gobernante sabio que codificó la legislación de su época e inició el imperio babilónico. El reinado de Hammurabi se vincula a la ciudad de Babilonia que pasó a convertirse en al capital del imperio así como Marduk pasó a ser el dios supremo. Estos antiguos babilonios consideraban a su ciudad como el ombligo del mundo. La lengua babilonia sustituyó al acadio como la lingua franca aceptada en el comercio y la diplomacia en esta región.

“Para que el fuerte no dañe al débil, para hacer justicia al huérfano y a la viuda, el rey Hammurabi de Babilonia ha escrito sus preciosas palabras en una estela…”así inicia el famoso Código de este monarca babilónico. Se considera que fue Shamash el que dictó estas 282 leyes a Hammurabi. Babilonia es para esta época tanto una sociedad esclavista como un imperio. Esta ciudad fue adonde fueron llevados cautivos los judíos y muchos otros pueblos del Oriente Medio. En Babilonia, luchaban los awilu, los amos, contra los wardu, los esclavos.

Los asirios y Nínive

En este mismo territorio, los asirios construyeron un imperio que sembró el terror

 

Asera: Esposa de El y madre de los Elohim


asera

¿Pudo ser Yahvé el único Dios de Israel, o por el contrario los sacerdotes editores de la Biblia eliminaron del texto sagrado a la diosa madre?

El arqueólogo norteamericano William Dever lleva más de 20 años investigando a Asherah y resalta que se han hallado en Israel más de 40 referencias a Asherah, de modo que con toda seguridad los autores de la Biblia la conocían.

Ashera o Asera… era la principal deidad femenina canaanita esposa de ÉL (primer Dios cananeo, padre de los dioses y de los hombres que representaba la omnipotencia), aunque también era representada como la diosa Athirat (señora del mar) o como Astarté (es el complemento de Inanna en la mitología sumeria, de Ishtar en los mitos babilónicos y asirios). El nombre Astarté suele encontrarse en los primeros libros del Antiguo Testamento.

 

 

 

Asherah se la menciona en la Biblia en:

-Levítico (18-21) ” No darás hijo tuyo para ser ofrendado a Moloc, no profanarás el nombre de tu Dios”

-1 Reyes (11-5) “Y se fué Salomón tras Astarté, diosa de los sidonios y tras de Milcom, abominación de los amonitas”.

-2 Paralipómenos (28-3) “Ajaz rey de Judá hizo imágenes de Baal y quemó perfumes en el valle de los hijos de Hinnón y pasó a sus hijos por el fuego, según las abominaciones de las gentes que Yahvé había arrojado ante los hijos de Israel”.

En Tell-Arad se ha descubierto un templo donde probablemente Yavhé y Asherah eran conjuntamente adorados. En su Santa Santorum se encontraron 2 piedras verticales de culto, una más grande que representaba a Yavhé y otra más pequeña que representaba a Asherah. Por otro lado en el patio exterior del templo había otro altar donde se han encontrado cuencos sacerdotales con cenizas de huesos de animales con lo que se sugiere era un lugar de culto. Además sobre la base del Templo se encontró un león de bronce, teniéndose en cuenta Asherah se asocia a la figura del león.

Cambiando de paisaje, nos vamos a la antigua ciudad de Dan, allí el arqueólogo Abraham Biram en los años 60 comenzó diversas excavaciones, descubriendo un piedra con forma de plataforma elevada de 18 m2: Se trataba de un altar primitivo.

Pero el descubrimiento más importante se protagonizaria en fechas más recientes, en 1992 cuando en dicho emplazamiento apareció una instalación de 5 piedras verticales y un banco con 25 vasijas a su lado, llegándose a la conclusión de que allí había 5 pilares sagrados para las ofrendas a la divinidad, pero ¿Qué dioses eran adorados en Tel Dan?

