EDEN:


mesop1

En la Baja Mesopotamia existían asentamientos humanos desde el Neolítico como demuestra la cultura de Jarmo, (6700 a. C. – 6500 a. C.) y en el Calcolítico las de cultura Hassuna-Samarra (5500 – 5000 a. C.), El Obeid (5000 – 4000 a. C.), Uruk(4000 – 3200 a. C.) y Yemdet Nasr (3200 – 3000 a. C.)

Según algún estudio los sumerios fueron “extranjeros de caras negras”.

cabeza negra

También algunos estudios proponen que los sumerios provenían de la cultura que fundo la ciudad de Mohenjo-Daro. Esta antigua ciudad es considerada capital de la civilización del Indo.

mohenjo2

De acuerdo a la arqueología oficial, Mohenjo-Daro existió al rededor del 2600, sin embargo, nuevas investigaciones han llegado a los sorprendentes resultados de datación de unos 13.000 a.C años de antigüedad.

Parte de las evidencias que apoyan esta hipótesis, son los restos de esqueletos encontrados en las excavaciones en 1960 que datan de 8.000 a 12.000 a.C.

Después se provoco un éxodo, exodo que pudiera haber sido por algún cataclismo o una gran guerra.

urk

Más tarde apareció la cultura de la ciudad de Uruk.

Con ella llego las nuevas culturas, religiones, nuevas organizaciones sociales.

Según las historias sumerias hay nació la civilización humana, y el comienzo se llamo EDEN.

«Edén» una palabra hebrea de origen acadio que significa “placer”.

 eden

“Un río salía del Edén para regar el jardín, y desde allí se dividía, y se convertía en cuatro cabezas, llamados:

Río Pisón, que se dice, rodeó toda la tierra de Havila (Arabia);

El río Gihón, que habría rodeado toda la tierra de Cus (Etiopía);

El río Hidekel (río Tigris); que iría al oriente de Asiria;

Y el río Éufrates.

Eden (1)

La situación de los dos primeros confundió durante mucho tiempo a los estudiosos. Juris Zarins, de la Universidad del estado del Suroeste de Missouri, cree que un río hoy llamado Karun, que nace en Irán y fluye hacia el Golfo Pérsico, es el Gihón y que un lecho seco en el desierto de Arabia Saudí contuvo en su tiempo las aguas del Pisón Según este científico, el Edén se hallaba situado en la confluencia de los cuatro ríos en la región del Golfo Pérsico. Esta era un área de hace unos 32000 años gozó de un clima saludable, pero que en el 15000 a.c. se volvió árida, obligando a emigrar a los pastores y nómadas que allí vivían. Alrededor del 6000- 5000 a. C. el clima cambió de nuevo y las áridas extensiones del este y del nordeste de Arabia Saudí y el suroeste de Irán florecieron de nuevo.

gilgarmer

Del mismo modo que sucede con la historia bíblica del Diluvio universal, y la historia de Gilgamesh de la Mitología sumeria; se pueden encontrar puntos u origen en común, o influencia de mitos anteriores en la historia bíblica de la creación del Hombre.

Así, en el Enûma Elish (poema babilónico que narra el origen del mundo), comenzó con un jardín; siendo el mundo creado por Tiamat (una diosa babilónica con forma de serpiente gigante).

En el mitología Sumeria, más específicamente en el Mito de Enki y Ninhursag, el dios sumerio Enki cedió una costilla para crear a la diosa Ninti. Igualmente en la mitología Sumeria, en unas tablilla cuneiforme encontrada en Nippur se habla de una tierra pura y brillante que no conocía la enfermedad ni la muerte.

En este pacífico reino el rey de las aguas, Enki, hacía que el agua dulce permitiera crecer un frondoso jardín.

Aquí fue donde se  menciona que el dios Enki creó a los seres humanos y en un lugar donde el hombre podía vivir sin miedo a los animales, un lugar sin terror; pero posteriormente Enki descubrió que los humanos tenían un comportamiento inadecuado, y por ello los expulsó de este paraíso., Así en el poema de Gilgamesh la diosa Aruru (Ninhursag) asistió a Enki en la creación de la especie humana: este le ordenó a su madre Nammu, que formara al hombre de “la arcilla que está encima del abismo”. (Igualmente en la mitología egipcia, el dios Khnum da forma al cuerpo de los seres humanos a partir de barro en una tornera de alfarero).