En 1968 Dever descubrió en una tumba de las colinas de judea una inscripción que dice: ” Y los salvó de sus enemigos gracias a Asherah”. Una década después encontró otra inscripción en lo que fuese un almacén de vasijas de un antiguo santuario, al Este del Sinaí, en la inscripción hebrea puede leerse: ” Que esta persona sea bendecida por Yahvé y su esposa Asherah”. Sin embargo, la arqueóloga Carol Mayers piensa que Asherah no existió como diosa, sino que únicamente se trataba de un símbolo de fertilidad, símbolo con atributos que más tarde los Israelitas incorporarían enteramente a Yahvé. Para Mayers, Yahvé engloba lo masculino y femenino.

Para dicha investigadora :Ni las inscripciones, ni los text bíblicos y extrabíblicos muestran la posibilidad de que Yahvé y Asherah fueran una pareja divina que estimularan la fertilidad mediante su unión.

Lo cierto, es que a lo largo de estos últimos años se han encontrado cientos de estatuillas que representan ese símbolo de fertilidad. Para Dever son algo más que símbolos. Son representaciones de la diosa madre. Sin embargo ninguna de estas lleva el nombre de Asherah. Curiosamente una cabeza de estas figuritas fue encontrada en tre las ruinas de Dan. ¿Tal vez Asherah?

Uno de los ejemplos del arte israelita es una ofrenda en terracota de 3000 años de antigüedad que curiosamente representa una maqueta de un templo. Encima hay un toro con el disco solar, debajo 2 leones alados custodiando una entrada vacia. En la parte inferior aparece un par de leones y entre ellos un esbozo femenino que representa para Dever: a Asherah, e incluso afirma que su culto pudo haberse mantenido en tiempos de Salomón.

En los años 60 se descubrió una cueva cerca del monte del Templo ( Jerusalén) con cientos de fragmentos de estatuillas femeninas rotas. Estas estatuillas para algunos estudiosos han sido consideradas como los restos supervivientes al mandato impuesto por el rey Josias, de romper todas las vasijas y figuras que representasen a Baal y a Asherah. Dichas figuras datan entre los siglos VIII y VI a.C.

ASTARTE

Entonces si Asherah era la esposa de Yavhé, ¿ por qué tanto empeño en borrarla del culto hebreo? Los sacerdotes ortodoxos dela época no podían soportar ver como las mujeres desarrollaban un culto aislado a Asherah, que podría perjudicar al Yavhismo.

Esto último no es compartido por Mayers quien afirma que los redactores de la Biblia no discriminaron a la mujer, sino que discriminaron cualquier influencia pagana.

Por último añadir que en la edad una secta mística judía introdujo una nueva entidad, se llamaba Shekináh, su función era de enlace entre el pueblo y Yahvé. ESa entidad era llamada a veces “La novia de Yahvé”, ¿ Tal vez una reminiscencia de Asherah?

 

Mitos y Leyendas


Se ha dicho que los “mitos” de centauros, sátiros, unicornios, dragones, duendes, etc. fueron los resultados de experimentos genéticos tempranos de (Los Anunnaki).
El nombre Anunnaki, es un referente, Posiblemente fueran los llamados hijos de Anac, Anna-Ki.
Pero los textos Sumerios declaran que estas criaturas/monstruos eran aliados de Tiamat hasta que los dioses mesopotámicos se revelaron contra la tiranía de la reina Tiamat.

¿Eran los dragones originales de hecho,
Los Dioses Antiguos hablados en los textos?
¿Los Anunnaki destruyeron una civilización, la mítica tierra “antes de tiempo” (antes del “tiempo común reportado), y manoseando los códigos genéticos, intentando el genocidio en una escala global, y deliberadamente ocultaron alguna memoria de o referencia a esta civilización?
3efc4-trinidad_asiria2