En la historia de Gilgamesh, posteriormente además se describe como Gilgamesh busca el secreto de la vida eterna, encontrando el fruto del árbol de la vida, el cual le es arrebatado por la serpiente. (Tiamat) Igualmente relacionado con el mito de la serpiente bíblica y los Árboles del conocimiento del bien y el mal, y el de la vida, encontramos igualmente el mito sumerio de la deidad Ningizzida, a quien se le conocía como el o la “Señor/a del árbol de la vida”; y quién era descrita a veces como una serpiente con cabeza humana.

tell

En los archivos de El-Amarna, como en la biblioteca de Asurbanipal, se encontraron fragmentos del relato del primer hombre “Adapa“, nombre fonéticamente similar al Adán hebreo. Adapa habría arrancado las alas a un demonio del aire en un momento de furia, por lo que Anu, el dios del cielo lo llamó al cielo a rendir cuentas. El dios Ea, padre de Adapá, comprendiendo el peligro le advirtió que no comiera ni bebiera nada. Pero Anu se apaciguó al verlo y le perdonó. Ordenó a sus servidores que le dieran del pan y el agua de la vida eterna, pero Adapá, ya advertido, se negó a probarlos. Enfurecido Anu le expulsó, y así Adapá, por un malentendido perdió la oportunidad de la inmortalidad.

En el arte asirio y fenicio es muy recurrente la escena de los querubines o espíritus protectores custodiando el árbol de la vida en la figura de la palmera datilera, tema que también es descrito en la Biblia como adornando el templo de Salomón.

 beroco

El primer conocimiento que tenemos aparte de Génesis de la biblia.

Una tradición similar vino a nosotros con Beroso, sacerdote de Babilonia, al rededor de 260 a.C. El trabajo de Beroso sobre astronomía y astrología fue traducido al griego, basando su historia en archivos del Templo de Marduk, copiados a su vez de inscripciones primitivas, muchas de las cuales han sido descubiertas; de su obra solo se pueden encontrar extractos en Josephus y Eusebio. De Beroso tenemos una lista de diez reyes quienes gobernaron el mundo antes del Diluvio (10 Reyes Longevos de Sumeria), que reinaron entre 10.000 a 60.000 años cada uno de ellos. “En los días de Xisuthro (Zinsuddu) –dice Beroso– ocurrió el Gran Diluvio”

 alulim

Reinados más longevos de Mesopotamia:

Alulim Eridú 28,000 años

Alalmar Eridú 36,000 años

Emenluanna Badgurgurru 43,000 años

Kichunna Larsa 43,000 años

Enmengalanna Badgurgurru 28,000 años

Dumuzi Badgurgurru 36,000 años

Sibzianna Larak 28,000 años

Emenduranna Sippar 21,000 años

Uburrato Shuruppak 18,000 años

Zinsuddu

Utnapishtim

 Enlil

Figuras mitológicas adoradas por los sumerios, antediluvianas es posible citar:
An (o Anu), dios del cielo;
Nammu, la diosa-madre;
Inanna, la diosa del amor y de la guerra (equivalente a la diosa Ishtar de los acadios);
Enki en el templo de Erido, dios de la beneficencia, controlador del agua dulce de las profundidades debajo de la tierra;
Utu en Sippar, el dios sol;
Nanna, el dios luna en Ur;
Enlil, el dios del viento.

adan

Los más longevos que menciona la biblia:

Adan: 930 años

Set: 912 años

Enósh: 905 años

Keinán: 910 años

Mahalalél: 895 años

Iéred: 962 años

Janój: 365 años

Metushélaj: 969 años

Lémej: 777 años

Nóaj: 950 años

 despues

“los mas longevos sumerios, Después del diluvio”

Kullassina-bel: 960 años

Nangishlishma: 670 años

En-tarah-ana: 420 años

Babum: 300 años

Puannum: 840 años

Kalibum: 960 años

Kalumum: 840 años

Zuqaqip: 900 años

Atab: 600 años

Mashda: 840 años

Arwium: 720 años

Etana de Kish: 1500 años

Balih: 400 años

En-me-nuna: 660 años

Melem-Kish: 900 años

Barsal-nuna: 1200 años

Zamug: 140 años

Tizqar: 305 años

Ilku: 900 años

Iltasadum: 1200 años

Mebaragesi (que conquistó Elam): 900 años

Agga: 625 años

 ebla

Fechadas aproximadamente 2500 años A.C, las tablas de Ebla nos brindan una importante información con respecto a la historia de las religiones.

El aspecto mas importante de las Tablas de Ebla, descubiertas por arqueólogos en 1975 y que han sido objeto de investigación y debate desde entonces, contienen los nombres de tres de los profetas que se mencionan en las sagradas escrituras.

El descubrimiento tras miles de años de las Tablas de Ebla y la información que estas contienen es extremadamente importante para la

esclarificación de la localización geográfica de las sociedades reveladas en el Corán.

Aproximadamente 2500 años A.C, Ebla era un reinado que comprendía a Siria capital de Damasco y el sudeste de Turquía.