En la mitología sumeria y otras mitologías se suelen representar a los dioses con alas, pero No, no tenían alas, simplemente eran capas, capas que al desplazarse en carros o es objetos de trasporte se les levantaba como si de alas se tratara.
Después viene también el mito o no tal mito de los carros voladores, realmente creo que si eran reales. Hay muchas posibles pruebas de esos carros voladores en las historias de muchas culturas. En los escritos de todas las culturas se habla de serpientes o dragones, dragones que son simplemente serpientes con alas, y en estas leyendas encontramos a la madre de todas, Tiamat, Tiamat era temida por todos y su poder destructivo era enorme, era la reina de los dioses mesopotámicos y como no de los egipcios. En Egipto seria representada como la diosa Maat, por que llegue a eso, (Tia-Maat). Simplemente por sus alas como el llamado Dios An(u) (Anu-nna) mesopotámico, ambos se representan con alas como si estuvieran montados en ellas… a la reina Tiamat se le conoce como el dragón, la Mamma, madre de todos los dioses. Después fue asimilada como un demonio.
La historia de esta diosa junto con los demás dioses y luchas, crearon nuevas historias, contadas por observadores de las épocas,
Y según esos observadores una gran lucha se genero en el cielo, esa lucha que relata la biblia no es otra que la de Tiamat y sus guerreros, por otro lado An, y sus mal llamados Anunnakis. En este caso se le dio a un guerrero todo el poder del que disponían los llamados Anunna-ki, para combatir a las fuerzas de Tiamat, ese guerrero se llamaba Marduk. Y como comenzó la guerra ¿?
Posiblemente por que Tiamat reclamo los minerales extraídos del planeta llamado entonces Ki, y su jefe minero se negó, y hay comenzó la guerra entre la reina de los Drago y los Igigi.

Si, Igigi hasta An(u) y sus hijos y colaboradores en Ki, posiblemente fuera un trabajador jefe de los Drago, en todo caso no se puede confirmar pero es lo mas posible.
Cuando dieron las armas a Marduk este pidió a cambio de matar a Tiamat ser el soberano del planeta (Rey de Reyes) o dios de dioses. De este modo comenzó el mito de Yahve= Marduk.
f93a1-marduk
También Marduk se extendió en otras culturas con diferentes nombres como Zeus, en todas ellas Dios monta en su carruaje con rayo en mano (rayo o Arma).

Crédito El arca de los dioses.
marduk-en-su-carro-de-fuego
En la foto Marduk montado en su carruaje portando un rayo en su mano.

 

La trinidad Suprema:


Trinidad suprema de dioses que forma el cielo inalcanzable y lejano.


Anu, el poderoso dios de la tierra,
Enlil dios de la guerra.
Ea,(Enki) conocimiento y la sabiduría.
Syn- dios de la luna,
Shamash dios del sol,
Adad el dios del trueno,
Ishtar – diosa de las fuerzas productivas de la naturaleza.
Marduk es considerado el hijo del dios Ea; después fue el dios de dioses, señor de la tierra y el cielo. (El).

Los sacerdotes o mensajeros de los dioses eran los emisarios que declaraban el conocimiento de los dioses y secular de su monopolio, proclamando el conocimiento secreto sabedores de todo lo que sucedía en el cielo y en la tierra, y todo lo que se refiere a los grandes dioses.
Las Posiciones sacerdotales o mensajeros de los dioses más altos se concentraban en manos de los gobernantes y Reyes.
Así, el antiguo rey de Uruk, Gilgamesh fue considerado por el nombre de “guardián del conocimiento secreto.”

Con el tiempo, los puntos de vista de los diferentes mensajeros “Sacerdotes” mensajeros dispares, que crecieron fuera del antiguo culto de la naturaleza y culto a los ancestros y decoradas en la era de la aparición de una especie de despotismo ideología esclavo de la deificación del rey y el poder real, transformado en un sistema teológico complejo.
El conocimiento de la teología y de la administración del complejo de culto religioso se convierte en una cuestión de sacerdotes especiales, llegándose a crear un enjambre de religiones, sin saber realmente su finalidad. Hoy los sacerdotes son mensajeros sin dioses que les administren los conocimientos.

Unas evidencias que se niegan


 

Evidencia de presencia Alienigena en nuestro pasado

En un comunicado el jefe del Departamento de Arqueología de la Universidad de El Cairo, el Dr. Ala Shaheen dijo en una audiencia que puede haber de verdad en la teoría de que los extraterrestres ayudaron a los antiguos egipcios a construir la más antigua de las pirámides, las pirámides de Giza.

 

Sin embargo, al ser interrogado por Marek Novak, un delegado de Polonia a la pirámide todavía puede contener tecnología extranjera o incluso un OVNI en su estructura, el Dr. Shaheen, respondió: “No puedo confirmar o negar esto, pero hay algo dentro de la pirámide que ”No es de este Mundo“.

Resultado de imagen de ovnis en la antiguedad medallon egipcio

Delegados de la conferencia sobre la arquitectura egipcia se quedaron sorprendidos, sin embargo el Dr. Shaheen se ha negado a hacer más comentarios o informar sobre los ovnis y los estados extranjeros.

Se cree que la gran pirámide que se ha construido en un período de 20 años. La pirámide es tan grande y tan perfecta que no sería capaz de construir algo así en nuestros días, tenemos la tecnología de hoy para cortar cada roca gigante varía de 1 a 20 toneladas de peso, y la gran pirámide consistía en más de 100,000 piedras. Pero los egipcios no tenían máquinas, motores o equipos de construcción. Así que la pregunta sigue en pie, ¿que o quien construyeron las grandes pirámides?

 

Las teorías sugieren que los egipcios construyeron estas pirámides, pero esto nos lleva a la pregunta de cómo los egipcios transportaron 20 toneladas de piedras y las pusieron perfectamente cientos de metros de altura 145,75 mts, 481 pies de altura. Algunos sugieren que construyeron una rampa con piedras que iban desde el suelo hasta la parte superior.

Piedras con tal ajuste perfecto que no entra o cabe una hoja de afeitar entre ellas.

La falla en esa teoría es que se tardaría más tiempo y se usarían mas piedras para construir la rampa que construir la pirámide. ¿Cuando se hizo la pirámide? ¿donde hicieron estas rocas?

Seguramente después de estas evidencias sólo se puede concluir que este tipo de tecnología es de origen Alienigena.

Asherah, la esposa de Dios, fue editada fuera de la Biblia.


Pagan_god_Astarte

Antes del monoteísmo patriarcal instaurado por el judeocristianismo en Occidente que ha formateado nuestra conciencia hacia el enaltecimiento de los valores masculinos de conquista, expansion y explotación de la naturelaza –dejando a un lado el sentir, las emociones, la intuición- es posible que yazga una concepción religiosa de la divinidad como una pareja, la Diosa Madre y el Dios Padre.

Información presentada por la investigadora de la Universidad de Exeter, Francesca Stavrakopoulos, apunta a que originalmente las grandes religiones abrahámicas –que son hoy los tres grandes monoteísmos- adoraban también a la diosa Asherah, junto a Yahveh (Asherah es a veces llamada Astarot, y es la misma deidad adorada como Ishtar por los babilónicos y Astarte por los griegos, arquetipo del divino femenino: Luna, Tierra Venus).

Stavrakopoulous basa su teoría en antiguos textos, amuletos y figuras encontradas enla ciudad de Ugarit, hoy Siria, en los que se revela que Asherah era una poderosa diosa de la fertilidad que se adoraba junto a Yahveh o Jéhovah.

En una vasija del siglo XIII encontrada en el desierto de Sinai, en Kuntillet Arjud, se pide bendición a la pareja divina. “Y ahora varias inscripciones similares han sido encontradas, todas las cuales fortalecen el caso de que el Dios de la Biblia tuvo una esposa”, dice la académica.

También es significativo la admisión bíblica de que Asherah fue adorada en el templo de Yahveh en Jerusalén y en el Libro de los Reyes se dice que una estatuta de Asherah yacía en el templo y que personal femenino tejía vestimemtas rituales para ella.

En el Libro de Jeremías existe una posible referencia a esta diosa cuando se habla de “La Reina del Cielo”.

A veces su nombre traduce como la diosa del árbol de la vida, pero también está vinculada con el mar en uno de sus nombres Athirat, rbt ʼaṯrt ym, rabat ʼAṯirat yammi, Señora del Mar o Aquella que camina sobre el mar.

Su otro epiteto en los textos ugariticos (un lenguaje semítico) es “qaniyatu ʾilhm”, “la creadora de los dioses” (Elohim).