Este reinado, alcanzó su cumbre económica y cultural, pero posteriormente como ha pasado a otras grandes civilizaciones desapareció del escenario histórico. El reinado de Ebla, según los datos obtenidos, era aparentemente el mayor centro cultural y comercial de la época. (1) La población de Ebla fue una civilización que estableció archivos estatales, construyó bibliotecas y registró contratos comerciales de forma escrita. Incluso tuvo su propia lengua llamada “eblaita “.

Historias de Religiones Muertas

La verdadera importancia del reinado de Ebla, es considerada como un gran suceso para la arqueología clásica a partir de su descubrimiento en 1975, cuando se descubren 20.000 tablas y fragmentos cuneiformes.

Este hallazgo fue cuatro veces mas importante que todos los textos cuneiformes hallados hasta la fecha por los arqueólogos con respecto a los últimos 3.000 años.

Cuando la lengua utilizada en las tablas fue descifrada por el italiano Giovanni Pettinato, epígrafo de la Universidad de Roma, la magnitud de su importancia fue mejor comprendida. Como resultado de esto, el hallazgo del reinado de Ebla y su magnifico archivo estatal, cobra importancia no solo para los intereses arqueológicos, sino tambien para el interés de los circulos religiosos.

Esto era debido a que junto a los nombre de Michael (Mi- ka-il) y Talut (Sa-u-lum), quien lucho junto al Profeta David, contienen también los nombres de los profetas mencionados en los tres sagrados libros: El Profeta Abraham (Ab-ra-mu), el Profeta David (Da-u-dum) y el Profeta Ismael (Ish-ma-il). (2).

La importancia de los nombres en las Tablas de Ebla

Los nombres de los profetas identificados en las Tablas de Ebla son de gran importancia a la vez que era la primera vez que se había hallado en documentos históricos de tal antigüedad. La aparición en las tablas del nombre del Profeta Abraham certifica que el Profeta Abraham y la religión traída por él existió con anterioridad a la Tora.

Los historiadores analizan las tablas de Ebla desde esta perspectiva, y el mayor descubrimiento con respecto al Profeta Abraham y su misión, se ha convertido en objeto de investigación en relación con la historia de las religiones. David Noel Fredmann, argueólogo Americano e investigador de la historia de las religiones, confirma, basado en sus estudios, los nombres tanto del profeta Abraham como el de Ismael en las tablas.

Otros nombres en las Tablas

Como anteriormente hemos señalado, los nombres de los profetas de las Tablas, son los que los tres sagrados libros hacen referencia, y las Tablas son mucho mas antiguas que la Tora.

Además de estos nombres en las tablas se mencionan otros asuntos y nombres de lugares, de lo cual podemos comprobar que los eblaitas eran grandes comerciantes.

Los nombres de Sinai, Gaza y Jerusalem, no muy lejanos a Ebla, aparecen también en los textos, mostrando como los eblaitas poseían contactos comerciales y culturales con estos lugares.

Un importante detalle que comprobamos en las Tablas son los nombres de Sodoma y Gomorra, donde vivió la gente de Lot. Es sabido que Sodoma y Gomorra era una región a orillas del Mar Muerto donde la gente de Lot vivió y donde el profeta Lot comunicó su mensaje llamando a su gente a vivir bajo unos valores religiosos. Junto a estos nombres, en las Tablas de Ebla, se menciona la ciudad de Iram, la cual aparece en los versos de Corán.

El aspecto mas importante de estos nombres, a parte de ser comunicados por los profetas es que nunca habían aparecido en otros textos. Esta importante documentación demuestra que los profetas que comunicaron el mensaje de una verdadera religión en aquella época se extendió por estas regiones.

En un artículo de la revista Reader’s Digest se concluyó que se produjo un cambio en la religión eblaita durante el reinado del Rey Ebrum, y la gente comenzó a añadir prefijos a sus nombres con el fin de exaltar el nombre de Dios Todopoderoso.

La promesa de Dios es verdadera…

La historia de Ebla y sus Tablas las cuales fueron descubiertas 4.500 años después, apuntan una gran verdad: Dios envió mensajeros a Ebla, como lo hizo a otras comunidades, llamando a sus gentes a la religión verdadera.

Unos se unieron a la religión que les llegó alcanzando así el camino recto, mientras otros en cambio se opusieron al mensaje de los profetas prefiriendo una vida perversa. Dios, Señor de los cielos, la tierra y entre lo que ellos hay, revela esto en el Corán:

Hemos enviado un mensajero a cada comunidad: “adorar a Allah y apartaos de los Taguts.”
Y hubo entre ellos a quien Allah guió, pero hubo en quien se hizo realidad el extravío.
recorrer pues la tierra y ved como acabaron los que negaron la verdad. (Coran, 16:36).

tablillas

 

2 Respuestas a “EDEN:

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s