En esos textos Athirat es la consorte del dios El; existe una referencia a los 70 hijos de Athirat, presumiblemente los mismos 70 hijos de El. También se le llama Elat, la contraparte femenina de El, en los textos acadios aparece como Ashratum, la esposa de Anu, el dios del cielo.

J. Edward Wright, del Arizona Center for Judaic Studies dice que “Asherah no fue editada del todo de la Biblia por sus editores masculinos, trazos de ella permanecen y evidencia arqueológica y referencias en textos de naciones en las fonteras de Israel permiten reconstruir su papel en las religiones del Levante”.

Otras referencias a esta diosa en la Biblia derivan del libro de Deuternomio, en un marco siempre hostil. El Rey Manasseh es juzgado como alguien que hizo mal ante Dios cuando colocó el poste, símbolo del árbol de Asherah (¿el ash tree de los druidas, axis mundi?), en el Templo. El Rey Hezekiah, que removió el símbolo de Asherah del Templo y lugares sagrados fue alabado como el más justo de los reyes. Los profetas Isaías, Jeremías y Micah también condenan la idolatryí de Asherah, ya que según ellos aleja de la adoración del dios único y verdadero. Esto nos da idea de como la diosa femenina, del árbol de la vida, del mar y del cielo, fue equiparada con la falsa idolatría, con Baal, y se alejó al hombre de la adoración de la pareja divina y de la mujer, probablemente en ediciones subsecuentes de la Biblia, editada por hombres que quizás más que ser fieles a la sagrada escritura y a los documentos históricos, hicieron una operación de inteligencia y una programación neurolingüística de la sociedad, destinada a mantener en el poder a la casta sacerdotal masculina, reprimiendo el polo femenino de la divinidad.

inside-the-sistine-chapel-130311-3b.st.peters

 

THE GIST
– God, also known as Yahweh, had a wife named Asherah, according to a British theologian.

– Amulets, figurines, inscriptions and ancient texts, including the Bible, reveal Asherah’s once prominent standing.

God had a wife, Asherah, whom the Book of Kings suggests was worshiped alongside Yahweh in his temple in Israel, according to an Oxford scholar.

In 1967, Raphael Patai was the first historian to mention that the ancient Israelites worshiped both Yahweh and Asherah. The theory has gained new prominence due to the research of Francesca Stavrakopoulou, who began her work at Oxford and is now a senior lecturer in the department of Theology and Religion at the University of Exeter.

Information presented in Stavrakopoulou’s books, lectures and journal papers has become the basis of a three-part documentary series, now airing in Europe, where she discusses the Yahweh-Asherah connection.

“You might know him as Yahweh, Allah or God. But on this fact, Jews, Muslims and Christians, the people of the great Abrahamic religions, are agreed: There is only one of Him,” writes Stavrakopoulou in a statement released to the British media. “He is a solitary figure, a single, universal creator, not one God among many … or so we like to believe.”

NEWS: Jesus’ Great-Grandmother Identified
“After years of research specializing in the history and religion of Israel, however, I have come to a colorful and what could seem, to some, uncomfortable conclusion that God had a wife,” she added.

Stavrakopoulou bases her theory on ancient texts, amulets and figurines unearthed primarily in the ancient Canaanite coastal city called Ugarit, now modern-day Syria. All of these artifacts reveal that Asherah was a powerful fertility goddess.

Asherah’s connection to Yahweh, according to Stavrakopoulou, is spelled out in both the Bible and an 8th century B.C. inscription on pottery found in the Sinai desert at a site called Kuntillet Ajrud.

“The inscription is a petition for a blessing,” she shares. “Crucially, the inscription asks for a blessing from ‘Yahweh and his Asherah.’ Here was evidence that presented Yahweh and Asherah as a divine pair. And now a handful of similar inscriptions have since been found, all of which help to strengthen the case that the God of the Bible once had a wife.”

Also significant, Stavrakopoulou believes, “is the Bible’s admission that the goddess Asherah was worshiped in Yahweh’s Temple in Jerusalem. In the Book of Kings, we’re told that a statue of Asherah was housed in the temple and that female temple personnel wove ritual textiles for her.”